SEGUNDA GENERACIÓN

¿Cómo funciona la "vacuna vegetal" contra el Covid?

La "vacuna vegetal" de GSK y la biofarmacéutica canadiense Medicago es uno de los desarrollos del laboratorio que ya se prueba en la Argentina: ¿Qué otros productos se están estudiando?

El laboratorio británico GlaxoSmithKline (GSK) desarrolla su propia vacuna contra el SARS-CoV-2 al igual que sus competidores, las farmacéuticas Pfizer, AstraZeneca y Moderna, quienes salieron primero al mercado.

No obstante, aunque GSK aún no ha lanzado un suero contra el coronavirus, eso no significa el laboratorio no tenga en desarrollo una serie de vacunas para asistir a la lucha contra la pandemia, entre ellas, la "vacuna vegetal" que ya se prueba en la Argentina: ¿De qué se trata?

Tercera dosis de Sinopharm: por qué y cuándo sería necesario un refuerzo de la vacuna china

LA "VACUNA VEGETAL" DE GSK Y MEDICAGO

Uno de los sueros elaborados con el "adyuvante pandémico" de GSK -una sustancia que puede mejorar la respuesta a las vacunas, como indican desde el laboratorio- es la que se produce de la mano de la biofarmacéutica canadiense Medicago y que utiliza una tecnología basada en partículas similares al coronavirusCoronavirus-Like-Particle (CoVLP) que busca replicar al virus sin infectar.

La particularidad de este inoculante es que esta partícula, en vez de formarse dentro de un biorreactor artificial, utiliza una planta para contener la sustancia con la que luego se fabricará la vacuna.

Tal como indicó en declaraciones radiales Gonzalo Pérez Marc, el profesional de la medicina a cargo de la prueba de esta vacuna en el Hospital Militar argentino, este inoculante "es como la cáscara del coronavirus, pero sin nada adentro. Esa partícula se forma en una planta y tiene la capacidad de dejar que se haga la proteína".

Así, esta vacuna no es realmente "vegetal" sino que la producción de la proteína base con la que se realiza se gesta dentro de una planta particular: la Nicotiana Benthamiana, proveniente de Australia.

Medicago: la vacuna de origen vegetal que se probará en Argentina, cómo funciona y qué piden para ser voluntario

"Es una planta que tiene una característica clave: se deja infectar por componentes virales y no los elimina. Es una vacuna que agarra la partícula de la planta", indicó en su momento Pérez Marc a CNN Radio Argentina, revelando un proyección muy positiva de esta nueva creación.

Así, aunque la vacuna no es considerada vegana por contener un adyuvante de origen animal que se mezcla con la proteína proveniente de la planta, esta ofrece una serie de beneficios tales como los bajos costos de producción -por no precisar biorreactores artificiales- y muy buenos resultados en cuanto a la eficacia y la seguridad considerada en la primeras pruebas.

En marzo de este año GSK anunció que la "vacuna vegetal" pasaría a ser probada en fase 3, es decir, en 30.000 adultos sanos alrededor del mundo. Así es como llegó el precoz inoculante a la Argentina y ahora se encuentra en prueba en el Hospital Militar.

Esto ocurrió luego de que el 17 de febrero de este año la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) le otorgara a la "vacuna vegetal" la designación de vía rápida, lo que permite "acelerar el desarrollo y la revisión de nuevos medicamentos y vacunas destinados a tratar o prevenir afecciones graves y abordar una necesidad médica no satisfecha", tal como indicaron en su momento desde GSK.

Así, los estudios en la Argentina comenzaron ya hace unos meses y reúnen un tercio de la muestra total de la fase 3: alrededor de 10.000 voluntarios de entre 18 y 59 han sido convocados para probar el desarrollo de GSK con Medicago, el cual implica dos dosis que deben darse con, al menos, 21 días de espera entre medio.

En el país ya se han aplicado casi todos los esquemas completos y actualmente se está realizando el seguimiento de todos los involucrados, tanto los que recibieron una dosis placebo como de la vacuna original. 

Se espera así confirmar la efectividad de la vacuna, la cual en los estudios de fase 2 reveló que "la cantidad de anticuerpos neutralizantes es hasta 50 veces mayor que otras vacunas que son eficaces y funcionan muy bien", tal como indicó Pérez Marc.

"Hay una relación directa entre la cantidad de anticuerpos y eficacia posterior, aunque esta última hay que aprobar en fase 3 para comprobar que la vacuna es tan buena como parece", indicó Pérez Marc.

Si los resultados de estos estudios, los cuales se esperan antes de fin de año, resultan igual de positivos que los que se observaron en fase 2, entonces esta vacuna podría ser una nueva e innovadora candidata para el mercado que precisa dosis baratas para los países subdesarrollados que no logran fortalecer sus campañas de vacunación.

"Todo medicamento puede tener contraindicaciones, pero en esta vacuna vemos una bajísima tasa de eventos adversos y poca reacción del organismo cuando se aplica la vacuna. Si eso se llegara a conjugar con lo que vimos en fase 2 respecto de la eficacia, sería una excelente vacuna", concluyó Pérez Marc.

OTRAS APUESTAS: LAS VACUNAS DE GSK CON SK Bioscience Co. Y SANOFI

Sin embargo, la "vacuna vegetal" no es el único desarrollo de GlaxoSmithKline: el laboratorio británico se ha emparejado con el grupo farmacéutico Sanofi y con el laboratorio surcoreano SK Bioscience Co. para desarrollar otros dos sueros con ciertas distinciones que los tornan innovadores.

AstraZeneca, Pfizer y Moderna fueron las primeras pero cómo es la segunda generación de vacunas que quiere quedarse con el mercado

El inoculante producido junto a Sanofi es una vacuna recombinante, es decir, que combina la secuencia genética del coronavirus con otra distinta y ha demostrado una respuesta de anticuerpos de entre el 95 y el 100% en sus estudios de fase 2, los cuales se basaron en adultos de entre 18 y 95 años.

Actualmente se están realizando los estudios de fase 3, los cuales analizan la verdadera eficacia de la vacuna considerando la cantidad de infecciones que evita. Además, esta vacuna es probada tanto contra la cepa original surgida en china como contra la variante Beta, detectada en principio en Sudáfrica, la cual parece ser la que más posibilidades tiene de evadir el sistema inmune e incluso los anticuerpos generados por las vacunas.

Por otro lado, este martes GSK anunció junto a SK Bioscience que su desarrollo, el cual utiliza el adyuvante pandémico de GlaxoSmithKline al igual que las dos vacunas mencionadas anteriormente, comenzará la fase 3 -la final- de pruebas con un elemento particular: los inoculantes no serán probados respecto a una muestra placebo, sino que se contrastarán contra el producto elaborado por el laboratorio AstraZeneca.

Luego de que en fase 2 se observara que todos los participantes que recibieron la vacuna desarrollaron "anticuerpos neutralizantes fuertes", la fase 3 -que analizará tanto la efectividad del suero como su seguridad- inscribirá a 4000 voluntarios y, según GSK, los resultados deberían estar vigentes en los primeros meses del 2022.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios