Vietnam, el “país modelo que miran todos: no tuvo ni un solo muerto ni cuarentena

Las medidas de Vietnam frente al coronavirus las consideraban como "exageradas", hoy quieren seguir el ejemplo.

A pesar de compartir frontera con China, Vietnam solo ha reportado 327 casos y 0 muertes en su territorio. La población de Vietnam es de 95 millones de habitantes y la cifra sorprende a los expertos.

Vietnam inmediatamente supo que el virus podría colapsar y saturar sus sistemas de salud. Desde el 2 de enero el país estableció medidas y protocolos: en ese entonces, el coronavirus comenzaba a propagarse por Wuhan.

"Cuando se trata de este tipo de patógenos potencialmente peligrosos y desconocidos, es mejor exagerar", explica el Dr. Todd Pollack, de la Asociación para el Avance de la Salud de Harvard en Vietnam en Hanoi.

El plan de emergencia de Vietnam comenzó a principios de año y esta actuación inmediata permitió al país contener la enfermedad: clausuraron escuelas, cerraron la frontera con China, restringieron viajes, aumentaron los controles sanitarios en las fronteras y en zonas “vulnerables .

Las personas que volvieron de viaje en marzo debieron permanecer en centros de cuarentena por 14 días. El gobierno cubrió todos los costos y todos los viajeros fueron testeados, estuvieran enfermos o no.

Según datos oficiales del país, el 40% de los casos confirmados en Vietnam “no tenían idea que tenían el virus si no hubiesen sido testeados .

Las escuelas abrieron a comienzo de este mes de mayo, retomando la actividad educativa.

“Estas medidas parecían ser bastante extremas en ese momento , afirma Guy Thwaites, director de la Unidad de Investigación Clínica de la Universidad de Oxford (OUCRU) en la ciudad de Ho Chi Minh.

El director trabaja conjuntamente con el gobierno de Vietnam en programas especiales de enfermedades infecciosas: el gobierno y los expertos acordaron vigilar de cerca y realizar una “operación de rastreo de contactos para controlar la enfermedad.

Pero la resiliencia de Vietnam frente al coronavirus se debe a su experiencia frente a pandemias anteriores. En febrero 2003, el país asiático comenzó su batalla contra el SARS como también en 2010 tuvieron que lidiar con un letal brote de Gripe Aviar. No solo ponen sus esfuerzos para enfrentar el COVID-19: sino que el sarampión y el dengue siguen preocupando a los expertos.

“Vietnam es más respetuoso con las enfermedades infecciosas que los países más ricos. Saben cómo responder a estas cosas , sostiene Thwaites.

Al igual que el SARS, el COVID-19 es una enfermedad con portadores asintomáticos: para el país resultó clave testear de forma masiva a su población. Vietnam nunca declaró la cuarentena total sino que planeó un plan de contingencia perfecto desde un principio.

Tags relacionados