Efecto pandemia: por el Covid, la Cepal calcula que este año cerrarán 2,7 millones de empresas en América latina

El organismo prevé que el desempleo podría afectar a 44 millones de personas, mientras la probreza alcanzaría a 231 millones y 96 millones caerían en la categoría de probreza extrema

Como resultado de la pandemia, América latina y el Caribe están atravesando su peor crisis en un siglo, según afirmó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (Cepal). El organismo pronosticó, además, que la recuperación de la actividad en la región será aún más lenta que la de la crisis subprime (2007-2008) y que el PBI per cápita bajará a los niveles de 2010, arrasando con el crecimiento de la década anterior.

Se proyecta una caída del 9,1% del PBI de la región con un “fuerte aumento de la desigualdad y la pobreza . Así, la pandemia suma incertidumbre a una región que desde hace años viene experimentando un crecimiento débil: 0,4% el promedio anual entre 2014 y 2019.  De hecho, la Cepal prevé que la pobreza podría llegar a los niveles de 2006, alcanzando a 231 millones de personas a nivel regional, mientras que la pobreza extrema podría afectar a 96 millones (parámetros de 1990).

 “La pandemia del Covid-19 está teniendo impactos negativos históricos en lo económico, productivo y social, con secuelas y efectos a mediano plazo sobre el crecimiento, aumentos en la desigualdad, pobreza y desempleo , señaló Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva del organismo.  La Cepal prevé que se cerrarán unas 2,7 millones de empresas formales en 2020, mientras que el desempleo alcanzaría a 44 millones de personas, unos 18 millones de desempleados nuevos con respecto a 2019.

En este contexto, la situación será particularmente difícil para los países que dependen del agro, porque mientras los exportadores de metales como Perú, Bolivia y Chile podrían beneficiarse de la apreciación del oro en este contexto de incertidumbre, es probable que los productores agropecuarios (como la Argentina, Paraguay y Uruguay, entre otros) vayan a experimentar una disminución de los precios de en torno al 2%.

Frente a este escenario complejo, la Cepal aconseja “fortalecer los ingresos públicos, mantener las políticas monetarias expansivas convencionales y no convencionales, y fortalecer la macro regulación prudencial junto a la regulación de los flujos de capitales para preservar la estabilidad macrofinanciera en el corto y mediano plazo .

Para salir de la crisis, apunta la Cepal, es vital que los países sostengan las políticas fiscales –en promedio alrededor del 4,1% del PBI– y monetarias expansivas que contribuyeron a mitigar los efectos de la pandemia, incluso en un contexto de mayor déficit fiscal y endeudamiento.

Para lograrlo, la propuesta de la Cepal señala: “Una política fiscal activa en un marco de sostenibilidad fiscal centrado en los ingresos. Es necesario que América Latina y el Caribe aumenten su recaudación tributaria, que actualmente es de 23,1% del PBI en promedio para los gobiernos generales de la región, comparado con el 34,3% de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Para esto se debe combatir la evasión y elusión tributaria, que llega al 6,1% del PBI regional, consolidar el impuesto a la renta a personas físicas y corporaciones, extender el alcance de los impuestos sobre el patrimonio y la propiedad, establecer impuestos a la economía digital y correctivos, como los ambientales y relacionados a la salud pública .

La Comisión también destacó el rol de los organismos multilaterales de crédito para ampliar el financiamiento y la liquidez. En este sentido, Bárcena afirmó que: “Aliviar el pago de intereses de la deuda aumentaría la disponibilidad de recursos para el desarrollo .

Tags relacionados

Compartí tus comentarios