Salud

Estas son las frutas que no tenés que comer de noche: ¿por qué debemos evitarlas en la cena?

Las frutas están presentes en la gran mayoría de los planes de alimentación. Sin embargo. algunas de ellas deben consumirse en determinado momento del día.

En esta noticia

Tradicionalmente asociadas como pilar dentro de una alimentación saludable, las frutas suelen incluirse como colación a lo largo del día y como parte fundamental de desayunos y meriendas. Sin embargo, una investigación reciente advierte sobre las contraindicaciones de consumir frutas en la noche.

Más allá de sus nutrientes, existen ciertas frutas que en efecto deben evitarse después de la cena por su influencia directa en la calidad del descanso. Veamos por qué.

¿Cuáles son las frutas que debés evitar en la cena?

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Leeds, Inglaterra, publicada en la revista Social Science & Medicine, algunas de las frutas no son las más adecuadas para consumirse después de la cena.

Esto se debe a una serie de características particulares que pueden afectar el descanso. La investigación citada por El Heraldo, se suma a un estudio previo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que, a modo de contexto, había develado que el consumo de frutas y verduras de proximidad estaba en pleno auge a inicios del 2023.

Evitar los cítricos

Las frutas cítricas son las mandarinas, naranjas y pomelos, que son ricos en vitamina C y distintos beneficios para la salud. Pero, por su alta acidez, puede resultar problemática en la noche. 

Puede derivar en acidez estomacal, especialmente en personas que sufren de reflujo gástrico. Por ende, se recomienda buscar otras opciones menos ácidas para la cena.

Sandía y otras frutas con alto contenido en agua

Estas frutas son el melón, la sandía y el durazno, que son excelentes para hidratarse dado su alto contenido de agua, que llega hasta el 92%. Pero consumir grandes cantidades puede resultar en visitas frecuentes al baño. 

La interrupción continua del descanso nocturno puede conducir a un sueño fragmentado y no reparador.

Frutas que tienen sorbitol

Estas son las manzanas, los duraznos, las ciruelas, pasas y las peras. El sorbitol es un azúcar natural que suele ser difícil de digerir para algunas personas.

Además, pueden provocar hinchazón abdominal y acumulación de gases, que también perturban la calidad del sueño.

¿Qué frutas mejoran la calidad del sueño?

  • Banana: rica en vitamina B6, que facilita la producción de serotonina y melatonina, neurotransmisores que mejoran el sueño. También contienen triptófano, magnesio y potasio, que ayudan a relajar los músculos y prevenir el síndrome de piernas inquietas, contribuyendo así a un descanso nocturno más tranquilo.
  • Kiwi: tiene un alto contenido en serotonina y vitamina B9. Puede reducir la latencia del sueño y mejorar la duración y calidad del descanso nocturno.
  • Ananá: ayuda a la producción de melatonina en el cuerpo. También tiene bromelina, una enzima que favorece la digestión.
  • Frutillas: es una gran fuente de vitamina C y antioxidantes, que contienen melatonina y pueden mejorar los trastornos del sueño
Temas relacionados
Más noticias de alimentación saludable

Las más leídas de Información General

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.