Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Polémica por el precio del GNC, en un momento crítico para el sector

El Gobierno desmintió planes para igualar el valor del combustible con el de la nafta como había trascendido. Aun así, la brecha se achicó. Pasó de 216% en 2015 al 71% actual

Polémica por el precio del GNC, en un momento crítico para el sector

La versión de que el ministro de Energía Juan José Aranguren planeaba llevar el precio del GNC al mismo nivel que las naftas -ayer desmentida oficialmente- volvió a poner en evidencia la crisis por la que atraviesa el sector. Aunque el funcionario enfatizó que ese no es su objetivo, los datos de una caída abrupta en el mercado como consecuencia de la suba de precios del GNC en los últimos meses se acentuaron.

Esta vez, el conflicto comenzó cuando José Castellanos, secretario de la Cámara de Empresarios de Combustibles de Córdoba, dijo que Aranguren sentenció que el GNC "‘tiene que costar lo mismo que la nafta". La respuesta del ministro, a través de un comunicado, fue que "nunca expresó ni cree que el GNC tiene que valer lo mismo que la nafta súper". Pero también advirtió que "el menor precio relativo del GNC es, en parte, pagado por todos los argentinos, inclusive por aquellos que no lo consumen ni utilizan sus servicios asociados".

Lo cierto es que aunque no se llegue a igualar el valor del GNC con el de las naftas, la brecha que supieron tener ambos precios se achicó considerablemente. Hace dos años, el m3 del gas natural comprimido costaba un 216% más que el litro de nafta. Hoy esa diferencia es de 71% y este acople generó una caída en el mercado.

Al respecto, el vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, Pedro González, aseguró a El Cronista que "no hay voluntad del gobierno de perjudicar al sector" porque igualar su valor con el de la nafta "sería el fin de este combustible".

Recordó que incluso el ministro acaba de habilitar al sector para comprar gas en boca de pozo "lo que evita intermediaciones y trae alivio impositivo".

Hoy, el precio del GNC se ubica entre $ 8 y $ 10 en la Ciudad de Buenos Aires, con zonas de $ 12 en el interior del país. Hay 1900 estaciones de servicio que lo expenden a 1,8 millones de usuarios. En los últimos 12 meses, se produjo una caída de consumo del 10%, en parte como consecuencia del aumento de los valores. También por el achicamiento de la brecha en comparación al costo de otros combustibles, muchos conductores postergaron la conversión de sus autos.

La caída en la instalación de equipos de GNC fue enorme en el último año. Comparando las 29.360 conversiones realizadas en el primer cuatrimestre de este año contra las 53.343 que se realizaron en el mismo periodo del año anterior, la baja fue de 45%. Incluso, cuando el valor de los equipos no aumentó en línea con la inflación y se mantuvo en torno a los $ 18.000.

González aseguró que un auto de uso familiar amortiza el equipo con 10 meses de uso, un taxi, en cuatro meses. El dirigente calcula que el ahorro por usar GNC es de $1 por kilómetro, en relación a las naftas.

Los datos oficiales muestran que para este combustible solo se usa 6% del total del gas consumido. Por eso González considera que "aunque no existiera el GNC igual tendríamos que importar gas y sólo en invierno, porque en el resto del año, cuando el usuario domiciliario baja su consumo, nos alcanza".

Más notas de tu interés

Comentarios1
Raúl Alberto
Raúl Alberto 12/05/2017 10:27:00

Es notable que den como dichas palabras que los funcionarios o hasta el mismo presidente NUNCA DIJERON Y LOS MEDIOS LO REPITEN COMO CIERTOS....................DEJEN DE JODER Y CHEQUEEN