Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Grupo Cardón deja de tener participación accionaria en El Noble

Como parte del proceso de reestructuración, el grupo liderado por Gabo Nazar vendió el total de sus acciones a las autoridades que manejan la tradicional cadena de empanadas

Los locales franquiciados son una de las apuesta de El Noble

Los locales franquiciados son una de las apuesta de El Noble

Con una inversión que demandó alrededor de $ 70 millones, El Noble, compañía especializada en la producción de alimentos congelados, anunció que culminó el proceso de recompra de acciones, que derivó en la salida definitiva de la compañía del Grupo Cardón, ex dueño de la tradicional cadena de empanadas.

Según confirmó el nuevo Presidente y Gerente General, Mariano Castagnaro, la operación terminó de cerrarse en el mes de abril, un proceso que había comenzado en diciembre de 2015, para adquirir el 51% del total de acciones que tuvo el Grupo dueño de las marcas Cardón y Pampero. "Era algo que teníamos planeado porque desde Cardón seguirán con el objetivo de concentrarse en sus marcas de indumentaria, por lo que los accionistas les terminamos comprando la participación", destacó Castagnaro, que comanda una empresa que emplea cerca de 175 personas.

El Grupo Cardón, con Gabo Nazar a la cabeza, había adquirido El Noble Repulgue (tal como anteriormente se llamaba) en noviembre de 2009 por un total de u$s 4 millones, en una operación que incluía locales comerciales y la planta de supercongelados ubicada en el Parque Industrial de Pacheco, en la provincia de Buenos Aires. Desde el Grupo Cardón confirmaron la venta de las acciones, haciendo hincapié en su objetivo de enfocarse exclusivamente en el negocio de indumentaria.

Con esta compra, el 100% de las acciones quedan en manos del equipo de gerentes y socios, liderados por Castagnaro, que hasta diciembre del año pasado ostentaba el 49% de las acciones de la compañía. "La operación se llevó adelante en muy buenos términos y sabiendo que el proyecto continuará siendo el mismo", destacó el ejecutivo, que adelantó que seguirán enfocándose en las exportación de alimentos a países de América latina, para apuntalar un negocio que en 2015 acumuló una facturación cercana a los $ 200 millones.

"Con la mejora del tipo de cambio y de las expectativas en todo lo relacionado con el comercio exterior, exportar valor agregado desde la Argentina es un beneficio que tenemos que aprovechar, sobre todo cuando lo que se exporta es una marca tan reconocida", destacó. En ese sentido, afirmó que los países donde más actividad está generando la compañía, más allá de la Argentina, es Chile, Paraguay y Colombia, y que el objetivo es crecer en Centroamérica, principalmente en países como Panamá, Costa Rica y Guatemala, siempre con la marca El Noble. A nivel local, los planes pasan por crecer con su modalidad de Espacios El Noble y con el desarrollo de productos franquiciados.

Desde enero, la compañía anunció que se han incorporado 31 Espacios El Noble, lo que implica un incremento de más del 11% en lo que va del año. Se trata de puntos de venta, ubicados en negocios ya existentes, tales como estaciones de servicio, kioscos, bingos y casinos, estaciones de tren, confiterías, playas, centros de esquí, puntos turísticos de alta rotación (como en Cataratas del Iguazú y Mundo Marino), colegios, rotiserías o supermercados. Por el lado de las franquicias, en este mismo período la compañía sumó cinco nuevas en diferentes puntos del país (Villa Gesell, Iguazú, Tandil, San Rafael e Ingeniero Maschwitz), a las que se agregarán otras dos (Resistencia y Santa Rosa), próximamente, para llegar a un total de 94.