Adiós a Angela Merkel

Olaf Scholz asumió como nuevo canciller de Alemania: tres desafíos claves en el corto plazo

Scholz dijo que la primera y más importante tarea de su gobierno será la lucha contra la pandemia, que está empujando los contagios y muertes por covid a cifras récord.

Finalmente, Olaf Scholz, el vicecanciller pragmático y de bajo perfil, asumió el gobierno, cerrando una etapa de 16 años marcada por el liderazgo de Angela Merkel. La pandemia, la economía y las tensiones geopolíticas, son algunos de los desafíos a los que se enfrentará en el corto plazo.

Scholz (SPD), el noveno canciller desde la Segunda Guerra Mundial, lidera una coalición de tres partidos -la primera tras años de predominio de la CDU- junto con los liberales del FDP y los Verdes (Grüne). La coalición controla 416 de las 736 bancas del Bundestag, la Cámara Baja del Parlamento.

Pandemia

"Desde el principio tenemos una tarea difícil que afrontar: luchar contra la crisis del coronavirus. Eso requerirá todas nuestras fuerzas", tuiteó Scholz horas después de asumir. La cuarta ola de coronavirus está produciendo récord diarios de contagios y muertes en Alemania. Sólo hoy, el Instituto Robert Koch reportó 527 muertes en 24 horas, la cifra más alta desde en 10 meses.

Variante Ómicron: nuevo estudio de Pfizer dice que no alcanzan con dos dosis de la vacuna para estar protegido

Las autoridades alemanas están preocupadas por la velocidad de la campaña de inmunización: a pesar de la disponibilidad de vacunas, sólo el 69% de la población está completamente vacunada, mientras el 72% tiene un sola dosis y las personas con dosis de refuerzo -que, según estudios preliminares sería necesaria para una mejor protección contra la nueva variante Ómicron, que ya está en Alemania- menos del 17%.

"Vacunense, no importa si es la primera dosis o e refuerzo. Cada vacuna ayuda", le pidió Merkel a los alemanes en su último podcast como canciller.

Scholz está decidido a aumentar la tasa de vacunación en Alemania: el nuevo canciller se puso como objetivo aplicar 30 millones de dosis antes de fin de año.

El gobierno de Merkel, con apoyo de Scholz, implementó las 'políticas 2G', que restringen las actividades recreativas (restaurantes, bares, eventos culturales y negocios no esenciales) y reuniones sociales para las personas para los no vacunados.

Además, Scholz ya ha dicho que está a favor de la vacunación obligatoria y que le gustaría que empiece a aplicarse entre fines de febrero y comienzos de marzo próximos. El proyecto podría ser aprobado por la el Bundestag antes de fin de año.

Economía

La vacunación es clave en la estrategia de Scholz de frenar la pandemia sin establecer nuevos confinamientos que compliquen la incipiente recuperación económica.

Variante Ómicron en Alemania: aplican la "regla 2G" ante la nueva ola de contagios

Scholz, exministro de Finanzas de Merkel, tendrá un escenario económico más complejo del que se esperaba en septiembre, cuando su partido ganó las elecciones.

La mayor economía europea, que depende en gran medida de su sector industrial, se vio afectada por la disrupción de la cadena de suministro y los problemas de logística mundiales. La escasez de chips, por ejemplo, golpea a su industria automotriz y los pedidos de productos alemanes cayeron 6,9% en octubre, según datos de la Oficina Federal de Estadística publicados esta semana. Los pedidos desde el extranjero cayeron un 13%.

La infraestructura, algo desactualizada, es otro de las cuestiones con las que deberá lidiar el nuevo canciller. Hace unas semanas, Scholz prometió la "mayor modernización industrial alemana en más de 100 años", lo que implicará miles de millones de euros en inversiones. No sólo buscará modernizar la infraestructura alemana, sino también hacerla más verde, en línea con las demandas de sus socios de la coalición.

Sin embargo, los liberales del FDP, que controlan la cartera de Finanzas a través del nuevo ministro Christian Lindner, ya dijeron que controlarán el gasto y el endeudamiento del nuevo gobierno, al tiempo que consiguieron la garantía de que no habrá aumentos de impuestos.

Adiós a Merkel: quién es Olaf Scholz, el progresista que será el próximo canciller de Alemania 

A este escenario se suma el aumento de precios: la inflación armonizada cerró noviembre con una suba interanual del 6%, la más alta desde los '90.

El incremento estuvo influenciado principalmente por el aumento de la energía, y se cree que ya llegó a un pico, pero Scholz dijo que el gobierno tomará medidas si la inflación no revierte la tendencia.

Tensiones geopolíticas

En el frente externo, uno de los desafíos más inmediatos es la situación en la frontera entre Rusia y Ucrania. Estados Unidos cree que Rusia podría estar planeando para 2022 una ofensiva militar sobre su vecino que involucraría hasta 175.000 tropas.

Biden amenazó a Putin con "fuertes medidas económicas y de otro tipo" si Rusia ataca a Ucrania

Estados Unidos ya alertó de la situación a varios países europeos, incluyendo Alemania, y sus socios de la OTAN. En la videoconferencia del miércoles, Joe Biden le advirtió a Vladimir Putin sobre "fuertes medidas económicas" que podría imponer si Rusia avanza con su ofensiva. Pero Biden también está presionando a Alemania para que frene la aprobación del gasoducto Nord Stream 2, como medida adicional.

El gasoducto, que ya está en las etapas finales de construcción une a Rusia -el mayor proveedor de gas de Europa- con el norte de Alemania a través del Mar Báltico, y es estratégico para Putin porque le permite enviar el gas sin atravesar Ucrania. Un eventual bloqueo del Nord Stream 2 podría generar más fricciones entre Rusia y Europa.

"Tenemos una opinión muy clara. Queremos que todo el mundo respete la integridad de las fronteras", le dijo Scholz a Welt TV, consultado sobre el tema. "Todo el mundo entiende que habrá consecuencias si eso no ocurre, pero la cosa es hacer todo lo posible para que no se traspasen", agregó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios