Internet de las cosas permite recopilar datos en tiempo real y una gestión más eficiente y sustentable

Sin duda, la base de una estrategia de éxito en la gestión logística consiste en monitorear múltiples actividades a la vez: la cadena de suministro, el almacenamiento, las entregas, el transporte, entre otros, dado que existen decenas de factores que pueden influir en el propio proceso y provocar retrasos y fallas.

Las empresas logísticas asumen el desafío de optimizar sus procesos y, a la vez, garantizar operaciones que cumplan con parámetros de seguridad, pero también que puedan alinearse a procesos sustentables y que respeten los estándares de la responsabilidad social. Es así que reducir la huella de carbono y mejorar las condiciones de trabajo en la cadena de suministro también forma parte de sus objetivos en un contexto donde los consumidores demandan cada vez más la trazabilidad, la honestidad y la transparencia de esas cadenas de suministro. 

Desde Skynde, la nueva compañía de logística del Grupo Ceta, entienden que uno de los principales desafíos en la industria logística es el crecimiento del ecommerce, el cual ha generado un aumento significativo en la demanda de envíos de paquetería y ha cambiado los patrones tradicionales de distribución. "Este panorama ha creado desafíos en términos de capacidad de almacenamiento, rediseño de procesos logísticos, eficiencia en la entrega y gestión de inventario para nuestra empresa", destaca Juan Barba, gerente de Operaciones en Skynde.

 Esta tecnología se vuelve especialmente relevante en la última milla, que representa un desafío enorme para la industria logística. "La última milla se refiere al tramo final de entrega, desde el centro de distribución hasta el destino final, y es en este punto donde el IoT marca la diferencia. La última milla sin dudas se convierte en un desafío enorme para la industria", agrega Barba.

De hecho, según un estudio del portal especializado The Logistic World, la logística representa casi el 60% de la experiencia del cliente cuando se trata del comercio electrónico. Redefinir la experiencia de compra implica contemplar que el proceso no se termina con el pago, sino cuando el producto llega a destino. La entrega segura y eficiente determina el grado de satisfacción del cliente.

De todo esto deriva que agilizar y optimizar los procesos sea una tarea necesaria para ser competitivo en la industria logística y es donde las tecnologías IoT (internet de las cosas) hacen la diferencia.

Los dispositivos IoT se encargan de capturar, transportar y almacenar datos por medio de sensores, nubes escalables y redes de comunicación. Estas redes de información son las que permiten monitorear y conocer en tiempo real cada una de las actividades estratégicas dentro de la cadena logística. Su aplicación en diferentes áreas de la logística tiene el poder de aumentar la eficiencia mientras se reducen costes operativos. 

Un informe de MarketsandMarkets estima que el mercado global de IoT en logística alcanzará los 46.5 mil millones de dólares para 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 21.7% desde 2020. 

Optimización en tiempo real

Por un lado, esta tecnología permite seguimiento y localización en tiempo real: Barba señala que gracias a los dispositivos conectados y los sensores inteligentes, las empresas pueden monitorear en tiempo real el estado de sus envíos, optimizar las rutas de entrega y realizar ajustes en tiempo real para evitar retrasos innecesarios. "Esto no sólo mejora la eficiencia de la cadena de suministro, sino que también contribuye a la reducción de emisiones de carbono al evitar trayectos innecesarios o ineficientes", detalla.

Los sensores IoT pueden asimismo monitorear los niveles de inventario en tiempo real y enviar alertas automáticas cuando es necesario reponerlos. Esto evita la escasez o el exceso de inventario, lo que a su vez reduce los costos de almacenamiento y minimiza los desperdicios. 

El mantenimiento predictivo por su lado se logra dado que los sensores integrados en maquinarias y vehículos pueden recopilar datos sobre su rendimiento y condiciones. Mediante el análisis de estos datos, se pueden detectar problemas o averías inminentes, lo que permite programar el mantenimiento antes de que ocurran fallas costosas. Esto aumenta la eficiencia operativa y reduce los tiempos de inactividad. 

Una gran oportunidad se abre para la optimización de rutas y transporte: Los datos recopilados por sensores IoT en vehículos y dispositivos de seguimiento permiten la optimización de rutas en el instante. Se pueden considerar factores como el tráfico, el clima y la disponibilidad de recursos para planificar la ruta más eficiente. Esto reduce los tiempos de viaje, los costos de combustible y las emisiones de carbono asociadas.

En cuanto a sustentabilidad, la gestión de energía y recursos es mucho más eficiente: los dispositivos IoT pueden controlar y regular el uso de energía en almacenes, centros de distribución y otros puntos de la cadena de suministro. Esto ayuda a optimizar el consumo de energía, reducir los costos y promover la sostenibilidad.

"La logística ágil y sustentable se vuelve cada vez más relevante en un mundo globalizado y consciente del impacto ambiental", subraya Barba y agrega que las empresas que adoptan el IoT como parte de su estrategia logística están en una posición ventajosa para enfrentar los desafíos actuales y futuros. "La capacidad de recopilar y analizar datos en tiempo real permite tomar decisiones informadas, reducir costos, optimizar recursos y brindar un servicio más eficiente y sostenible", puntualiza el gerente de Operaciones en Skynde. 

Además, al permitir una mayor visibilidad y trazabilidad de los productos a lo largo de toda la cadena de suministro, los consumidores pueden conocer el origen de los productos, verificar su autenticidad y tener acceso a información relevante sobre su fabricación y transporte. "Esto satisface la creciente demanda de transparencia por parte de los consumidores y fortalece la confianza en las marcas", destaca Barba. 

Por último, las tecnologías IoT se presentan como una gran opción para la recolección de datos para la toma de decisiones: La gran cantidad de datos generados por los dispositivos IoT en la logística puede ser analizada y utilizada para tomar decisiones más informadas. Los análisis de datos en tiempo real permiten identificar patrones, tendencias y oportunidades de mejora, lo que facilita la toma de decisiones estratégicas y operativas y lo que evidencia por qué es una tecnología en aumento para la industria logística.

Temas relacionados
Más noticias de internet de las cosas
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.