Brasil: cruce de denuncias entre Bolsonaro y Moro aumenta la inestabilidad política y hunde a los mercados

"No tengo que pedir permiso para cambiar a alguien", dijo Bolsonaro tras la salida de Sergio Moro del gabinete

Luego de que la renuncia de Sergio Moro al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, provocara una crisis política que, además arrastró a los mercados –el Bovespa cayó un 5,79% y el real cerró con una devaluación del 2,54% hasta alcanzar un nuevo mínimo histórico– el presidente Jair Bolsonaro, salió en conferencia –rodeado de sus ministros que, en plena pandemia, no manturavieron distancia física– a dar su versión de los hechos.

Esta mañana el ex juez Moro dijo que el despido del jefe de la Policía Federal, Maurício Valeixo fue “una señal clara de que el presidente me quería fuera del Ejecutivo" y acusó al mandatario de querer tener influencia en la isntitución para acceder a información sobre algunas causas.  Según Bolsonaro fue Moro el que le pidió que, a cambio de una nuevo jefe de la  Policía Federal, el ex magistrado fuera nominado para una vacante en la Corte Suprema. "Es desmoralizante para un presidente escuchar eso", dijo Bolsonaro.

Más tarde, el mandatario recalcó que no necesitaba pedir permiso para cambiar un miembro de la Policía: "No tengo que pedir permiso para cambiar a un director o a cualquier otra persona que esté en la pirámide de la jerarquía ejecutiva". Y cuestionó que Moro estaba más preocupado por el caso de Marielle Franco –en el que fue involvurado Bolsonaro tras las declaraciones de un testigo– que por Adélio Bispo, que intentó matarlo con un cuchillo.

Sobre Moro, también dijo: "Una cosa es tener la imagen de una persona, otra es vivir con ella". Bolsonaro admitió que acusó a Moro por la investigación del apuñalamiento. "Nunca le pedí que el FP me blindara en ningún sitio."

¿Un presidente sin gabinete?

El despido de la cabeza de la Policía Federal, Maurício Valeixo, provocó la renuncia del ahora exministro de Justicia, Sergio Moro, que tenía a Valeixo bajo su órbita y a quien había designado personalmente. De hecho, ambos fueron estrechos colaboradores en la causa ‘Lava Jato’ que derivó en cuatro causas judiciales y la eventual prisión del expresidente Lula da Silva.

Precisamente, durante en su campaña presidencial  Bolsonaro se definió como un “candidato anti sistema y se embanderó detrás de la causa de corrupción que polarizó al país y puso a varios en contra del Partido de los Trabajadores de Lula y Dilma Roussef.

Brasil: el juez del 'Lava Jato' deja el gobierno de Bolsonaro, tras acusarlo de querer intervenir la Policía

Pero la salida de Valeixo no sólo enojó a Moro, sino también a la denominada ‘ala militar’ de su gobierno, que ya venía contrariada desde la renuncia del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, la semana pasada.

Según apunta Fohla de Sao Paulo, el jueves ‘el ala militar’ del gabinete estuvo tratando de convencer a Moro para que se quedara en el gobierno y se sintieron traicionados por el comportamiento de Bolsonaro, que no le bastó con acelerar el despido de Valeixo, sino que también lo publicó en sus redes sociales.

- Lei 13.047/2014

“Art. 2º-C. O cargo de Diretor-Geral, NOMEADO PELO PRESIDENTE DA REPÚBLICA, é privativo de delegado de Polícia Federal integrante da classe especial. pic.twitter.com/Sc7XT6wxkI

— Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro) April 24, 2020

Otro punto que generó recelo dentro del gabinete fue la denuncia de Moro respecto a que Bolsonaro quería reemplazar al jefe de la Policía Federal para obtener acceso a información confidencial de inteligencia e informes. El hecho de que fuera un pedido explícito, que luego derivó en una denuncia pública, terminó por profundizar aún más las grietas en el gabinete. Algunos de ‘los  militares’, incluso creen que el presidente brasileño terminó de aislarse con esta decisión, según informa Folha.

Por su parte, el vicepresidente (General) Hamilton Mourao se lamentó por la salida de Moro, a quien describió como "muy bueno y excepcional". "Creo que estaba haciendo un buen trabajo. No es algo bueno, pero la vida sigue", agregó.

El presidente quiere que el jefe de la Secretaría General de la Presidencia, Jorge Oliveira, reemplace a Moro. Sin embargo, en principio el ministro no habría aceptado la oferta.

 

"Que renuncie antes de ser renunciado"

El expresidente Fernando Henrique Cardoso fue implacable y tuiteó: “Es hora de hablar. Pr [presidente] se está cavando su propia tumba. Que renuncie antes de ser renunciado. Salvanos de, además del coronavirus, tener un largo proceso de juicio político. Deje que el vicepresidente se haga cargo para devolvernos al foco: salud y empleo. Menos inestabilidad, más acción para Brasil .

É hora de falar. Pr está cavando sua fossa. Que renuncie antes de ser renunciado. Poupe-nos de, além do coronavírus, termos um longo processo de impeachment. Que assuma logo o vice para voltarmos ao foco: a saúde e o emprego. Menos instabilidade, mais ação pelo Brasil.

— Fernando Henrique Cardoso (@FHC) April 24, 2020

Más allá de la polémica que envuelve a su figura pública, la popularidad de Bolsonaro se ha visto fuertemente golpeada por su gestión de la epidemia de coronavirus en Brasil que, hasta ahora derivó en 52.995 casos positivos (22.752 activos)  y 3670 muertes.

Desde el inicio, el presidente trató al virus como una simple "gripecita"; defendió el uso de medicamentos como la hidroxicloroquina, aunque no está aprobada; y rechazó las medidas de distanciamiento social, además de abrir una grieta con varios de los gobernadores –especialmente con algunos de los más poderosos como Joao Doria, de San Pablo, y Wilson Witzer, de Rio de Janeiro–  por boicotear sistemáticamente las cuarentenas impuestas en los estados.

Coronavirus: con más de 30.000 casos y casi 2000 muertes, Bolsonaro echó al ministro de Salud

Además de perder apoyo político, su postura frente al Covid-19, le costó varios cacerolazos en todo el país que explotaron con la salida de Luiz Henrique Mandetta, exministro de Salud y aliado de Moro en la interna del gabinete, el jueves pasado.  La gestión de Mandetta (que sostuvo una postura explícitamente contraria a la de Bolsonaro) durante la crisis de coronavirus llegó a tener una aprobación del 76% entre los brasileños, según una encuesta reciente de Datafolha.

En apenas 16 meses ya se fueron 8 ministros del gabinete original de Bolsonaro: Moro; Mandetta; Osmar Terra (Jefe de Gabinete); Gustavo Canuto (ministro de Desarrollo Regional); Floriano Peixoto (ministro de la Secretaría General); Carlos Alberto dos Santos Cruz (Secretaría de Gobierno de la Presidencia); Ricardo Vélez Rodríguez (ministro de Educación) y Gustavo Bebianno (Secretaría General de la Presidencia)  

Tags relacionados