Nominaron a Trump al Nobel de la Paz, dos meses antes de las elecciones en Estados Unidos

Y no es la primera vez: a Trump ya lo habían nominado al Nobel de la Paz en 2019. Esta vez, lo nominó un legislador noruego, y dijo que es por su intervención para restablecer las relaciones diplomáticas entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

En plena campaña electoral en Estados Unidos, a menos de dos meses de los comicios que definirán quién será el próximo presidente, la noticia cayó como una bomba: Donald Trump fue nominado para el Premio Nobel de la Paz 2021.

La prensa local se preguntaba esta mañana quién lo habría nominado, ya que a nivel doméstico, el presidente estadounidense profundiza aún más ahora "la grieta", en particular con su apoyo expreso a las fuerzas policiales en medio de protestas nacionales por la violencia de agentes que derivó en muertes de civiles o abusos. 

En los últimos meses, la muerte de afroamericanos a manos de la policía profundizó las reivindaciones a favor de "black lives matter" que escalaron con marchas en numerosas ciudades -incluso en el exterior de EE.UU.-. En su mayoría pacíficas, algunas sufrieron enfrentamientos con ultraderechistas, y Trump replicó enviando a miembros de la Guardia Nacional con la consigna de restablecer "la ley y el orden".

Y en su política de relaciones exteriores, Trump no ha dudado en ofender a otros líderes con frases picantes en Twitter por ejemplo, ni en amenazar de forma expresa a otros países, entre ellos, a Irán y Corea del Norte

Y aunque las candidaturas al Nobel son secretas, quienes las presentan son libres de hacerlas públicas, o sea que hoy también se supo que quien nominó a Trump es un legislador noruego. Se llama Christian Tybring-Gjedde y ya lleva cuatro períodos como legislador. Explicó que nominó a Trump por sus esfuerzos en negociar un acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), reportó Fox News.

"Por su mérito, creo que ha hecho más para tratar de crear la paz entre las naciones que la mayoría de los demás nominados al Premio de la Paz", dijo Tybring-Gjedde, que en su carta al Comité del Nobel indicó que el acuerdo entre israelíes y emiratíes puede ser "un punto de inflexión" en Oriente Medioo, en la medida en que otros países pueden seguir los pasos de Emiratos, según la cadena estadounidense Fox News.

Y no es la primera vez: Trump también fue nominado al Nobel en 2019, y si bien él mismo había dicho que lo postuló el primer ministro japonés, Shinzo Abe, éste no lo admitió ni negó públicamente. En todo caso, el mismo legislador noruego sí lo nominó entonces, y en reconocimiento a su empeño en impulsar la paz entre Corea del Sur y Corea del Norte. 

EE.UU. y su rol en el acuerdo de Oriente Medio

Ayer, un funcionario de la Casa Blanca anunció que Trump celebrará una ceremonia de firma el 15 de septiembre para el acuerdo en Oriente Medio que normalizará las relaciones entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - Xinhua

Como parte del acuerdo, anunciado en la Casa Blanca el 13 de agosto tras lo que los funcionarios dijeron que habían sido 18 meses de conversaciones, el Estado del Golfo acordó normalizar las relaciones con Israel, que a su vez accedió a continuar con los planes para suspender su anexión de Cisjordania.

Según el Financial Times, el verdadero logro para Israel sería asegurar un acuerdo con Arabia Saudí, cuna del Islam y el principal aliado árabe de EE.UU. Pero eso parece problemático ya que mientras el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, prometió apoyar el plan de Trump, su padre el rey Salman rechaza públicamente esa posibilidad, en vistas a que EE.UU. reconoce la soberanía israelí sobre todo Jerusalén, siendo que la ciudad también hospeda el tercer sitio más sagrado del Islam.

Autofinanciar su campaña

Apenas ayer, Trump decía que está dispuesto a financiar por sí mismo su campaña de reelección, de ser necesario. "Si necesitáramos más, lo aumentaría personalmente, como lo hice en las primarias la última vez", dijo Trump a los periodistas, refiriéndose a su campaña de 2016.

"Si tengo que hacerlo, lo haría, pero estamos haciendo muy bien", dijo. Poco antes había mencionado la posibilidad de gastar hasta u$s 100 millones de su propio dinero en su campaña de 2020, reportó Bloomberg.

La campaña de Trump contó con una enorme ventaja financiera sobre el candidato demócrata Joe Biden hace cinco meses, pero ese beneficio se evaporó mientras los dos entran al tramo final a dos meses de las elecciones presidenciales de 2020, informó el lunes el New York Times. La campaña de Trump y el Comité Nacional Republicano gastaron u$s 800 millones para impulsar la reelección del presidente. 

 

Tags relacionados

Más de Internacionales

Compartí tus comentarios