Trump salió del hospital: para los médicos, no está "completamente fuera de peligro"

El mandatario instó a los estadounidenses a no temerle al coronavirus y no dejar que domine sus vidas.

Después de tres días internado en el Hospital Walter Reed (Maryland), el presidente Donald Trump fue dado de alta. “¡Me siento realmente bien! No le tengas miedo a Covid-19. No dejes que domine tu vida. Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunos medicamentos y conocimientos realmente excelentes. ¡Me siento mejor que hace 20 años! , tuiteó el mandatario, en línea con su discurso de minimizar el virus.

I will be leaving the great Walter Reed Medical Center today at 6:30 P.M. Feeling really good! Don’t be afraid of Covid. Don’t let it dominate your life. We have developed, under the Trump Administration, some really great drugs & knowledge. I feel better than I did 20 years ago!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 5, 2020

Según el equipo médico del hospital, en las últimas 24 horas el estado del presidente siguió mejorando y cumplió con todos los criterios para ser dado de alta. Sus niveles de oxígeno son normales y no presentó fiebre en las últimas 72 horas, pero admitieron que son “conscientemente optimistas y que seguirán “en guardia . “Aunque aún no esté completamente fuera de peligro, el equipo y yo estamos de acuerdo en que todas nuestras evaluaciones y lo más importante, su estado clínico, apoyan el regreso seguro del presidente a su casa, donde estará rodeado de atención médica de clase mundial 24/7 , dijo su médico personal, Sean Conley.

LOOK: Trump walks out of Walter Reed Medical Center, headed for the White House pic.twitter.com/qg8TjgoIBH

— Bloomberg QuickTake (@QuickTake) October 5, 2020

Si bien los médicos no explicitaron los detalles del tratamiento, planean administrarle a Trump la quinta y última dosis de remdesivir una vez que esté instalado en la unidad médica de la Casa Blanca. También continuarán tratándolo con dexametasona (corticoides) y aclararon que no recibió ninguna medicación para bajarle la fiebre en las últimas 72 horas.  Y si bien los médicos afirmaron que el mandatario no presenta problemas respiratorios, cuando le preguntaron a Conley si Trump tenía neumonía, dijo que no estaba habilitado para difundir esa información.

Si bien todavía persisten las dudas sobre el estado de salud del mandatario y el propio equipo médico dijo que Trump aún no está fuera de peligro, Conley aclaró que "tratamos de sacar a los pacientes afuera del hospital tan rápido como sea seguro y razonable. Cada día que un paciente se queda en el hospital innecesariamente, es un riesgo para ellos mismos. Y en este momento no hay nada que se esté haciendo aquí que no podamos llevar a cabo con seguridad en casa [la Casa Blanca]". Los médicos también confirmaron que están desarrollando “estrategias de prevención de control de infecciones para que el presidente pueda volver a su residencia con seguridad .

Por otra parte, Conley admitió que Trump había sufrido una leve deshidratación el viernes pasado y que había presentado “signos vitales inestables por ciertos períodos de tiempo e incluso hubo episodios de saturación baja  y tuvo que recibir oxígeno al menos en dos oportunidades, aunque según Conley se trató más bien de una cuestión de “anticipar necesidades .

Pero incluso hospitalizado, Trump no se aparta de la campaña, a sólo 29 días de las elecciones. Hoy es el último día para registrarse como votantes en Arizona, Florida, Georgia, Ohio y Texas, y el mandatario aprovechó para recapitular sus consignas electorales como libertad religiosa, impuestos bajos, apego a la ley y el orden y la protección de la Segunda Enmienda, entre otras. 

STOCK MARKET HIGHS. VOTE!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 5, 2020

LAW & ORDER. VOTE!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) October 5, 2020

Por su parte, el candidato demócrata, Joe Biden, dijo que seguía rezando por la recuperación del presidente y la primera dama –Melania Trump se encuentra aislada en la Casa Blanca–, y dijo: "ya que está ocupado tuiteando mensajes de campaña, le pido que escuche a los científicos y que apoye el uso obligatorio de barbijos en todo el país. Sabemos que salvan vidas".

Los Estados Unidos sigue siendo el país más afectado por el coronavirus con casi 7,5 millones casos desde el comienzo de la pandemia y 210.043 muertes. La situación todavía es preocupante en varios estados y Nueva York (el epicentro del brote en abril pasado) está comenzando a endurecer sus medidas de restricción social.   

Los contactos cercanos

Además de la Primera Dama, Melania Trump, la asesora del presidente, Hope Hicks –que acompañó al Trump en varios viajes durante la campaña– fue diagnosticada con Covid-19 la semana pasada, junto con Bill Stepien, su jefe de campaña. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, y otros dos funcionarios del área, Chad Gilmartin y Karoline Leavitt, también están contagiados. Nicholas Luna, un asistente del presidente estadounidense, también está infectado y haciendo cuarentena en su casa.

Los senadores republicanos Ron Johnson, Thom Tillis y Mike Lee tienen el virus.  Ronna McDaniel, presidenta del Comité Nacional Republicano y en contacto frecuente con Trump en el marco de las elecciones presidenciales, también dio positivo y actualmente está en cuarentena en su saca de Michigan. Una exasesora muy cercana a Trump, Kellyanne Conway, que asistió a una ceremonia en la Casa Blanca dos semanas atrás también dio positivo.  

Tags relacionados

Compartí tus comentarios