Por falta de insumos

La fábrica argentina de Montagne y New Balance cierra hasta febrero y desvincula a 100 empleados

Bicontinentar, la ex Paquetá que reabrió en 2021 tras cerrar en 2018, tendrá su planta parada hasta febrero y abrió retiros voluntarios para 100 operarios. Espera que la producción se retome en un mes cuando se normalice la entrega de materia prima

Bicontinentar Footwear Technologies -la empresa que en 2021 reabrió la planta de la firma brasileña Paquetá que bajó las persianas en 2018 en la ciudad bonaerense de Chivilcoy- estará cerrada hasta febrero y ofreció retiros voluntarios a 100 empleados que accedieron a una gratificación del 10% sobre los conceptos indemnizatorios. Produce calzado deportivo para marcas como New Balance, Diadora, Under Armour y Montagne, entre otras.

Según le explicaron a El Cronista fuentes allegadas a la fábrica, la situación se debió a la falta de insumos tras el cambio de Gobierno. "En este momento, la compañía inicia su periodo de vacaciones programado. Nos quedamos con una dotación de 280 trabajadores que se reincorporarán a sus tareas habituales la primera semana de febrero", señalaron, confiando que para entonces se habrá regularizado el abastecimiento de materia prima: "La entrega está en proceso de normalización, esperamos que los pronósticos de nuestros proveedores se concreten favorablemente".

"La empresa tenía órdenes firmes para septiembre, octubre, noviembre y diciembre, pero las dificultades en la aprobación de licencias de importación de insumos y pagos al exterior generaron importantes atrasos en la cadena de abastecimiento de la mayoría de nuestros clientes. Aún así, tomamos la decisión de conservar la dotación completa", explicó la firma en un comunicado.

Pero la situación se complicó hace un mes. "En vistas a atender a esa producción atrasada, pero sin el stock suficiente, balanceamos el trabajo con los recursos disponibles, alterando la planificación, pero preservando las fuentes de trabajo. Hasta la última semana de noviembre hubo una planificación firme con horizonte a junio. Lamentablemente, la primera semana de diciembre varios clientes nos informaron que muchos de los insumos pendientes no llegarían, notificando la cancelación de pedidos", aclaró.

En diálogo con este medio, las fuentes enfatizaron que "los insumos faltantes hicieron que la dotación estuviera por encima de las necesidades productivas". "Sostuvimos al equipo completo con expectativas de que la producción atrasada debería completarse a partir de diciembre, pero muchas órdenes asociadas a esos insumos pendientes de arribo fueron canceladas, generando a futuro una programación de menor producción que la que teníamos en nuestros forecast", precisaron.

Biocontinentar reactivó en 2021 la ex planta de Paquetá que cerró en 2018 en Chivilcoy.

"En el último semestre de 2021 y todo 2022 fuimos protagonistas y comunicadores activos de buenas noticias, reales y constatables. Hubo momentos en que debimos abrir una línea de producción por mes al ritmo del arribo de nuevos clientes", señaló la compañía en relación a la época de mayor demanda donde debió ampliar su operación. "Pero esos buenos tiempos se terminaron este año, con los problemas para importar y la previsión de una caída de la actividad en 2024", anticipó de cara al año entrante.

"Nuestro sector es altamente sensible a los ciclos de la economía. Paquetá llegó a Chivilcoy con un país con superávits gemelos, tasas de crecimiento del 8% anual de la economía y una decidida política de estímulo a la industrialización del país", argumentó Bicontinentar.

La empresa produce en el país marcas internacionales como New Balance, Under Armour, Diadora, Montagne, Le Coq Sportif, Hush Puppies, Olylpikus, Ringo y Athix. Cuando hace dos años reactivó la planta de Paquetá, cuyo principal cliente era Adidas, comenzó con 50 empleados y una sola línea de producción. Ahora, opera al de su capacidad instalada.

Cuando la planta pertenecía a la firma brasileña Paquetá, tenía como principal cliente a Adidas.

La fábrica se fundó en 2007 y llegó a tener 16 líneas de montaje. Con dos turnos, alcanzó una producción de 7 millones de pares. Su mejores años fueron 2014 y 2015, cuando hubo boom de pedidos, lo que se reflejó en las ventas de 2016, tendencia que luego, por la crisis del país y la caída del consumo, se revirtió. En 2018, se quedó sin clientes y cerró.

"Bicontinentar es el nombre que elegimos para dar inicio a la nueva etapa del proyecto industrial de la ex Paquetá. Nuestros clientes, proveedores y colaboradores han recibido a lo largo de estos 17 años de historia de Perchet Argentina en Chivilcoy nuestros documentos y recibos de sueldos con la denominación social y el nombre de la identidad de cada etapa. Aun cuando hay quienes enfatizan esta situación como algo relevante, forma parte de la vida de las empresas tener denominación comercial y jurídica", explicó la compañía.

"Cuando en 2019 iniciamos el proceso de repatriación de capitales, es decir, convertir a la ex Paquetá en una empresa de capitales argentinos, lo hicimos con esfuerzo y el sueño de volver a poner a la industria del calzado deportivo y la gente de nuestra comunidad en un lugar pujante, productivo y próspero. El próximo año nos encuentra decididos a seguir adelante. Esperanzados en las oportunidades que el país nos puede ofrecer, lo seguiremos intentando", concluyó.

Temas relacionados
Más noticias de calzado deportivo

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés