Nueva normalidad

Este sector se reconvirtió en pandemia y ahora no deja de crecer

Las pinturerías pyme aumentaron la venta de productos a base de agua, creció el consumo de envases más chicos y cambió la estrategia comercial

Adecuarse a la realidad que les toca vivir es nuevo el reto del sector pinturerías para salir adelante. "En lo que va del año, considerando los valores acumulados a septiembre 2021, la demanda de pinturas creció un 70% respecto al mismo período 2020, con lo cual estimamos un buen año", señala Juan Martín Micelli, presidente de la Cámara Argentina de Pinturerías (Capin), que nuclea a casi 100 pintureros en todo el país.

Desde Capin asocian el alza de la demanda a los nuevos hábitos de consumo. Creció la venta de envases más pequeños, utilizados para proyectos puntuales; se disparó la venta de productos base agua, y se aceleró el uso de las redes sociales como Instagram y Facebook. Sumado al interés por los webinars de tendencias, soluciones y metodologías de aplicación de productos tanto de parte de los consumidores como de los profesionales.

El distanciamiento social y los pedidos de permanecer cada uno en su casa alertaron a los ciudadanos a realizar mejoras en sus ambientes y a renovar el color de los diferentes espacios. "El segundo semestre del 2020 fue uno de los mejores de los últimos años, si bien la Cámara no maneja cifras oficiales, podemos estimar que el mercado creció entre un 45 y un 50% en pesos respecto al 2019", indica Micelli.

Transformación del sector

Entretanto, Marcelo Basgall, gerente general y dueño de Universo, una pyme creada en agosto de 1994, opina que "definitivamente, el rubro tuvo una dinámica "muy activa" durante la restricción de movilidad de la pandemia". Catalogó a un 2020 como una época de buenas ventas, pero también de mucha exigencia y nuevas variables para controlar.

"No sólo nos enfocábamos en generar mejor facturación sino en ser eficientes en el abastecimiento y en las entregas de mercadería, pero sin incumplir con todos los protocolos que exigía la situación pandémica", expresa el empresario.

Debido a la transformación de la comercialización y el retail en general, desde la firma santafesina sostienen que fue todo un desafío adaptarse a estas nuevas formas de comunicación. Y la reconversión no se hizo esperar.

En estos últimos años, establecieron alianzas con influencers; y consolidaron campañas vanguardistas de publicidad como Hot Sale, Cibermonday, Black Friday y campañas relacionadas a eventos y acciones, que se ejecutaron en la virtualidad, posicionándose así, como la cuarta empresa a nivel nacional en influencia en el marco virtual.

En cuánto a los porcentajes de ventas, Universo maneja una caída aproximada del 10% en comparación al mismo período del año pasado y pasaron de vender 580.000 litros a 525.000 litros de pintura en el último trimestre de este año.

Para el 2022, esperan recuperar la caída del 2021 y superar los 2,5 millones litros de pintura vendidos. Otro de los proyectos que tienen en carpeta es la apertura de nuevas sucursales, dentro de lo que es el interior del país.

E-commerce, una tendencia creciente

Al respecto, Guillermo Ortega, gerente de la red Sui Color, acredita que en el caso de su pyme los arreglos y pinturas que se realizaron el año pasado por la pandemia fueron chicos. "La gente pintó algunas paredes, puertas, ventanas... no más que eso. Por lo cual, fue un año muy malo para Sui Color por la pandemia".

Y agrega "Sí, sucedió que hubieron competidos muy grandes que han ido creciendo en los últimos años. Otros como nosotros, que somos más chicos, que siempre tratamos de diferenciarnos para poder competir. Otro punto a destacar es que las grandes fábricas de pinturas están invirtiendo mucho en publicidad y probablemente eso ayude un poco a mover el sector, sobre todo para los particulares".

En números el total de la facturación 2020 fue de $ 120 millones aproximadamente. En relación a las ventas en la actualidad, estiman haber crecido un 20% en comparación al 2020 en cuanto a las ventas de litros sin tener en cuenta la inflación.

Para este año, proyectan una facturación, entre $ 240 y 250 millones estimados anuales; y para el 2022, una facturación de $ 300 millones anuales.

Desde la firma cuentan con un outlet con productos que pueden tener algún defecto como una lata abollada, la falta de una etiqueta o un color que no esté de moda y que por eso se encuentran en un precio hasta un 40% más económico. El outlet viene funcionando muy bien.

Además, tienen una marca propia de pinturas llamada "All Paint", donde se toma en consideración la venta en litros, pero -según comenta Ortega-, no representa un número significativo en cuanto a facturación.

Con "All Paint", el gran flujo de ventas está en las grandes obras, ya que se trata de productos de bajo precio.

¿Hay un nuevo consumidor?

Desde Capin observan un usuario más informado y más respetuoso del cuidado del ambiente. En este sentido, las pinturas de base acuosa han crecido respecto a las de base solvente, y continuarán en este camino, ya que son más fáciles de trabajar y tienen bajo olor. Otra tendencia en alza es el uso de los colores para pintar tanto interiores como exteriores. Y si hablamos de terminaciones, los texturados continúan su camino creciente y, "últimamente los consumidores se están animando a usarlo para ambientes interiores", revelan.

La tecnología avanza, pero la palabra asesora de un experto en el punto de venta sigue siendo clave. "El vendedor entiende muy bien cuáles son las necesidades del cliente: qué va a pintar, cuántos ambientes, qué superficie, colores, etcétera, y eso no lo soluciona un sitio web", concluye Juan Martín Micelli.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios