Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Polémica por la millonaria deuda impositiva que la AFIP le permitió acumular al grupo Indalo

La empresa rechazó la acusación de evasión fiscal y aseguró que "el Grupo Indalo utilizo los mecanismos de diferimiento de pagos de impuestos permitido por la AFIP"

El empresario Cristóbal López, dueño de un emporio empresarial que llamó Grupo Indalo, no pasa por sus mejores días. Según publicó ayer el diario La Nación, le debe impuestos a la AFIP por $ 8000 millones.
La operatoria a través de la cual el empresario logró quedarse con esa cantidad de dinero y no pagar los tributos correspondientes a su actividad fue la siguiente: de cada litro de nafta que vendía Oil Combustibles, una de sus empresas, López debía girar a la AFIP un 26% del precio por el Impuesto a las Transferencias de Combustibles (ITC). Pero no lo hizo y la deuda se fue acumulando.
Además de retener el ITC y no depositar esos fondos en AFIP, el empresario empezó a utilizar ese dinero tanto para la expansión de su grupo como para transferir flujos de capital hacia determinadas empresas con fines variados.
En ese pase de flujos de capital, el más llamativo, según publica La Nación, es un préstamos interno que Cristóbal López le hace a otra de sus empresas, Oil M&S, por $ 3300 millones. Esta última compañía es la que el empresario utilizó para comprar los activos de Petrobras en la Argentina, operación que la justicia brasileña congeló por sospechas de pagos de sobornos en el marco de la investigación por el ‘Lava Jato’.
El delicado estado financiero en el que se encuentra el Grupo sólo sería posible de afrontar inyectándole a Oil Combustibles, la empresa que acumuló la deuda con AFIP por $ 7600 millones, algo que pone en jaque la perdurabilidad del emporio empresarial que armó Cristóbal López durante el kirchnerismo.
Consultado por El Cronista, Fabián De Sousa, el socio de Cristóbal López en el Grupo Indalo (dividirán el grupo en el corto plazo), rechazó la acusación de evasión fiscal y aseguro que el Grupo Indalo utilizo los mecanismos de diferimiento de pagos de impuestos permitido por la AFIP. "En nuestros estados contables siempre registramos el 100% del foro de nuestra compañía. Desde el financiamiento, deuda, planes de cuotas de pago a la IGJ. Con lo cual de que evasión fiscal hablan si está todo informado", sostuvo. También agregó que en la nota ‘no hay un solo elemento que sea ilegal. Los pagos diferidos los usamos como cualquier otra empresa del país. Es cierto que mirando la cifra parece enorme. Pero comparado con nuestras ventas anuales por $ 35.000 millones es nada".
De Sousa añadió que el monto usado no es de $ 8000 millones sino de $ 6000 millones. También dijo que no existe en contra de Indalo ninguna intimación de pago de parte de la AFIP. Recordó además que ya fueron investigados por una denuncia penal similar "de la cual fuimos sobreidos después de haber presentado miles de papeles y documentos". En cuanto a los riesgos que podría correr el futuro de Indalo sostuvo que "no existen". Dijo que "seguimos pensando en planes a cinco años para crecer tanto en petróleo como en medios de comunicación. Así que los empleos no corren riesgo", afirmó el empresario.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar