Reino animal

Adiós al misterio: revelan la razón por la que los gatos siameses cambian de color

La belleza de esta raza no es solo superficial, sino que también es un fascinante resultado de la interacción entre la genética y la temperatura.

En esta noticia

La mayoría de las personas puede identificar fácilmente a un gato siamés. Esta raza es una de las más reconocibles del mundo, famosa por sus distintivos "puntos" oscuros en la cara, orejas, patas y cola, que contrastan maravillosamente con su cuerpo de color crema y sus brillantes ojos azules. 

Los gatos siameses han sido protagonistas en la cultura popular, apareciendo en películas, libros y arte. Sin embargo, su intrigante cambio de color, que los hace aún más especiales, ha sido objeto de curiosidad y estudio durante años. 

¿Por qué los siameses nacen blancos y desarrollan sus característicos puntos oscuros a medida que crecen? Conoce la respuesta, según la información que brinda un artículo del sitio web National Geographic.

El cambio de color hace a los siameses más especiales. Foto: Freepik

La clave genética detrás del color del gato siamés

Los característicos puntos de esta raza se deben a una mutación genética conocida como gen del Himalaya, descubierta en la raza en 2005. Este gen recesivo, que ambos progenitores deben portar para que se exprese, hace que el pelaje de los siameses sea sensible a la temperatura y pueda cambiar de color.

En el útero, los gatos siameses se desarrollan a una temperatura de aproximadamente 38 grados centígrados, la temperatura corporal normal de un gato. Al nacer, los siameses son completamente blancos. Sin embargo, a medida que sus extremidades comienzan a enfriarse después del nacimiento, las partes más frías de su cuerpo, como la cola, las patas, las orejas y la cara, comienzan a oscurecerse.

Al nacer, los siameses son completamente blancos. Foto: Pixabay

La temperatura más baja en estas áreas hace que el gen himalayo active la producción de melanina, el pigmento responsable del color del pelo. En consecuencia, las partes más cálidas del cuerpo de los gatos siameses permanecen claras, mientras que sus extremidades más frías se oscurecen progresivamente.

El desarrollo fascinante del gato siamés

"Puedes ver cómo cambian", comenta Betsy Arnold, veterinaria especializada en gatos en Rochester, Nueva York, y criadora de siameses desde su adolescencia. 

A las dos semanas de vida, las tonalidades oscuras empiezan a aparecer en las extremidades de los gatitos. Hacia el mes de vida, alcanzan su color definitivo, que puede variar entre varias tonalidades, como el blue point, lilac point, chocolate point y seal point. 

Este último presenta un pelaje claro color crema con matices marrón oscuro en las patas, la cola, la nariz y las orejas.

Temas relacionados
Más noticias de gato