LO DISPUSO AYER EL JUEZ JAVIER COSENTINO

Antes de decretar la quiebra de Oil, le dan últimos siete días para recibir ofertas de compra

Es el plazo para el denominado cramdown, para que se presenten empresas interesadas en las acciones de la petrolera del grupo Inadaló, de Cristóbal López

La quiebra de la petrolera Oil Combustibles aparece como un escenario cada vez más cercano. El juez Javier Cosentino, a cargo del concurso preventivo, dispuso ayer que se abra un registro por siete días para que se presenten los interesados en adquirir las acciones de la empresa. Es lo que se conoce como "cramdown" o salvataje de empresas y el último recurso ante de declarar la quiebra de la compañía.

En la resolución firmada ayer, Cosentino, del Juzgado Nacional en lo Comercial Número 5, dispone proceder con el régimen de "supuestos especiales" previsto por el artículo 48´ de la Ley 24.522 y abrir la apertura de un registro por siete días, donde las empresas que quieran quedarse con los activos de Oil puedan realizar sus propuestas. Si no hay interesados, luego de ese período, se dispondría la quiebra de la compañía del Grupo Indalo, de Cristóbal López, que afronta una deuda estimada por la Afip de más de $ 17.000 millones.

"La Afip y los interventores estaban en contra de esta posibilidad. Pero por suerte el juez lo vio posible y salió, con los tiempos que se consideraba que iba a tener", destacaron cerca de la empresa. Los requisitos para presentarse son ser una sociedad anónima, demostrar capacidad técnica y solvencia financiera para "cancelar la deuda verificada en la causa de naturaleza preconcursal y la devengada luego de la presentación del concurso". Esto responde a las exigencias de la Afip, salvo que la empresa interesada adjunte una acreditación de que el organismo recaudador accederá a facilidades de pago diferenciadas.

Los interesados además, deberán presentar un plan de negocios para hacerse cargo de la refinería, con algunas instalaciones inactivas, la terminal portuaria, con capacidad de almacenaje, y la red de distribución y también indicar cuántos empleados mantendrán de los 400 que hoy tiene Oil.

La semana pasada, como publicó El Cronista, se conoció que los empleados informaron al juez Cosentino su intención de crear una cooperativa. "El salvataje da la posibilidad de conocer si existen interesados en participar de un cramdown que impidan la declaración de quiebra, cuyas consecuencias serían nefastas", manifestaron los empleados. "El salvataje es una herramienta que nos da la ley. Nosotros tenemos la mano de obra calificada. Nos falta el capital pero, al contar con una cooperativa, los inversores interesados tienen un piso jurídico. A ellos les interesa el muelle y la planta fluvial y a nosotros que la refinería se mantenga en marcha", explicó Héctor Brizuela, dirigente gremial e integrante del comité de control de la empresa. Y precisó que casi la mitad de los empleados de Oil ya decidieron ser socios de la cooperativa.

Por otro lado, cada vez más las estaciones de servicio de la red de Oil están buscando rescindir sus contratos y pasar a manos de otra compañía. Según datos que los interventores Carlos Bianchi y Francisco Carrega presentaron a la Justicia, aproximadamente 100 estaciones sobre un total de 200 ya iniciaron su proceso de desvinculación. Pero fuentes del sector destacaron que apenas 15 las de mayor volumen y mejor ubicación serían hoy atractivas comercialmente.

"Las estaciones no tienen hoy ningún tipo de provisión. Las que se abastecían de la refinería de San Lorenzo, ahora deben hacerlo desde La Plata o Luján de Cuyo, con lo cual el costo del flete es mayor. Va a haber estaciones que puedan ser coptadas por otras marcas pero otras pasarán a comercializar combustibles sin marca", explicó Guillermo Lego, gerente General de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha). (Ver aparte)

Noticias del día