Canal de Suez

La historia sangrienta de la 'Puerta de Asia', en jaque por el carguero varado

El estratégico paso marítimo está cerrado por tiempo indeterminado porque un barco encalló esta semana. Pero no es la primera vez en la historia que se cierra esta vía fluvial clave para el transporte de petróleo y cereales entre Europa y Asia. Cómo influye en el comercio internacional

Ubicado en Egipto, el Canal de Suez es una vía fluvial de 193 kilómetros. Su construcción se considera una de las mayores proezas de la ingeniería. Las obras comenzaron en 1859. Y se inauguró 10 años más tarde. Todavía sorprende por la tecnología utilizada, dada la época.

Es una ruta comercial estratégica porque une a Asia con Europa al conectar el mar Mediterráneo y el mar Rojo, es una de las más transitadas del mundo y una vía clave para el transporte del petróleo y el gas licuado procedentes del Golfo Pérsico.

 Desde el pasado martes 23 de marzo, el portacontenedores Ever Given, de 224.000 toneladas y 400 metros de largo, está encallado en el canal y bloquea el paso en ambos sentidos.

Suspenden el tráfico en el Canal de Suez por el buque encallado y advierten que removerlo será de una "dificultad extrema"

Aunque su apertura en el siglo XIX fue fundamental para acortar significativamente la distancia entre Asia y Europa al permitir a los barcos 'atravesar' el continente en vez de rodearlo, su historia se remonta a los faraones del Antiguo Egipto.

Así funciona la súper draga que podría reflotar al barco encallado en el Canal de Suez

LA HISTORIA DEL CANAL DE SUEZ

El primer hombre en idear un paso en el Golfo de Suez fue el egipcio Seostris III quien alrededor del 2000 AC intentó crear el Canal de los Faraones, que uniría al Golfo de Suez con el Delta del Nilo. Sin embargo, ni este proyecto ni el de Ramsés II, 800 años más tarde, fueron completados.

No todo es petróleo: miles de cabezas de ganado están varadas en Suez

Recién en el 500 AC, el rey Darío inauguró un canal de 45 metros de ancho para conectar ambas masas de agua. Sin embargo, la conquista romana de Egipto dejó a esa vía marítima en el olvido hasta la llegada de Napoleón en 1798. El emperador francés detectó su condición estratégica para reducir la influencia británica en el Mediterráneo y, de esa forma, establecer allí una colonia francesa. Pero el proyecto de ampliación no prosperó.

Fue la llegada del Said Pachá al virreinato de Egipto lo que impulsó el ambicioso proyecto definitivamente: el 30 de noviembre de 1854 se firmó una concesión de 99 años que autorizaba al diplomático francés Ferdinand de Lesseps a cavar el canal.

De Lesseps en su llegada a Alejandría. Publicada en  L'Illustration, Journal Universel, París, 1858

Un año después, el funcionario galo fundó la Compañía de Suez y consiguió que Napoleón III aportara más de la mitad del capital necesario para la faraónica construcción. 

Así comenzó la historia sangrienta de esta faraónica obra de la era moderna. Miles de campesinos egipcios fueron llevados por la fuerza: no disponían de maquinaria, por lo que realizaron el dragado a mano. Las cifras de la época estimaron que murieron unos 20.000 trabajadores, aunque estimaciones más recientes elevan a 125.000 los fallecidos.

Los trabajos se aceleraron cuando comenzaron a usarse dragas de cangilones, especialmente diseñadas para esa misión. Así, de los 75 millones de metros cúbicos totales de la obra, 50 millones fueron excavados en los últimos 2 años gracias a esa innovación tecnológica.

En 1875, 6 años luego de la inauguración del Canal de Suez, el Pachá de Egipto decidió vender su parte de las acciones para aliviar la deuda externa

Rápido de reflejos, el Reino Unido compró esa parte, dominando así la ruta hacia la India británica, la colonia más rica de la isla europea. En 1888, la Convención de Constantinopla declaró a la zona como neutral bajo protección británica. 

El 26 de julio de 1956, 68 años después de esa declaración, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser decidió nacionalizar el Canal de Suez con el objetivo de facilitar la financiación de la construcción de la presa de Asuán y, como respuesta a la negativa de los Estados Unidos y el Reino Unido a financiar dicha obra.

El conflicto diplomático escaló hasta que el 29 de octubre de 1956 comenzó la Guerra del Sinaí. Así, Francia y Gran Bretaña, principales accionistas del canal y máximos beneficiarios del petróleo que circulaba por esa vía, se unieron a Israel contra Egipto, que contó con el apoyo de los países que actualmente conforman la Liga Árabe.

Bloqueo durante la Guerra del Sinaí

Luego de que Egipto hundiera 40 barcos en el canal y causara un bloqueo como represalia, tanto los Estados Unidos como la Unión Soviética presionaron para que la coalición franco-inglesa-israelí retirara sus ejércitos. Sumado a la intervención de la ONU, el Canal de Suez volvió a funcionar con normalidad.

El presidente egipcio Gamal Abdel Nasser nacionalizó el Canal de Suez

Desde entonces, fue administrado por Nasser hasta que ocurrió un nuevo bloqueo en 1967, debido a las hostilidades entre Egipto e Israel en el marco de la Guerra de los Seis Días. El cierre se produjo, como en 1956, por el bloqueo provocado por el hundimiento de varios barcos dentro del canal. El tráfico internacional reabrió recién en 1975

Tags relacionados

Comentarios

  • RP

    Ricardo PonCe

    26/03/21

    IMPRESIONA LA HISTORIA .SOBRE LA CONSTRCCION DEL CANAL DE SUEZ

    Ver más

    2
    0
    Responder