EE.UU.: Biden ordenó cuarentena para las personas que lleguen al país y el uso de tapabocas en los vuelos

En un claro contraste con la gestión de Donald Trump, el nuevo presidente puso en marcha hoy una serie de medidas para contener la pandemia: ordenó el uso masivo de tapabocas para edificios federales y transporte, y aislamiento para los viajeros que quieran ingresar al país

En su primer día completo de mandato, Joe Biden explicó su Estrategia Nacional de Respuesta al Covid-19, el principal desafío de su gestión, al menos en el corto plazo. Biden le habló a los estadounidenses descontentos con la forma en que Donald Trump manejó la pandemia, así como a los gobernadores y alcaldes que sintieron que el gobierno federal los había dejado solos.

"Nuestra Estrategia Nacional es exhaustiva, está basada en la ciencia, no en la política; en la verdad, no en la negación", resaltó Biden y agregó: "Permítanme ser claro: las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar. No hemos llegado a este desastre de la noche a la mañana y nos va a costar mucho dar vuelta las cosas. Y permítanme ser igualmente claro: saldremos de esta, venceremos esta pandemia".

Entre otras cosas, la estrategia nacional (un documento de unas 200 páginas) de Biden propone mejorar la campaña de vacunación; contener los contagios mediante la ampliación de testeos y el uso masivo de barbijos; reabrir los negocios y escuelas de manera segura; y proteger a la población vulnerable, especialmente las minorías. Para eso, el nuevo presidente firmó otra tanda de 10 órdenes ejecutivas que definen un abordaje de la pandemia totalmente opuesto al de su predecesor.

Una de ellas es el aumento de la seguridad en los vuelos: a partir del 26, los viajeros que lleguen a los EE.UU. desde otros países deberán presentar un test PCR Covid negativo hecho hasta 72 horas antes (algo que ya se había anunciado al final de la gestión Trump). Además, las personas deberán hacer cuarentena al ingreso en el país, de 10 días en línea con las recomendaciones de los Centros de Prevención y Control de las Enfermedades (CDC). Además, las personas deberán usar tapabocas en los aeropuertos y en los aviones, así como en trenes, barcos y buses interestatales.

Además, el nuevo presidente planea invocar la Ley de Producción de Defensa (DPA por sus silgas en inglés) para expandir la fabricación de materiales para la vacunación y el testeo. La DPA (que data de los ‘50), entre otras cosas, habilita al presidente a requerirle a las empresas que elaboren cualquier producto que él considere necesario para la defensa nacional.

El coordinador de suministros del equipo de respuesta a la Covid-19, Tim Manning, señaló que hay escasez de 12 productos, incluidos barbijos N95, trajes de aislamiento, guantes e hisopos para tomar las muestras.

También planean usar la DPA para la producción de jeringas y otros elementos necesarios para la aceleración de la campaña de vacunación, una de las principales estrategias de Biden para contener la pandemia. El demócrata tiene la meta de alcanzar las 100 millones de inoculaciones en sus primeros 100 días de gestión, el principal inmunólogo del país, Anthony Fauci (que representará al gobierno estadounidense en la próxima reunión de la Organización Mundial de la Salud, de la que Trump decidió retirarse) dijo que ese objetivo es "totalmente realizable".

Hasta ahora, a poco más de un mes de iniciada la campaña, sólo se lograron aplica 16,5 millones de las casi 36 millones de dosis disponibles, cerca del 45%.

La falta de suministros médicos provocó fuertes cruces entre el gobierno de Trump y los gobernadores, especialmente los demócratas, que debieron competir entre ellos para adquirir insumos. La Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de los EE.UU. (GAO por sus siglas en inglés), relevó que la Administración Trump había utilizado la DPA en al menos 43 contratos (que sumaban u$s 3,9 mil millones), especialmente para la fabricación de respiradores. Sin embargo, los opositores del republicano consideraron que no sido lo suficiente me agresivo en la utilización de la herramienta.

Pero si bien EE.UU. ha demostrado ser eficiente en la producción de equipos sofisticados como respiradores, para otros productos de menor valor agregado (por ejemplo los guantes de nitrilo, que no se fabrican en el país) depende hasta un 90% de las importaciones.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios