Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Estados Unidos accede a renegociar el NAFTA tras pedidos de México y Canadá

El mandatario estadounidense dio el visto bueno para revisar el acuerdo de libre comercio, en vez de derogarlo. Pero advirtió que se retirará si no le resulta justo

Estados Unidos accede a renegociar el NAFTA tras pedidos de México y Canadá

El presidente Donald Trump dijo que estaba listo para retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA, por sus siglas en inglés), pero que decidió retrasar la medida tras las apelaciones de los líderes de México y Canadá.

"Yo iba a terminar el NAFTA dentro de dos o tres días a partir de ahora", dijo el jueves a los periodistas en la Oficina Oval. Sin embargo, aclaró que reconsideró su postura después de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, lo llamaran el miércoles para renegociar el acuerdo, y no derogarlo.

Aclaró que las conversaciones para la revisión "empezarán muy pronto. La renegociación empieza hoy".
El canciller de México, Luis Videgaray, señaló que la ruptura del tratado "fue una posibilidad real", mientras en Canadá, Trudeau indicó que "en efecto, (Trump) dijo que pensaba anular ese acuerdo". El premier le expresó a Trump que el NAFTA permitió generar muchos empleos y que retirarse "costaría trabajos en Esados Unidos".
Una declaración emitida por la Casa Blanca indicó que "Trump acordó no terminar con el NAFTA en este momento y los líderes acordaron proceder rápidamente, de acuerdo con sus procesos internos, para permitir la renegociación del acuerdo en beneficio de los tres países".

"Es un privilegio para mí poner el NAFTA al día a través de su renegociación. Es un honor tratar con el presidente Peña Nieto y con el primer ministro Trudeau, y creo que el resultado final hará que los tres países sean mejores y más fuertes", apuntó Trump en esa nota difundida por la Casa Blanca.

El mandatario también evaluó que una rápida retirada estadounidense del tratado firmado hace 23 años por los tres países de América del Norte "sería un choque bastante grande para el sistema", por lo que insistió en "ofrecer una buena y fuerte oportunidad a la renegociación" del pacto.

Aun así, apuntó que "si no puedo hacer un trato justo para Estados Unidos, es decir, un trato justo para nuestros trabajadores y nuestras empresas, le pondré fin al NAFTA".

El miércoles, medios locales habían accedido en Washington a un borrador de decreto presidencial que planteaba la retirada unilateral de Estados Unidos de ese pacto comercial al que durante la campaña electoral Trump ha calificado como un "desastre" y "el peor acuerdo comercial de la historia".

Según los reportes, el decreto invocaba una cláusula del pacto que permite la salida de uno de los miembros seis meses después de una notificación formal y previa a los otros integrantes del NAFTA.
Políticos, diplomáticos y grupos de presión se movieron entre bambalinas para inclinar la balanza.