AGRO

Senasa declara alerta sanitaria por peste porcina africana: de qué se trata y dónde hay brotes

La medida se dio para prevenir el ingreso del virus mortal en porcinos a raíz de una serie de brotes en República Dominicana y Haití.

Este miércoles el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) estableció una nueva emergencia sanitaria a raíz del brote del Virus de la Peste Porcina Africana (VPPA) que se observa en República Dominicana y Haití desde principios de este año.

Así, a través de la Resolución 564/2021 publicada en el Boletín Oficial el organismo tomó una serie de "medidas precautorias necesarias para prevenir el ingreso de la enfermedad" que afecta tanto a cerdos domésticos como asilvestrados y jabalíes y su expansión por el continente.

Además, también se busca fortalecer las normas ya existentes para prevenir el ingreso, la exposición y la diseminación en el territorio nacional del virus cuyo índice de mortalidad en el cerdo doméstico suele aproximarse al 100%, siendo una enfermedad fatal y fuertemente contagiosa en porcinos.

El millonario negocio de los cerdos en la Argentina: quiénes son los empresarios detrás del boom porcino

El VPPA se encuentra en el Grupo I de enfermedades animales determinadas por el SENASA, lo que implica que su detección debe ser notificada de forma obligatoria e inmediata a las autoridades para que se tomen las medidas necesarias para evitar la expansión del virus.

Según la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) las "medidas sanitarias clásicas" para prevenir un brote implican "la detección temprana y la matanza humanitaria de los animales, con la eliminación adecuada de las canales y los desechos ".

Además, es preciso resaltar que este virus -tal como aclara la resolución- "tiene la capacidad de permanecer viable en materia orgánica por largos períodos", ya sea en sangre, alimentos cárnicos no procesados térmicamente, cadáveres, entre otros, mientras que, debido a la alta resistencia ambiental del VPPA, este también se puede transmitir a través de fómites (objetos no vivos) como zapatos, ropa, vehículos, cuchillos, equipos, entre otros. Tiene alta letalidad y no existe una vacuna eficaz que permita la contención de la enfermedad.

Es por esto que es preciso realizar limpiezas y desinfecciones a fondo, controles de zonificación, compartimentación y movimiento; vigilancia e investigación epidemiológica detallada y tomar estrictas medidas de bioseguridad en las explotaciones. 

"Históricamente, se han informado brotes en África y partes de Europa, América del Sur y el Caribe. Desde 2007, la enfermedad se ha informado en varios países de África, Asia y Europa, tanto en cerdos domésticos como salvajes", agrega la OIE.

En esta línea, el 26 de julio de 2021 el Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades de Animales Extranjeros del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) informó sobre la detección del VPPA en muestras de cerdos recolectadas en República Dominicana, país que advirtió que los brotes -que ya han afectado a más de 14.000 animales en 11 provincias- comenzaron el 10 de abril del corriente año.

En base a esto, en la Argentina -país históricamente libre del virus- resulta "imprescindible reforzar los niveles de prevención de ingreso, exposición y diseminación, a fin de evitar la introducción de la enfermedad en el Territorio Nacional", estableciendo entonces la emergencia sanitaria.

"Exportar cerdos en un proceso de megagranja es importar pandemias"

El Virus de la Peste Porcina Africana no afecta directamente a la salud de los humanos pero sí golpea duramente a los cerdos domésticos y salvajes y los jabalíes siendo su contagiosidad y letalidad extremadamente altas en estas poblaciones que, en caso de un brote, deben ser eliminadas para evitar nuevos contagios, un accionar que también tiene fuertes consecuencias económicas y productivas en la actividad humana.

Es por esto que la OIE indica que "la prevención en países libres de la enfermedad depende de la implementación de políticas de importación apropiadas y medidas de bioseguridad, asegurando que ni cerdos vivos infectados ni productos porcinos se introduzcan en áreas libres de peste porcina africana", lineamientos a los que la Argentina se ha sumado a raíz de brotes de la enfermedad en su mismo continente.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios