Nuevo paradigma

Inteligencia Artificial o Inteligencia Emocional: qué necesita tu equipo hoy

Vivimos en una época de cambio, transformación y evolución que no deja de sorprendernos.

En muy poco tiempo cambiamos las formas. La formas de casi todo lo que hacíamos no hace mucho tiempo. La forma de reunirnos, de contactarnos, de convocarnos. La forma de escuchar música, de guiarnos en el tránsito, de educarnos.

Ni hablar de los modos de informarnos, de hacernos conocer y de saber quién es el otro.

En muy poco tiempo dejamos de presentarnos con un CV tradicional para ser figuras públicas ante las redes sociales.

Vivimos mucho más que en una época de cambio, tomemos conciencia de que estamos atravesando un acelerado cambio de época con todas las mutaciones que eso implica.

Y en toda esta transformación de paradigmas, el trabajo también está dando la vuelta de página a pasos agigantados con diferentes consecuencias.

  • Formatos de trabajo (presencial o hibrido)
  • Restructuraciones, incorporaciones y/o fusiones.
  • Cambio de propósito, visiones, valores y misiones.
  • Rediseño de equipos funcionales, colaborativos y ágiles.
  • Modelos de liderazgo menos burocráticos y centrados en las personas.

Entre muchas otras cosas.

La brecha entre los que estaban y los que ingresan en cada compañía es cada vez más grande y una catarata de creencias generacionales batallan por reacomodarse cada día en cada reunión.

No es una adaptación del mundo laboral, es un cambio en las reglas del juego.

La pandemia metió al mundo laboral en una imaginaria aceleradora de partículas sobre lo que significa el trabajo en la vida de las personas.

Hoy, más allá de los niveles socioculturales, las personas dejaron de entender el trabajo como un mero intercambio de dinero por tiempo, simplemente entienden que tiene que ser una experiencia enriquecedora para sus vidas. Y es aquí donde cobra vida en concepto tan en boga de People Experience (algo impensado años atrás).

El problema es que cuando esto no ocurre, las personas deciden buscar en otros destinos.

Sin duda el mundo empleador venía con asignaturas pendientes en esta materia. Los resultados siempre estuvieron a la vista. En una encuesta realizada por Gallup pre-Covid decían que el 85% de las personas no estaban comprometidas con sus trabajos y un gran porcentaje reforzó el concepto con agregar que el peor día de la semana era el lunes.

Es como si llamaras a 10 (diez) personas para empujar un auto que se quedó detenido en una subida y solo empujen con todas sus fuerzas una persona y media.

Casi imposible de tener éxito en el intento.

Muchas compañías deciden aprovechar el escenario de transformación para trabajar en su gente, sus equipos y cambiar esos resultados.

Alguien dijo por ahí... "si en el futuro queremos tener un bosque, algún día tenemos que plantar los arboles".

Muchas lo están haciendo, otras miran aterradas. Las últimas son las que quejan de tener en sus filas personas descomprometidas con demandas extrañas.

El gran dilema entonces es:

¿Cómo lograr que los miembros de un equipo se integren, colaboren y generen resultados significativos en este nuevo contexto?

En este punto de la historia las organizaciones tienen dos caminos: las que siguen aferradas a su modelo de negocio que les genero éxitos y fuerzan a que la gente se adapte a la empresa de toda la vida, con las fricciones y pérdidas de energía que ello represente.

Y las empresas que "se transforman" animándose a detener por un instante el juego para redefinir juntos como adaptamos la organización, los equipos y las personas a estos nuevos tiempos para que esa nueva energía fluya y logremos un resultado diferente.

De estos procesos que llamamos Teamcoaching surgen problemáticas muy interesantes a resolver.

  • Ausencia de confianza.
  • Falta de conversaciones profundas que expongan diferentes puntos de vista.
  • No conocer que hace el otro (empatía). 
  • Dificultad a la hora de resolver conflictos internos (falta de entrenamiento).
  • Fallas en los procesos de comunicación. 
  • Vínculo interáreas. 
  • Reuniones ineficientes. 
  • Burocracia en los procesos vs agilidad.

Entre otras cuestiones.

Temas que afectan a la organización, al resultado que se ve en los números, en la cultura y en les emociones de su gente.

Entonces, sin duda alguna, parecería que detener el juego un instante para mirarnos, escucharnos y conocernos desde otro lugar seria determinante para jugar este campeonato incierto de todos los días.

Desde este lugar y como entrenamiento disruptivo desde FK Latam, la agencia especializada en acompañar a los departamentos de RRHH en la región, les propone a sus clientes que sus equipos hagan su propio "Vestuario".

Modelando al mundo del deporte y ambientado como si así fuera, los equipos ingresan a un vestuario imaginario donde se miran a la cara para conocerse desde el lado humano, para desafiarse, alinearse y comprometerse a ser parte de algo mucho más grande que las propias individualidades del equipo.

Significa la posibilidad de trabajar en aspectos personales, emociones y poner en práctica el feedback nutritivo entre los miembros de un equipo.

Es definir el propósito, valores, reglas de oro y debatir sobre las oportunidades de mejora que tenemos.

Es trazar un norte estratégico, consensuar y generar acuerdos cumplibles.

Es entrenar nuevas habilidades, porque no sabemos si las que nos permitirán llegar hasta acá son las mismas que necesitamos para ir hacia dónde queremos llegar.

Es desaprender para aprender.

Una fórmula diseñada para potenciar la inteligencia emocional de las personas, de líderes y de los equipos. Un hito que forja cultura e identidad. Un punto de inflexión para poner el escenario de conversaciones diferentes.

A partir de allí comienza un nuevo partido, uno donde quizás la inteligencia artificial transforme cada vez más las formas de cómo hacemos las cosas, pero siempre serán los equipos de personas alineadas, comprometidas, cercanas y entrenadas las que la usen para llegar mucho más lejos.

Seguramente, más allá de lo que venga, ahí va a estar la gran diferencia.

Temas relacionados
Más noticias de inteligencia artificial
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.