Coronavirus: España es el primer país de la Unión Europea en superar el millón de casos

Es el sexto en número de casos después de los Estados Unidos, India, Brasil, Rusia y la Argentina

España se convirtió hoy en el primer país de la Unión Europea (UE) en superar el millón de contagios de coronavirus, según cifras oficiales. Con 47 millones de habitantes, es el sexto país en el mundo en superar esa barrera luego de Estados Unidos, India, Brasil, Rusia y la Argentina. El gobierno analiza un endurecimiento de las medidas restrictivas para frenar la expansión de la pandemia pese a la férrea resistencia de algunas regiones.

El país reportó 16.973 casos en las últimas 24 horas (1.005.295 desde el comienzo de la pandemia) y 156 muertes diarias (de un total de 34.366), según el último recuento del Ministerio de Sanidad. Con infectados en promedio más jóvenes, esta segunda ola de contagios es menos letal que la primera, que tuvo su punto culminante entre finales de marzo y principios de abril, con unos 800 decesos por día.


Pero con el personal sanitario lanzando advertencias de que algunos hospitales pueden volver a colapsar, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, adelantó ayer que el gobierno español analiza la implementación de nuevas restricciones, incluso un toque de queda, como ya fue impuesto en Francia, Bélgica, Eslovenia y dos regiones de Italia. "Vienen semanas muy duras, viene el invierno, la segunda ola ya no es una amenaza, es una realidad en toda Europa", advirtió Illa, y aclaró que el Gobierno está abierto "a todos los planteamientos que pueda haber" frente al flagelo. El ministro se reunirá mañana con los representantes de las regiones autónomas, que detentan las competencias en materia de salud pública, para actualizar el plan antiCovid.

España fue uno de los países más golpeados por la primera ola de la pandemia, hasta que aplicó uno de los confinamientos más rígidos de Europa entre marzo y junio y controló los contagios. Pero los casos volvieron a multiplicarse desde julio por varias razones: el intento de salvar la temporada de turismo –uno de los motores de la economía española–, la rápida vuelta a la vida social y el ocio nocturno, y problemas en el sistema de rastreo de los enfermos.

Los fuertes desacuerdos entre los gobiernos central y regionales, y entre los partidos políticos sobre el alcance de las medidas a aplicar ante el repunte agravaron aún más la situación. Madrid y zonas periféricas fueron puestas bajo cierre perimetral desde principios de octubre, mientras que Cataluña impuso el cierre de bares y restaurantes por 15 días.

En estos momentos los hospitales no están tan exigidos como en la primera ola, pero los esfuerzos del confinamiento desde el final del verano europeo se perdieron por la falta de preparación para esta segunda ola, lamentó Ángela Hernández Puente, vicesecretaria de la asociación médica de Madrid Amtys.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios