La guerra de los agresivos carpinchos de Nordelta llegó al exterior: qué dicen afuera del "territorio tomado"

El tradicional diario británico aseguró que la proliferación de roedores en el barrio cerrado desató otra batalla política en el país

La "guerra contra los carpinchos" en Nordelta ya saltó las fronteras. El diario inglés The Guardian publicó el fin de semana una nota en la que cuenta los pormenores de la invasión de estos roedores gigantes.

"¿Ataque de roedores gigantes o guerra de clases?", se pregunta el tradicional periódico británico en el título del artículo publicado el sábado. En él cuenta cómo los carpinchos se reprodujeron y empezaron a importunar a los vecinos de "un enclave de amplias casas para ricos en medio de un paisaje de ensueño de lagos y arroyos".

The Guardian, además, se hace eco de los reclamos de asociaciones ecológicas que cuestionan desde hace años el desarrollo inmobiliario en la zona. Es que Nordelta está construido sobre humedales que estas ONG consideran que no deberían ser alterados.

"Los ecologistas cuestionan su existencia porque está construido sobre los humedales del Paraná, el segundo río en importancia de Sudamérica después del Amazonas. Ahora, sin embargo, la naturaleza está luchando contra los acomodados residentes de Nordelta", describe.

El diario destaca la reacción de algunos residentes del barrio cerrado de espantar a los carpinchos con armas de fuego. Además, cuenta que, por el otro lado, muchos argentinos usaron las redes sociales para defender a los roedores gigantes.

"En la políticamente polarizada Argentina, los peronistas progresistas ven a Nordelta como el enclave de una clase alta deseosa de excluir a la gente común y algunos han retratado a los carpinchos como una vanguardia roedora de la lucha de clases", señala.

En defensa de los carpinchos

Incluso el creador de Nodelta, Eduardo Costantini, tomó partido en la guerra de los roedores. En su cuenta de Instagram, el desarrollador inmobiliario defendió a los roedores, habitantes naturales del lugar.

"¡¡Los carpinchos son seres indefensos y divinos que necesitan el cuidado y el amor de todos nosotros!!", indicó el empresario.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios