U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Andes cuadruplicó pasajeros y destinos de cabotaje y ahora avanzará en rutas internacionales

Duplicó sus empleados y aviones tras la audiencia de 2016. En breve, llegará a Montevideo, Comodoro Rivadavia, Ushuaia y El Calafate. Busca avanzar en vuelos regionales

Andes cuadruplicó pasajeros y destinos de cabotaje y ahora avanzará en rutas internacionales

Andes Líneas Aéreas, creada hace 11 años en Salta, avanza en un plan muy ambicioso de crecimiento, que en sólo un año la llevó a cudruplicar la cantidad de pasajes vendidos, su participación en el mercado de cabotaje y la cantidad de destinos y a casi duplicar su flota de aviones.

Ahora, la empresa encara una segunda etapa de expansión, para lo cual solicitará nuevas rutas internacionales en la próxima audiencia pública, como lo hizo en la primera lanzada por el actual Gobierno, en diciembre de 2016.

Ese año, la empresa cubría tres rutas regulares desde Buenos Aires a Salta, Jujuy y Puerto Madryn. En diciembre de 2016 agregó Córdoba y luego, en 2017, Mendoza, Río Hondo, Iguazú, Tucumán y Bariloche y Mar del Plata y Punta del Este en temporada.

"Andes no surgió para aprovechar una oportunidad sino por un compromiso. En la audiencia de diciembre de 2016 pedimos 32 rutas para hacer corredores aéreos. Sólo nos resta operar Comodoro Rivadavia, que empezamos el 5 de marzo; Neuquén y en julio, El Calafate y Ushuaia, en un mismo vuelo. En marzo, además, vamos a comenzar a cubrir la ruta a Montevideo, con una frecuencia diaria, ya que se deja de volar a Punta del Este", precisó a El Cronista Horacio Preneste, gerente general de Andes Líneas Aéreas.

Antes de fin de año, prevé comenzar con los vuelos regulares regionales. "No llegamos a tiempo a la última audiencia, de septiembre, pero en la próxima, en dos meses, vamos a solicitar volar a Asunción, Lima, Porto Alegre, San Pablo y Río de Janeiro. El objetivo es comenzar a volar a esos destinos antes de fin de año", adelantó Preneste.

Para poder hacerlo, duplicó la cantidad de aviones y su personal. "Teníamos cuatro MD-83 (de 165 asientos), sumamos uno más y trajimos cuatro Boeing 737-800 (189 asientos), todos bajo contrato de leasing. En la audiencia prometimos pasar de 165 empleados a 387 y cumplimos, hoy tenemos 385", destacó. "Trajimos pilotos argentinos de Copa Airlines y de aéreas de Medio Oriente a trabajar a Andes. En un año, pasamos de 22 pilotos y 40 azafatas a 75 y 120, respectivamente", agregó.

El ejecutivo precisó, además, que la participación de mercado de Andes pasó de 1,8% en 2016 a 8% en 2017 y en los próximos meses llegaría al 10% u 11%, ya que pasó de vender 200.000 pasajes en 2016 a 800.000 el año pasado.

Para su próxima expansión prevé incorporar dos B737-800 (uno en marzo y otro a mitad de año) para los vuelos de cabotaje y uno más a fin de año para los internacionales, para sumar 12 aviones. Luego, prevé cambiar su flota de MD-83 por B737-800.

En la flota y el entrenamiento del nuevo personal, lleva invertidos unos u$s 10 millones desde 2016, "todo con fondos que provienen de nuestra operación, por la venta de vuelos regulares y chárter. Andes no tiene deudas bancarias o financieras", aclaró Preneste.

Para expandirse, la empresa, que no opera bajo el modelo low-cost, se basa sin embargo en precios competitivos. Por ejemplo, desde el Aeroparque Jorge Newbery la tarifa es de $ 1243 a Mar del Plata, $ 3690 a Punta del Este y $ 2081 a Iguazú. "Vendemos a precios bajos, todo el año hay tarifas competitivas, que cambian a medida que el vuelo se llena; los aviones salen con alta ocupación: promediaron 85% a 87% en los últimos meses", destacó el directivo.

Además de las nuevas rutas, su próximo paso es incrementar las frecuencias a los destinos a los que ya vuela.

Las rutas regulares aportan casi la mitad de sus ingresos, ya que el resto proviene de los vuelos chárter (ver aparte).

Andes comenzó a volar hace 11 años, tras la única audiencia lanzada por el gobierno de Néstor Kirchner, en 2005, donde obtuvo sus primeras rutas. Fue creada por Miguel Ziadi, un ingeniero aeronáutico, ex directivo de Dinar, hoy es el principal accionista, con el 65%, mientras que un 18% pertenece a socios de Salta y, el resto, a porteños.