Elecciones

Balotaje: Ecuador vota para definir presidente o presidenta en un clima de tensión e incertidumbre

Un total de 13,4 millones de ecuatorianos están habilitados para ejercer su voto obligatorio desde las 7 de la mañana hasta las 17, con el cierre previsto a las 19 en Argentina. Las encuestas anticiparon una contienda reñida.

En un escenario marcado por la violencia criminal y el clamor de frenarla, los ecuatorianos acuden hoy a las urnas para decidir el futuro del país en un inusual balotaje presidencial. Los candidatos en disputa son Luisa González, representante de la corriente correísta, y Daniel Noboa, un aspirante de centroizquierda con apoyo de fuerzas de derecha. La jornada electoral se desarrolla bajo un clima tenso tras el reciente asesinato de un candidato y una ola de violencia que ha sacudido al país.

González, quien es respaldada por la Revolución Ciudadana (RC) y vinculada al expresidente socialista Rafael Correa, expresó su esperanza al votar en un recinto electoral de Canuto, en la costa suroeste del país. "El pálpito es que triunfe el Ecuador, es decir que gane la Revolución Ciudadana," afirmó la candidata.

Ecuador experimentó un aumento en la actividad de cárteles de droga con conexiones internacionales, lo que sumió al país en un régimen de terror que cobró la vida de miles de personas, incluyendo casos de violencia extrema como desmembramientos y cuerpos colgados de puentes.

Daniel Noboa, con 35 años de edad, busca convertirse en el mandatario más joven de la historia de Ecuador. Ha recibido apoyo de fuerzas de derecha y se autodenomina de centroizquierda. En contraste, Luisa González, de 45 años, aspira a ser la primera mujer en llegar a la Presidencia de Ecuador mediante el voto popular.

Un total de 13,4 millones de ecuatorianos están habilitados para ejercer su voto obligatorio desde las 7 de la mañana hasta las 17, con el cierre previsto a las 19 en Argentina. Las encuestas anticiparon una contienda reñida.

Diana Atamaint, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), oficialmente inauguró la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador. La seguridad de las elecciones está garantizada por la presencia de unos 100,000 militares y policías desplegados en todo el país.

El vencedor de esta elección gobernará Ecuador por aproximadamente 17 meses, culminando el período presidencial del derechista Guillermo Lasso, quien disolvió el Congreso y convocó a elecciones anticipadas para evitar su destitución en un juicio político por corrupción. Se espera que este nuevo mandato sirva como una suerte de precampaña para la elección presidencial de cuatro años en 2025, lo que marcará el rumbo del país en el corto plazo.

Además de la crisis institucional, Ecuador enfrenta un clima de violencia política y un ambiente de escepticismo económico. El país utiliza el dólar estadounidense como su moneda oficial y tiene una tasa de pobreza del 27%. Ocho líderes políticos, incluyendo un alcalde, dos concejales municipales, un candidato a diputado y un aspirante a la presidencia, han sido asesinados en medio de la campaña.

Luisa González y Daniel Noboa se comprometieron a combatir el crimen y las bandas narcotraficantes, ya que en los últimos años la tasa de homicidios se cuadruplicó, alcanzando los 26 asesinatos por cada 100,000 habitantes. Los candidatos y periodistas se vieron obligados a desplazarse protegidos con chalecos, cascos y autos blindados debido a la violencia desatada.

En el ámbito de las propuestas, Daniel Noboa busca dinamizar la economía y el empleo, ofreciendo facilidades de crédito e incentivos tributarios para las pequeñas y medianas empresas. Una de sus propuestas más notables es la creación de barcos prisiones para aislar a los presos no violentos y cortar sus vínculos con redes criminales.

Por su parte, Luisa González representa la continuidad de la influencia política de Rafael Correa, quien se encuentra en el exilio y condenado por corrupción. A pesar de mantener su independencia, Correa sigue siendo una figura influyente en la política ecuatoriana desde Bélgica. González propone un Estado más solidario después de una serie de gobiernos de derecha que siguieron a su mentor.

En la primera vuelta, Noboa obtuvo el 23% de los votos, mientras que González lideró con el 34%. Ambos candidatos enfrentarán dificultades en el Congreso al no contar con una mayoría absoluta, lo que podría complicar la implementación de sus reformas en un momento crítico para el país.

Temas relacionados
Más noticias de Ecuador
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.