Publicidad electoral

Volvió Agulla: el publicista de los 90 que trabajó con Telecom y De La Rúa creó el spot de Randazzo peleando con CFK

Ramiro Agulla estuvo detrás de la realización del nuevo spot del ex ministro de Transporte del gobierno de Cristina Kirchner y volvió a estar en boca de todos. Su historia como publicista político y sus trabajos más recordados

Quién no recuerda el "dicen que soy aburrido" de Fernando De la Rúa, el spot que surgió durante la campaña que lo catapultaría a la presidencia de la Nación en 1999. O, si de consumo masivo se trata, están "la llama que llama" y "en tu cabeza hay un gol", publicidades para las propuestas de larga distancia de Telecom y una de las más recordadas de cerveza Quilmes con motivo del Mundial 1998.

Todas ellas salieron de la cabeza de Ramiro Agulla, un publicitario que revolucionó su industria a fines de los 90 pero que, tras un éxito televisivo como Mosca & Smith en el Once, nunca dejó de trabajar para distintos candidatos políticos, no solo en la Argentina sino también en Chile.

Ahora, con la campaña en ciernes, y luego que se lo vinculará con Facundo Manes, volvió a aparecer como "la mano" detrás de la publicidad que estrenó el candidato Florencio Randazzo esta semana y que incluye una conversación paródica con una imitadora de Cristina Fernández de Kirchner

El recorrido político

Agulla se hizo conocido en el terreno de la publicidad -creó, junto a Carlos Baccetti, la agencia A&B, que en 2005 terminaron por vender a Lowe por un valor de u$s 10 millones- pero dejó su marca indeleble en distintas campañas políticas. La primera fue la ya mencionada con De la Rúa, que luego lo tuvo como asesor hasta poco tiempo antes de la crisis provocada por el "corralito" y la debacle del gobierno radical. 

En 1999 llegó a formar parte del comité de campaña del entonces jefe de Gobierno porteño, invitado por Darío Loperfido, y que tenía entre sus integrantes a David Ratto (publicista de Raúl Alfonsín en la efectiva campaña de 1983), Carlos Souto (también publicitario, que fue parte de otros equipos donde estuvo Agulla) y el sociólogo Luis Stuhlman, que falleció apenas tres años después.

"Señor Presidente, menos Agulla y más Agallas", decían los afiches que llenaron la Ciudad de Buenos Aires en aquel entonces, previo a la renuncia, y que hay que cifrar en la interna del gobierno de aquel momento. 

Agulla trabajó también para Aníbal Ibarra en su campaña para jefe de Gobierno, con Carlos Menem (cómo olvidar el "¡Vamos Menem!) en su campaña de 2002 (ganó en primera vuelta pero desistió de competir en la segunda, lo que convirtió automáticamente a quien quedó en segundo lugar, Néstor Kirchner, en presidente) y fue la mente detrás de la campaña de Francisco de Narváez, el candidato de Unión PRO que en 2009 le ganó a Kirchner las elecciones de medio término en la provincia de Buenos Aires.

El publicitario trabajó, con distintos grados de intensidad, para el mexicano Vicente Fox, la chilena Michelle Bachellet y hasta el estadounidense John McCain (que perdió con Barack Obama en 2008), en el plano internacional, pero también también con Daniel Scioli en 2007, José Manuel de la Sota en 2011, y con Sergio Massa en 2015, una de las pocas veces que perdió una elección local. 

La última campaña de Agulla fue para el ganador de 2019 en Santa Fe, el actual gobernador Omar Perotti, cuya publicidad decía, en tono épico, "El gigante se ha despertado, y vos lo hiciste". Ganar no fue cosa fácil para el peronismo tras 12 años de gobiernos socialistas: no por nada dos meses antes de las PASO de hace dos años el publicitario tuiteó que "extrañaba una epopeya". La campaña se centró en los temas "calientes" de la provincia en cuestión, la seguridad y el narcotráfico. 

Agulla se hizo responsable del disruptivo spot de Randazzo también vía Twitter ante el consultor político Raúl Timerman.

El campeonato

El año pasado Agulla fue tendencia en Twitter, cuando ganó el campeonato mundial de agencias argentinas de publicidad que armó el periodista Leandro Africano, redactor de varios medios incluido este.  

La idea surgió a partir de esos mundiales que pululan por la red social Twitter y, cuenta Africano, se decidió a armarla cuando lo motivó Santiago Olivera, CEO de VMLY&R Argentina (la agencia de publicidad mas conocida como Young). 

El campeonato tuvo un promedio de 250 participantes por encuesta y un alcance total de 57.000 visualizaciones. 

La final la disputaron Agulla & Baccetti versus Y&R, la agencia conducida por Darío Straschnoy. 

¿Por qué estas publicidades permanecen en la mente de los argentinos? "Fue la dupla creativa más explosiva de la publicidad de la década del 90. Aprovecharon el 1 a 1 en su mejor forma contratando hasta Wim Wenders para hacer un comercial de Renault. Ganaron todos los premios habidos en la industria, tuvieron las mejores cuentas, manejaron los mayores presupuestos y como si fuera poco llegaron ala conversación de los consumidores", señala Africano ante la consulta de El Cronista. 

Las publicidades más recordadas de Agulla & BACCEtTi

La más recordada fue la que hizo con Quilmes para el Mundial 98:

Pero también ahí arriba están las 21 publicidades que hizo para Telecom: la famosa "Llama que llama", que de tan popular que fue se terminó convirtiendo en merchandising:

La de Renault y el pacto con el Diablo también es muy mencionada:

Tags relacionados

Compartí tus comentarios