Murió Douglas Tompkins, el millonario ecologista de los Esteros del Iberá

El multimillonario ecologista estadounidense falleció por una hipotermia consecuencia de un accidente sufrido mientras navegaba en kayak en el sur de Chile.

El millonario ecologista estadounidense Douglas Tompkins murió ayer en el hospital de Coyhaique, en la Patagonia chilena, a causa de una severa hipotermia sufrida al volcar el kayak en que navegaba por el lago General Carrera.


Fuentes del hospital de Ciyhaique, a unos 1500 kilómetros de Santiago, dijeron a Efe que Tompkins, de 72 años, murió pasadas las 18.30 horas locales al que había ingresado cinco horas antes, informaron las autoridades del centro asistencial.


El accidente fue causado, según fuentes de la Armada, por un fuerte viento que desencadenó olas de tres metros sobre el lago Carrera, cuyas aguas abarcan territorio de Chile y de Argentina, donde es denominado Lago Buenos Aires.


El empresario y otras cinco personas, de las que al menos tres serían también extranjeros, sufrieron el accidente cuando realizaban una travesía de unos 30 kilómetros entre las localidades de Puerto Sánchez y Puerto Ingeniero Ibáñez.


De acuerdo con la Armada, los navegantes se lanzaron al lago sin avisar a la capitanía de puerto, en momentos en que las condiciones meteorológicas eran adversas para la navegación de embarcaciones pequeñas. Tras el naufragio, tres de los afectados pudieron nadar hasta un islote, pero Tompkins y los otros dos permanecieron durante varios minutos en el agua, hasta ser rescatados por un helicóptero.


Los acompañantes del empresario estadounidense se encuentran en buenas condiciones y según los médicos, la edad de Tompkins fue un factor determinante en su decaimiento y muerte. El magnate, que hizo fortuna con las empresas North Face, de equipos de cámping y escalada, y con Esprit, de ropa femenina, compró desde hace algunas décadas grandes extensiones de tierra en la patagonia de Argentina y Chile para convertirlas en parques protegidos.


En Chile, ha accedido a abrir a los visitantes algunos de esos terrenos, como el parque Pumalin, de 300.000 hectáreas, aunque con la condición de que no sean usados para fines distintos a la conservación de sus ecosistemas, mientras son administrados por una Fundación que creó expresamente para ello.


En la Argentina comenzó a comprar tierras en 2002, cuando adquirió 110.000 hectáreas en Corrientes en la zona de los Esteros del Iberá, cantidad que se fue incrementando hasta llegar a los 141.640 hectáreas. Luego, en 2007, sumó más de 6.000 hectáreas en Entre Ríos. Para finales del año pasado había sumado unas 350.000 hectáreas ricas en recursos naturales en Corrientes, Entre Ríos, Santa Cruz, Neuquén y Tierra del Fuego.
Criticado por poseer tierras justo donde se ubica la mayor reserva mundial de agua dulce, el Acuífero Guaraní, en 2013 dio una conferencia de prensa en donde afirmaba su apoyo a la Ley de Tierras (que no permite vender a extranjeros ciertas zonas y pone límites a la cantidad) y que no había "un modo cortés de decir que la minería está destruyendo el mundo", y se defendió de aquellos que lo señalaban como un "latifundista ecologista" afirmando que su intención era volver esas tierras a su estado natural.


De perfil bajo, era un viejo conocido de Néstor Kirchner ya que cuando éste era gobernador donó a Santa Cruz las tierras de la estancia Monte León.

Tags relacionados