Presión del sector turístico

La Unión Europea avanza en la creación de un 'pasaporte Covid'

Prevé lanzar en los próximos tres meses un documento que acredite a quienes sean vacunados contra el coronavirus. Enfrenta objeciones de generar discriminación hacia los últimos grupos en ser inmunizados.

Presionada especialmente por los países que dependen en gran medida del turismo, como España, Italia y Grecia, la Unión Europea (UE) está más cerca de establecer un 'pasaporte Covid', con el objetivo de flexibilizar el ingreso al bloque.

Los líderes de la UE acordaron que en los próximos tres meses lanzaran algún tipo de certificado digital que pueda funcionar en todo el bloque y les permita a los países liberar un poco sus restricciones -por los confinamientos en 2020 el PBI de la UE cayó 6,7%-, mientras sigue el despliegue de la campaña de vacunación.

En este sentido, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que en los próximos meses llegarán nuevos envíos de dosis suficientes como para vacunar a la mayoría del bloque a fines de septiembre. La UE ha sido fuertemente criticada por su lenta campaña de vacunación (hasta ahora vacunó a menos del 7% de la población), que quedó rezagada frente a otros países como Estados Unidos o el Reino Unido.

Aunque la mayoría de los líderes coinciden en que debería haber algún tipo de certificado, todavía no se llegó a un acuerdo sobre cuáles serían los beneficios de ese documento. "Todos hemos acordado que necesitamos pasaportes de vacunas -dijo la canciller alemana, Angela Merkel, después de la videoconferencia de la UE-. En el futuro, ciertamente será bueno tener un certificado así, pero eso no quiere decir que sólo los que tengan ese pasaporte podrán viajar; sobre eso todavía no se ha tomado ninguna decisión política".

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, es uno de los más escépticos sobre el tema, aunque admitió que no tienen otra alternativa. Macron expresó dudas sobre, por ejemplo, la duración de la inmunidad, el riesgo de infección de quienes ya fueron vacunados y temas de ética vinculados a la protección de datos personales, según le dijeron a Bloomberg con conocimiento de la reunión.

En este sentido, von der Leyen, dijo que es "importante tener una solución europea porque sino se va a caer en un vacío" mientras "Google y Apple ya le están ofreciendo soluciones a la Organización Mundial de la Salud". "Esta es información sensible así que queremos ser muy claros en ofrecer una solución europea".

Si bien la OMS lanzó recientemente el Grupo de Trabajo sobre Certificado de Vacunación Inteligente, un vocero de la agencia le dijo a Bloomberg que ni Google ni Apple estaban involucradas en el proceso. Aunque ya hay varias empresas trabajando en distintos modelos de pasaportes covid, a comienzos de febrero la OMS se manifestó en contra de un certificado así, por lo menos en el corto plazo.

Según el organismo, tanto las autoridades nacionales como los operadores de transporte no deberían exigir una prueba de vacuna para los viajes internacionales, ya que todavía hay bastante incertidumbre. Por ejemplo, falta información sobre la capacidad de las vacunas para reducir el contagio; el efecto sobre asintomáticos; y el tiempo que dura la inmunidad, entre otros puntos. Además, dado el problema de acceso a las vacunas, se podrían acelerar las desigualdades en detrimento de la población de riesgo.

Otro planteo ético es que las minorías que no tienen acceso a las vacunas, o las personas jóvenes que serán las últimas en ser inmunizadas, puedan sentirse discriminadas.

Dinamarca fue uno de los primeros países en plantear un certificado covid, pero todavía está trabajando en ello. El presidente de los EE.UU., Joe Biden, decretó en una de sus órdenes ejecutivas que las agencias gubernamentales analicen la viabilidad de unir certificados de vacunación de coronavirus con otro tipo de documentos, y trasladarlos a un formato digital.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés) está trabajando en un Travel Pass que espera ayude a las aerolíneas a operar con mayor flexibilidad. La entidad (que representa a unas 290 empresas) estimó que las aerolíneas podrían gastar entre u$s 75 y u$s 95 mil millones debido a las nuevas restricciones de viaje, como resultado de la segunda ola y el surgimiento de nuevas cepas.

La cuestión es si estas certificaciones se van a limitar a los vuelos internacionales o se van a extender a otras áreas de la vida.

Recientemente, Israel implementó su 'pasaporte verde' que habilita a las personas que ya han sido vacunadas (alrededor del 50% de la población) a ir a gimnasios, hoteles y recitales. En el futuro servirán para ir a bares y restaurantes.

En el Reino Unido también están considerando una 'certificación de estado de Covid': las empresas, por ejemplo, podrían pedirle a sus clientes una prueba de que no tienen coronavirus. El objetivo es alcanzar la mayor normalidad posible sin que se disparen los contagios.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios