Mercado en alza

Motos: las ventas subieron 8,2% en 2023

Según Cafam, la cámara de los fabricantes, se patentaron 477.272 motos en 2023. Este número supera los niveles de 2021 y 2022, pero aún está lejos de los máximos históricos. Cómo influirá la liberación de las importaciones en 2024

De acuerdo con datos de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), en 2023, se patentaron 477.272 motos nuevas. Esto es, un 8,2% más que en 2022. A pesar de la liberación de las importaciones que propone el nuevo Gobierno -hará que aumente la oferta-, los productores locales se aferran a la fabricación local, debido a los beneficios impositivos con los que cuenta el sector.

El sector cerró el año con 32.136 unidades patentadas en diciembre, una suba anual del 9,3 por ciento.

De acuerdo con datos de la cámara que reúne a los fabricantes nacionales de motovehículos, los modelos más vendidos del año fueron, principalmente, de origen nacional. De hecho, representaron el 98% del total de las ventas.

"La liberación de las importaciones hará que tengamos más oferta de motos en el país. Sin embargo, nos apegamos al decreto, que tendrá vigencia absoluta. A pesar de que requiere un porcentaje de integración nacional cada vez más elevado, tenemos una gran ventaja impositiva", sostuvo Juan Carlos Más, director comercial del Grupo Simpa, que tiene las marcas Harley Davidson, KTM, Husqvarna, Gas Gas, Royal Enfield, Piaggio, Moto Guzzi, Vespa, Aprilia, CF-Moto, CAN-AM, Segway y Super Soco.

El decreto 460/2023 indica que, cuanto mayor sea el porcentaje de componentes nacionales que tenga la moto, menor será el arancel aduanero que pagarán los fabricantes para importar el resto de las piezas.

De acuerdo con la norma, el porcentaje de integración nacional de los motovehículos se debe incrementar con el paso de los años, de manera que, para 2028 -momento en el que se termina la vigencia del decreto- haya un valor agregado local de 14 por ciento. 

En la actualidad, los fabricantes de motos deben incluir sólo el 9% de partes locales a sus productos, mientras que el arancel para la importación del resto de las partes es del 0 por ciento.

"Esperamos continuar creciendo y avanzando en integración y producción nacional como lo venimos haciendo con números que respaldan nuestro compromiso. Nuestra mirada es a largo plazo y confiamos en que tendremos un escenario de previsibilidad que nos permitirá seguir dando valor a nuestra industria", sostuvo Lino Stefanuto, presidente de Cafam.

En el pasado, el negocio de las motos era netamente importador. Sin embargo, a medida que se incrementaron los impuestos para ingresar al país aquellos productos provenientes del exterior, varias marcas radicaron producción local.

De hecho, en 2019, sólo el 13% de las motos que se comercializaba en la Argentina se ensamblaba localmente, mientras que, el resto, provenía del exterior.

"Los proyectos industriales son todos de mediano y largo plazo. Tenemos la intención de seguir produciendo cada vez más en la Argentina, ya que observamos resultados positivos propios, pero también para el consumidor y para el país", explicó Mas.  

Pese a esos pronósticos de mayor producción nacional, de cara a 2024, no obstante, el ejecutivo proyecta un mercado general menor al de este año, con una caída similar a la que las automotrices proyectan para los patentamientos de coches nuevos (20%).

Temas relacionados
Más noticias de Cafam
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.