SALUD Y BIENESTAR

La felicidad está en el cerebro: hay 5 tipos diferentes, ¿cuál es el tuyo?

Todos buscan la felicidad, pero no todos saben que ello depende 100% del tipo de cerebro que tienen. A continuación, te ayudamos a identificar cómo es tu cerebro, cómo funciona y dentro de qué categoría se inscribe.

Alcanzar la felicidad a veces puede ser un trabajo de toda la vida. Sentimos que la tenemos por momentos, pero ante una crisis externa, volvemos a sentir que se nos escapa de las manos.

El neurocientífico clínico, Daniel Amen, explica en un artículo para Mind Body Green, que la felicidad puede ser una "combinación de genética (40%), eventos de la vida real (10%), forma de pensar y hábitos (50%)".

Las claves para alcanzar la felicidad según la Universidad de Harvard

La fascinante historia del "Santo Sudario de Santiago del Estero" y el milagro que copia la reliquia de Turín

El cerebro y la felicidad: no es igual para todos

Esto significa que aunque los genes juegan un rol importante, al fin y al cabo el ser humano termina siendo el único responsable de su propia felicidad ya que todo parte de cómo son sus hábitos y su manera de pensar.

Por este motivo es fundamental entender cómo funciona tu cerebro. El investigador y neurocientífico explica que: "hay una pieza clave sobre la felicidad que muchos investigadores obvian. Es el hecho de que la felicidad no es igual para todos. Y la felicidad de cada uno depende del tipo de cerebro que tenga".

Gracias a herramientas y tecnologías como la SPECT (tomografía computarizada por emisión de fotón único) Daniel Amen y su equipo han podido analizar distintos clases de cerebro, llegando a la conclusión de que: la tipología de un cerebro depende de tres factores: áreas de actividad saludable, áreas poco activas y áreas demasiado activas.

Los 7 mitos sobre el café que no deberías creer

El restaurante de la Costanera que tiene la mejor vista al río de todo Buenos Aires

Existen 5 tipos de cerebros diferentes: ¿cuál es el tuyo?

"Nuestra base de datos de cerebros contiene más de 200.000 escaneos. Gracias a los patrones de actividad en las 3 áreas comentadas, hemos descubierto que los tipos de personalidad van asociadas a 5 tipos de cerebros principales", indica el experto.

A continuación, te ayudamos a reconocer el tipo de cerebro que tenés para así, saber el porqué de tu forma de actuar. Tomá nota para averiguar qué tipo de hábitos o actividades implementar, para vivir una vida más plena.

  • El cerebro equilibrado

Las personas de esta categoría gozan de un cerebro sano, con sus ambos lados funcionando en perfecta simetría.

Si sos una persona organizada, flexible y emocionalmente estable, entonces hay muchas probabilidades de que formes parte de este grupo.

"Sueles llegar a tiempo a reuniones, citas o encuentros sociales, cumples lo que te prometes y sigues las reglas", explica Amen.

Las personas con el cerebro equilibrado suelen ser felices en casi todo momento, en gran parte gracias a la vida organizada y agradable que han creado.

  • El cerebro espontáneo

Son aquellos con muy poca actividad en la parte frontal del cerebro, es decir, la corteza prefrontal.

Una persona con una mente así tiende a ser impulsiva. Eso tiene sus ventajas (valentía, creatividad, una vida más aventurera), pero también sus desventajas (como la desorganización, falta de atención, etc).

Las personas con mente espontánea son felices probando cosas nuevas, disfrutando de sorpresas inesperadas, realizando actividades de riesgo o improvisando planes (por ejemplo, una escapada de fin de semana en el último momento).

  • El cerebro persistente

Los cerebros persistentes son aquellos con una enorme actividad en una zona llamada córtex del cíngulo anterior, por lo que suelen ser personas testarudas. Eso significa que no se rinden hasta cumplir sus objetivos, pero, al mismo tiempo, les cuesta dar el brazo a torcer y tienden a preocuparse demasiado.

"Las personas con cerebros persistentes ven su felicidad incrementada con la rutina, la familiaridad y la seguridad de que están al mando. En cambio, que se les diga que no o que se les retoquen las reglas pueden provocarles infelicidad", señala Daniel Amen.

  • El cerebro sensitivo

Son los que tienen una elevada actividad en el sistema límbico o en los centros emocionales. Como resultado, sus dueños suelen ser muy sensibles, lo que significa que son personas altamente empáticas, pero son a su vez, vulnerables a la negatividad o a la depresión.

Si te identificás con esta categoría, entonces debes saber que la felicidad se esconde en actividades como escuchar música relajante, caminar por la naturaleza o tener una charla profunda con un amigo cercano.

"Por contra, los ruidos, las luces muy brillantes, el chismorreo o la sensación de soledad puede entristecerte".

Elon Musk y su curiosa teoría sobre el creador del Bitcoin

Vio el negocio en vender lo que otros consideran basura: juntó u$s 400.000 en una sola operación


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios