Coronavirus: un nuevo brote lleva a Francia a tantos contagios diarios como la Argentina

Tras cuatro semanas de aumento de casos, ayer tuvo 10.561, cifra que no alcanzaba desde que terminó la cuarentena en mayo. 

Hace una semana que Francia registra un promedio diario de 8026 infectados nuevos de coronavirus, pero la cifra de ayer elevó aún más la alarma por este nuevo brote: fueron 10.561, la mayor cantidad desde que el país abandonó el confinamiento en mayo.

Y un día después de que el primer ministro, Jean Castex, advirtiera del "claro empeoramiento" en la propagación del Covid-19 que hasta hoy infectó a 381.094 personas y causó la muerte de 30.893  en Francia.

Castex explicó que el virus principalmente está circulando entre la gente joven,  que mayoritariamente no registra síntomas, y hay un aumento "significativo" de hospitalizaciones, con una ocupación de unidades de terapia intensiva con similar cantidad de ancianos que en marzo.

Ante el alza sostenida de casos que se viene registrando en las últimas cuatro semanas, el consejo científico del país advirtió que las tasas de contagio son "preocupantes" y que el virus está circulando más rápido de lo que calculaban los expertos. 

En los últimos siete días se hicieron 2464 nuevas hospitalizaciones por Covid-19, incluidas 427 en cuidados intensivos.También aumentó la cantidad de rebrotes bajo investigación, hasta un total de 826 -66 más que el sábado-, en un momento clave por el inicio del curso escolar y la progresiva normalización de la actividad laboral.

Por regiones, 77 departamentos se encuentran ahora "en una situación de vulnerabilidad moderada o alta", indica Salud Pública.

El gobierno busca por todos los medios evitar otra cuarentena nacional, y la gente tendrá que vivir con el virus y mantener las precauciones, dijo Castex el viernes.

Emmanuel Macron - Europapress

Con brotes que también se amplían en los vecinos Alemania, España y Reino Unido, Europa Occidental es nuevamente un foco global de las infecciones. 

"Francia se encuentra ahora en un nivel preocupante que no está muy alejado de España, con un retraso de quizás dos semanas, y mucho más severo que el de Italia" , dijo Jean-Francois Delfraissy, presidente del consejo científico. En este contexto, el Gobierno "se verá forzado a tomar varias decisiones difíciles en unos ocho a diez días" , añadió. "Cualquier decisión que se tome sólo tendrá un beneficio potencial en 15 días" . n

El virus está circulando "más y más" en Francia y se quedará aquí por varios meses más, previó Castex. Mientras que Delfraissy, resaltó que la gente precisa "recuperar el control" de su conducta nuevamente, luego de que durante el verano boreal, no cumplieran las reglas de prevención del virus de manera estricta. 

La semana pasada, el ministro de Salud de Francia, Olivier Veran, dijo que las hospitalizaciones y número de casos graves son "un reflejo de la situación de la epidemia de hace dos semanas" , por lo que se espera que ambos indicadores empeoren en los próximos 15 días.

Debido al agudo repunte de los datos sobre nuevos casos y hospitalizaciones, el ministerio pidió a las personas apegarse a las reglas contra el virus. "Es imperativo evitar grandes concentraciones de personas. Es necesario preferir los grupos pequeños, usar barbijo en espacios públicos y utilizar gel hidroalcohólico. Respetar todas las medidas de distanciamiento social, en toda circunstancia, es fundamental en el combate a la propagación del virus" , dijo.

Chalecos amarillos, también

Además, ayer hubo una protesta de los chalecos amarillos en París, que se enfrentaron a la prefectura de policía en el marco de una protesta contra el presidente francés, Emmanuel Macron.

Antes del comienzo de la movilización en el centro de la Ciudad Luz, los uniformados habían detenido a 154 manifestantes. Luego, se produjeron cruces entre los efectivos y los chalecos amarillos, que incendiaron autos y arrojaron piedras.

La intención de las autoridades era evitar que la movilización ingresara a la zona de los Campos Elíseos, donde preveían destrozos a los locales de la reconocida avenida parisina.
Los chalecos amarillos, surgidos en el otoño de 2018 tras el aumento a los impuestos a los combustibles, denuncian que "las injusticias sociales y fiscales no dejan de crecer" en Francia.
 

Tags relacionados

Más de Internacionales

Compartí tus comentarios