Qué es EQ Power, la nueva movilidad inteligente desarrollada por Mercedes-Benz

Qué es EQ Power, la nueva movilidad inteligente desarrollada por Mercedes-Benz

La nueva SUV híbrida enchufable de la marca alemana suma emoción y sustentabilidad para el cambio de época automotriz.

Se puede hablar de movilidad, en lugar de hablar solo de autos. Emoción e inteligencia aparecen en un deseo que no se queda en el transporte. Los paradigmas están cambiando en la industria automotriz y uno de los protagonistas de este giro es Mercedes-Benz, hecho confirmado desde que lanzó su nuevo modelo de SUV híbrido enchufable.

Con esa movida apuesta a un cambio de época: la de la gestión sustentable y de la tecnología aplicada a propulsiones alternativas y nuevas experiencias para el usuario.

La novedad parte del concepto: EQ. Significa “inteligencia eléctrica” y reúne dos valores que la marca alemana busca realzar, como lo son la emoción y la inteligencia. Así, EQ ha pasado a convertirse en una marca paraguas del core brand Mercedes-Benz, incluyendo un ecosistema de productos, servicios y tecnologías.

Las marcas Mercedes-AMG y Mercedes-Maybatch quedan embebidas dentro de este nuevo concepto de movilidad, detallaron en la empresa.

De ahora en más, EQ queda asociada entonces como marca de los vehículos eléctricos a batería, mientras que EQ Power identificará a los híbridos.

El nuevo modelo de SUV mediano GLC 350 e 4MATIC , el primero de alta gama con estas características, fue lanzado en Argentina el año pasado y define por sí solo las líneas de este nuevo concepto.

Se trata de un vehículo híbrido, es decir que utiliza tanto combustible como electricidad, mediante el sistema por el cual la propia propulsión a combustible y el sistema inteligente de ahorro de energía en frenado recargan la batería eléctrica de alto voltaje de iones de litio.

Pero la diferencia, en este caso, es que a la vez es enchufable (sistema plug-in) para la recarga de baterías y el mejor aprovechamiento de su modo eléctrico, con menor consumo y emisiones. Esto aumenta exponencialmente su usabilidad y la alternativa de alcanzar largas distancias, ya que la carga se puede hacer desde la red doméstica y no requiere exclusivamente de estaciones especiales.

Propulsión combinada

La combinación de uso a combustible y electricidad se produce de forma automática de acuerdo a la necesidad de propulsión, produciendo un fuerte ahorro de combustión. En marchas bajas, por ejemplo, el vehículo se adapta al uso de su batería eléctrica, produciendo además una sensación de confort en el manejo y andar sereno.

Aunque, el modelo cuenta también con la posibilidad de elegir entre distintos programas, como el Sport.

Esto es posible gracias una gran cuota de innovación tecnológica y no significa, por la misma razón, una ausencia de potencia y emoción. El motor tiene una cilindrada de 1.991 con 211 CV y una aceleración de 0 a 100KM de 5,9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 235 KM por hora. Aunque quizás el dato también llamativo es que su consumo mixto de combustible es de entre 2,5 y 2,7 litros cada 100 KM.

La GLC 350 e 4MATIC puede recorrer hasta 34 km en régimen exclusivamente eléctrico, con una velocidad máxima en esa modalidad de 140 km/h. La batería se puede recargar en 2 horas si es en una estación de carga, y en poco más de 4 horas si se conecta a una toma de corriente doméstica.

Usuarios que miran al futuro

La apuesta de Mercedes-Benz de todos modos es poner la energía no solo en el motor, sino principalmente en el cliente/usuario. Y EQ apunta a un target imbuído también por el ideal de sustentabilidad e innovación. “Early adopters” que buscan ser los primeros en experimentar las nuevas tecnologías y emociones nuevas.

En esto juegan un rol fundamental la movilidad disponible (como es el caso de la posibilidad de recarga de baterías a través de la red doméstica de electricidad), los aspectos funcionales que aportan al medio ambiente y la emocionalidad vinculada al diseño atractivo y un estilo de conducción diferente: potente y sereno a la vez.

Los usuarios de EQ Power pueden caracterizarse por su apertura mental, su visión orientada al futuro, el consumo responsable, y el balance entre ambición y placer.

En definitiva, se puede definir a este nuevo target como verdaderos agentes de cambio.

Impulso al cambio

Esta voluntad de cambio tiene también su correlato en la industria automotriz y en la agenda pública, con el foco puesto en la sustentabilidad.

En el caso de Daimler, existe un fuerte compromiso con la responsabilidad empresaria para desarrollo: desde 1999 se constituyó  como promotor del Grupo Lead del Pacto Global de las Naciones Unidas y promueve los 10 Principios referidos a los Derechos Humanos, los derechos laborales, el medioambiente y la lucha contra la corrupción en su estrategia de negocio.

Además de las medidas que a nivel mundial imponen restricciones para la emisión de CO2 y de la baja de costos que viene adquiriendo la tecnología de propulsión eléctrica, en la Argentina se han adoptado incentivos para este tipo de metas, como la reducción impositiva aplicada en 2017 por decreto gubernamental, para vehículos de fabricación nacional que utilicen tecnologías alternativas al motor de combustión tradicional.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí