El financiamiento colectivo llegó al campo

Tres jóvenes ingenieros lanzaron Wuabi, una plataforma de crowdfunding para proyectos agropecuarios. De momento, reúne iniciativas por u$s 700.000, con rentas estimadas de hasta 12% en dólares. Ya participan más de 500 usuarios. 

Wuabi es una plataforma de crowdfunding para proyectos agropecuarios.

Wuabi es una plataforma de crowdfunding para proyectos agropecuarios.

El crowdfunding, o financiamiento colectivo, llegó al campo. Es que, recientemente (en noviembre obtuvo su carácter de SAS), comenzó a operar Wuabi, una plataforma destinada al sector agropecuario, que permite a los productores obtener financiación, diversificando los riesgos de las actividades y aumentando la inclusión financiera, además de ofrecer a los ahorristas la posibilidad de participar en oportunidades de economía real. “Nuestra visión es un campo sin fronteras y al alcance de todos”, detalla Alan Boryszanski, CEO de Wuabi, uno de los tres fundadores de la firma. 

El emprendimiento empezó a ponerse en marcha gracias a una inversión inicial de u$s 40.000 en Aportes No Rembolsables y otros u$s 10.000 provenientes de fondos propios de los tres ingenieros fundadores. "Cuando tuve mis primeros ahorros, sin tener familiares, amigos o conocimiento en el rubro, me acerqué a proyectistas agropecuarios (feedlots, pooles de siembra) para averiguar de participar en alguna de sus oportunidades. Lamentablemente, me encontré con una inversión mínima que excedía mis posibilidades. Me pregunté si era un problema recurrente, y descubrí que la clase media, en general, se encuentra excluida de participar en estos proyectos.

Como ingeniero industrial y emprendedor, estaba familiarizado con las nuevas tendencias y tecnologías de economía colaborativa y decidí emplearlas para solucionar estas problemáticas”, comparte Boryszanski, que adelanta que la firma acaba de cerrar un proyecto de ganadería en la zona de Olavarría, provincia de Buenos Aires, y actualmente tiene un proyecto de siembra mixta (girasol, maíz, trigo, soja) en Tandil, con un horizonte temporal de 18 meses y una tasa esperada del 15% en dólares.  

Hoy en día, la compañía cuenta con una base de más de 500 usuarios, cifra que, afirma Boryszanski, se incrementa diariamente. De cara al año que acaba de comenzar, tiene un proyecto de ganadería por feedlot, que iniciaría en marzo, así como un proyecto sustentable silvopastoril. “Y tenemos en análisis varios proyectos de siembra mixta y cultivos orgánicos”, comparte el emprendedor, que estima haber concluido 2017 con una facturación de u$s 10.000 y elevarla a u$s 100.000 al cierre de 2018. 

¿Cómo hacer para participar de un proyecto? Cualquier usuario, siempre que sea mayor de edad, puede registrarse en el sitio. “Al momento de postular un proyecto llega el análisis de viabilidad para elevarlo a la plataforma o no. Lo mismo con los usuarios, a la hora de invertir es cuando vemos si puede justificar o no el origen de fondos de su inversión, por ende, si es es aceptada o si es necesaria mayor documentación”, agrega. 

“Ofrecemos activos basados en economía real, realizando seguimiento y reportes sobre los proyectos en lenguaje simple y claro (índices de precios, imágenes satelitales, estudios macroeconómicos) y analizamos todo proyecto elevado a la plataforma", dice Boryszanski. Asimismo, el riesgo del productor es diversificado con todos los usuarios que participan de sus proyectos. "Empleamos mecanismos alternativos de evaluación crediticia generando lo que denominamos 'Reputación virtual productiva', la cual le permite al productor reemplazar o subsanar la carencia de historial crediticio tradicional, logrando una mayor inclusión financiera", agrega. 

Un dato a saber: Wuabi no debita fondos de los inversores que quieran participar en un proyecto hasta que este no alcance el mínimo requerido de financiamiento. "En ese sentido, protegemos al usuario al no inmovilizar su capital", concluye Boryszanski. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar