Limpieza y salud

Estos son los lugares de una habitación de hotel que más bacterias esconden

En las habitaciones de hotel los gérmenes son una realidad oculta y, por más que la limpieza sea frecuente, no siempre elimina por completo las bacterias.

En esta noticia

En las habitaciones de hotel, donde convergen distintas personas todo el tiempo, la acumulación de gérmenes es una realidad, a pesar de las frecuentes limpiezas. Hay objetos que suelen estar especialmente sucios.

Cuando buscás un hotel para hospedarte, esperás que esté en las mejores condiciones, sobre todo higiénicas. Para ello, a menudo revisás las reseñas de otros huéspedes en la página web del establecimiento.

Sin embargo, en una habitación donde han dormido miles de personas se acumulan más bacterias de lo que podrías imaginar en un principio. ¡Conocé cuáles son los lugares que más gérmenes tienen!

La investigación científica que comprobó que un músculo activa el metabolismo y te puede ayudar a adelgazar sin levantarte de tu asiento: cómo aprovecharlo

Una investigación científica analiza el impacto que tiene en nuestro cerebro escuchar audios de WhatsApp en velocidad rápida

Los rincones más sucios de una habitación de hotel 

A pesar de las expectativas de limpieza exhaustiva, ciertos lugares de las habitaciones hoteleras contienen bacterias. Estudios recopilados por Best Life revelan la presencia significativa de gérmenes. 

Las habitaciones de hotel esconden 4 lugares propensos a acumular bacterias (Fuente: iStock). 

Es esencial identificar estos rincones para tomar medidas preventivas y garantizar una estancia más saludable y cómoda para los huéspedes:

  • 1. Las sillas: a menudo pasan desapercibidas durante la limpieza habitual de las habitaciones de hotel. Sin embargo, son un caldo de cultivo para bacterias debido a su falta de atención.

    Colocar una toalla o sábana sobre ellas puede ser una medida para protegerte de posibles gérmenes.

  • 2. Los baños: aunque podríamos pensar que los inodoros son los principales focos de bacterias, sorprendentemente son las canillas las que acumulan más gérmenes.

    Esto se debe a la constante manipulación y contacto con las manos, combinado con una limpieza insuficiente. Mantener una higiene adecuada en estas áreas es vital para prevenir enfermedades.

Las canillas de las bachas acumulan más gérmenes que los propios inodoros, debido a la constante manipulación y contacto con las manos (Fuente: iStock). 
  • 3 Muebles tapizados: los muebles tapizados, especialmente los cabeceros de tela, pueden albergar una variedad de gérmenes y ácaros, incluidas las temidas chinches.

    Dado que su limpieza profunda es infrecuente, es importante estar consciente de este hecho y tomar medidas preventivas, como el uso de fundas protectoras o la limpieza regular con desinfectantes adecuados.

  • 4 Mantas y sábanas: a diferencia de las sábanas y toallas, que suelen ser cambiadas regularmente, las mantas y edredones rara vez reciben la misma atención.

    La falta de lavado frecuente puede permitir la acumulación de gérmenes y ácaros, lo que podría afectar negativamente la calidad del aire y, en última instancia, la salud del huésped.

Las mantas y edredones en hoteles rara vez reciben la misma atención que las sábanas y toallas, lo que puede permitir la acumulación de gérmenes y ácaros (Fuente: iStock). 

Los 3 lugares claves para conocer si tu casa está libre de bacterias 

Mantener la limpieza y el orden en el hogar es fundamental para una vida saludable y libre de estrés. Diana Cruz, experta en acondicionamiento de hogares, ofrece valiosos consejos para garantizar que tu casa esté libre de bacterias y suciedad.

  • 1. Chequear las sábanas: más allá de cambiarlas regularmente, es esencial prestar atención a su estado. Las sábanas pueden acumular ácaros y otros alérgenos si no se lavan adecuadamente.

    Además, un olor desagradable puede ser indicativo de la necesidad de una limpieza más profunda en otras áreas, como el dormitorio o la lavandería.

  • 2. Verificar el estado de la ducha: es un área propensa a la acumulación de humedad, lo que la convierte en un caldo de cultivo para bacterias y hongos.

    Además de retirar los pelos y los residuos de productos, es importante limpiar regularmente las juntas y los azulejos para prevenir la formación de moho.

    Usar productos desinfectantes adecuados puede ayudar a mantener la ducha higiénica y segura para su uso diario.

Una investigación científica reveló el impacto que tiene en los niños la sobreexposición a las pantallas

Así es la "Caminata del Gorila", el sencillo y poderoso ejercicio que te va a mantener saludable después de los 50 años

  • 3. Limpiar debajo de la cama: a menudo, este espacio se pasa por alto en las rutinas de limpieza regulares. Sin embargo, debajo de la cama puede acumularse una cantidad considerable de polvo, ácaros y otros alérgenos.

    Guardar zapatos u otros objetos bajo la cama puede empeorar la situación, ya que estos pueden traer suciedad y microorganismos del exterior.

    Para mantener un ambiente saludable en el dormitorio, es importante aspirar o barrer debajo de la cama con regularidad y evitar almacenar objetos innecesarios en ese espacio.

Temas relacionados
Más noticias de suciedad
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.