Arqueología

Nuevos descubrimientos sugieren que la Gran Esfinge no fue construida solo por humanos

Un equipo de científicos de la Universidad de Nueva York descubrió que el viento fue el principal factor que dio forma a la escultura monumental que se encuentra en Egipto.

En esta noticia

Un equipo de científicos de la Universidad de Nueva York realizó un importante descubrimiento sobre la Gran Esfinge de Guiza en Egipto

Los investigadores encontraron que el viento fue el primer factor que dio forma a la escultura monumental que se encuentra en la ribera occidental del río Nilo.

"Este descubrimiento ofrece una explicación de cómo las formaciones pueden surgir a partir de un proceso de erosión", explicó Leif Ristroph, profesor del Instituto Courant de Ciencias Matemáticas y autor principal del estudio. 

El secreto detrás de la Gran Esfinge de Guiza en Egipto. Fuente: Archivo El Cronista. 

Harvard descubre la cantidad justa de dinero que se necesita realmente para ser feliz

La estafa del aguinaldo en cajeros automáticos que podría robarte tu dinero

La Esfinge de Guiza no fue construida solo por humanos 

El equipo de científicos de la Universidad de Nueva York realizó un experimento para recrear las condiciones ambientales que predominaban en Egipto hace 4,500 años. 

Los investigadores utilizaron montículos de arcilla blanda con materia más duro en el interior para imitar el terreno de la región. Luego, los lavaron con una corriente de agua que fluía rápidamente para simular los efectos de la erosión eólica

Los resultados fueron sorprendentes. Los montículos se erosionaron hasta adquirir una forma muy similar a la Gran Esfinge de Guiza. De esta manera, determinaron que el monumento se originó como un yardang que, posteriormente, fue moldeado por los humanos

El factor que contribuyo en la creación de la Gran Esfinge de Guiza. Fuente: Archivo El Cronista. 

¿Cómo la erosión moldea las rocas?

La erosión es el proceso de desgaste de una superficie terrestre por agentes naturales, como agua, viento o hielo. Estos pueden actuar por separado o en combinación, pero su efecto dependerá de una serie de factores, como composición, clima y tiempo. 

La erosión puede moldear las rocas de diferentes maneras:

  • Abrasión: el impacto de partículas de viento, agua o hielo contra las rocas puede generar degaste en la superficie.
  • Disolución: el agua puede disolver los minerales de las rocas, provocando su desintegración. 
  • Corrosión: el agua puede reaccionar químicamente con los minerales de las rocas, alterando su composición. 

Las formaciones rocosas que son moldeadas de forma característica por el proceso de erosión son conocidas como yardangs. 



Temas relacionados
Más noticias de descubrimiento