Sputnik, el nombre de la vacuna rusa y también de los dos autos más famosos de ese país

Uno de los autos rusos que llevó el mismo nombre de la vacuna actual fue símbolo de la reunificación alemana. El otro fue un Lada, que se pensó como el primero para exportar desde la Unión Soviética

Cómo se llama la vacuna rusa: Sputnik, como los dos autos más famosos de ese país

Ya hay una Sputnik en la heladera del presidente Alberto Fernández y millones de dosis encargadas para que lleguen a los argentinos cuando sea posible. También en un Sputnik viajó la perra Laika en los comienzos de las misiones espaciales de la Unión Soviética y entre la pandemia y la Guerra Fría también supieron llevar ese nombre dos autos que fueron los más famosos de la región.

Una nota publicada por el sitio especializado Autoblog recorrió la historia de estos dos modelos que recuerdan los nostálgicos amantes de los autos que hoy repiten el esa palabra que significa "compañero de viaje" en ruso.      

"En la ola triunfalista por el logro de los satélites, las dos marcas de autos más famosas de la región soviética lanzaron en su momento dos modelos con el nombre Sputnik", relata la nota.

"El Trabant se comenzó a fabricar en Alemania en 1957 y se presentó en la Unión Soviética a comienzos de 1958. Se lo conoció como Trabant спутник ('Sputnik'). El nombre aprovechaba la conquista espacial, aunque resultaba una verdadera redundancia, gracias a una mezcla de idiomas. En alemán, la palabra 'Trabant' deriva del vocablo antiguo 'drabant', que se puede utilizar tanto para definir a un 'satélite' como a un 'compañero de viaje'", detalla.

El Trabant se compraba mediante un sistema de cuotas mensuales, donde el cliente podía llegar a pagar durante varios años e incluso décadas importantes sumas -actualizadas de manera periódica por la inflación- antes de recibir la unidad asignada a su cupo. Ese fue, según analiza el artículo, el antecedente soviético de los planes de ahorro argentinos.

En Autoblog recuerdan que el Trabant pasó a la historia con apodos más amistosos, como “Trabbi” o “Trabi”. Se fabricó en Alemania Oriental durante casi 30 años y se convirtió en un símbolo de la reunificación alemana, tras la caída del Muro de Berlín, en 1989.

"Un poco más cerca en el tiempo, la automotriz rusa Lada presentó en 1984 el modelo Samara. Fue el primer auto ruso pensado para exportar desde la Unión Soviética a todo el mundo. Sin embargo, su nombre comercial para el mercado interno volvió a ser un homenaje al satélite más famoso: se llamó Lada спутник (“Sputnik”)", precisa Carlos Cristófalo que además se pregunta si "la anunciada vacuna rusa, ¿caminará sobre ruedas?".