Los supermercados mayoristas no logran escaparle al impacto inflacionario

Los datos de la última "Encuesta de supermercados y autoservicios mayoristas" del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), en la que se observan las mediciones actualizadas a mayo del corriente año, muestran un resultado alarmante: las ventas a través de ambas vías de compra cayeron con relación al año pasado. En el rubro Autoservicios mayoristas puntualmente, las ventas representaron $ 4232 millones y se registró una caída interanual del 0,3%.

Ante el acuciante panorama inflacionario y una ya evidente caída de poder adquisitivo de los consumidores, el Gobierno Nacional opera en distintos frentes para poder reactivar el consumo y poner un mayor foco en el control de los precios.

Por un lado, desde la Provincia de Buenos Aires, donde se concentran los grandes jugadores de la cadena de distribución nacional, se le ha otorgado un gran impulso a los Mercados Regionales de abastecimiento para poder brindar una alternativa más directa entre el productor y el consumidor. En ese sentido, ya se encuentra en pleno funcionamiento el Mercado Concentrador Frutihortícola Regional en Coronel Suarez, inaugurado hace tres meses, que ofrece un canal mayorista de comercialización de frutas y hortalizas con impulso estatal y un menor impacto de la cadena de distribución en el precio final de los productos.

Por otro lado, diversos organismos agudizan los controles sobre los autoservicios mayoristas: según difundieron desde el ARBA (Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires), se desplegaron diversos operativos en territorio bonaerense para contener maniobras de evasión o elusión tributaria, que se suelen materializar a través de la subdeclaración y/o triangulaciones de ingresos.

Otro de los grandes objetivos de dichos controles se centra en relevar el cumplimiento del programa Precios Cuidados, para estudiar faltantes de productos en góndolas y posibles aumentos injustificados del valor de los productos de la canasta básica. El mayorista Makro, en su sucursal de Mar del Plata, fue una de las primeras tiendas en ser investigadas como parte del mencionado operativo. Desde los equipos de fiscalización buscan evaluar si el traslado de mercaderías de las grandes cadenas cumple con todos los requisitos legales, como así también si cuenta con la documentación de respaldo. De esta manera, se busca combatir a las denominadas maniobras de formación de precios.

Impacto socioambiental, otro problema de los mayoristas

Más allá de la estrategia gubernamental por otorgarle algún tipo de respiro a los consumidores, en algunas ciudades importantes del territorio nacional los organismos distritales se debaten acerca del impacto ambiental que genera la presencia de un autoservicio mayorista en la economía local, donde muy a menudo no son vistos con buenos ojos.

El pasado viernes 5 de agosto se realizó en la ciudad entrerriana de Concordia una Asamblea Pública en la sede del Centro de Comercia Industria y Servicios (CCISC) de dicha localidad, de acuerdo con lo establecido por la recientemente dictada Ley Provincial de Grandes Superficies Comerciales, convocada por la Dirección General de Comercio Interior de la Provincia. En dicha instancia se trató la solicitud de la cadena Diarco para abrir una nueva sucursal en Concordia. "Si bien el resultado de la Audiencia Pública no es vinculante, el mismo fue ampliamente desfavorable a la instalación de una sucursal de Diarco", declaró el presidente del CCISC, Adrián Lampazzi.

Entre los argumentos que se dejaron por escrito en la Asamblea, se mencionan como factores de impacto negativo a la "imposibilidad del sector de comercio local de competir con igual escala y perder cuotas de mercado crecientes con riesgo de desaparecer de la plaza", como así también los "riesgos de concentración comercial que revierta las ventajas en precio".

Otro de los puntos que alarmó y fue discutido en la Asamblea fue la posible afectación de las cadenas de compra y valor locales, con un debilitamiento en la posición de los proveedores y distribuidores locales y regionales por achicamiento de mercado.

Por último, se mencionó que "las políticas de eficiencia y reducción de costos perseguidos por estas grandes superficies puede impactar en la calidad del empleo a mediano y largo plazo".

Pese a estos potenciales obstáculos, Diarco, líder en su categoría, está por alcanzar la meta de las 100 tiendas en todo el país, contando con una plantilla superior a los 2000 empleados. Para fines de 2022 proyecta la apertura de otros diez locales con una inversión que superaría los $ 600 millones. La búsqueda de la tienda en Concordia responde a su programa de reconversión barrial: busca extender su capilaridad a partir de generar competencia con otras tiendas que permiten la reposición cotidiana de productos con un tiempo de compra más corto.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.