Cepa india doble mutante en Argentina: por qué es peligrosa y cómo complica el plan de vacunación

Con más de 4.000 muertes diarias, la India se encuentra atravesando su peor momento epidemiológico debido a una nueva cepa más resistente que ya fue descubierta en la Argentina

Con un récord de 4.187 muertes y más de 400.000 casos confirmados en las últimas 24 horas, la India está viviendo su peor crisis sanitaria hasta el momento: hospitales desbordados, falta de oxígeno y crematorios en las calles y hogares particulares son algunas de las postales más desgarradoras de la pandemia en el país asiático.

Tal como informó el Ministerio de Salud de la India, sólo el 2,75 % de su población se encuentra vacunada con ambas dosis. De esta forma, aunque la segunda nación con más habitantes del mundo (1.300 millones) es uno de los mayores productores del inoculante, su estrategia es deficiente y no llegó a tiempo para evitar otra tragedia.

Sin embargo, este desborde sanitario también se debe en parte a una nueva cepa descubierta en la zona en octubre del año pasado, pero que ha comenzado a expandirse de forma global en abril del 2021 y ya fue detectada en más de 30 países, incluida la Argentina.

¿Qué se sabe de la nueva cepa surgida en India y por qué se le llama "doble mutante?

La nueva variación del virus surgida en el estado indio de Bengala Occidental se denomina B.1.617 en el ámbito científico. Esta nueva cepa consta de unas 15 mutaciones y se le llama "doble mutante" porque dos de estas, la E484Q y la L452R, se encuentran en la espícula del virus, es decir, en el elemento mediante el cual este invade a un individuo y lo infecta.

Las mutaciones E484Q y L452R ya habían sido descubiertas previamente, sin embargo, nunca se vieron juntas hasta ahora. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta variable resulta preocupante porque parece propagarse más rápidamente que otras cepas, aunque todavía debe ser investigada de forma más profunda.

De esta forma, el organismo catalogó a la cepa india como una "preocupación mundial", aunque aún se encuentra bajo investigación si esta es la única causante del desplome del sistema sanitario en el país asiático o si se debe a un conjunto de acciones tales como el relajamiento social, los eventos públicos sin cuidado y la lenta vacunación que se sumaron a esta nueva variable para causar estragos.

La cepa B.1.617 causa preocupación en el mundo científico por contar con, al menos, una de las características que la vuelven más peligrosa: mayor facilidad de transmisión, enfermedades más severas o mayor resistencia a ciertos inoculantes.

En este marco, la nueva mutación ya fue detectada en el país, tal como anunciaron el Instituto ANLIS-Malbrán y el Ministerio de Salud este lunes. Su llegada se dio a través de dos menores de edad que ingresaron al país a través del Aeropuerto de Ezeiza, donde fueron testeados, provenientes de París.

Un tercer viajero mayor de edad que volvía de España también fue confirmado como portador de la cepa B.1.351, es decir, la proveniente de Sudáfrica.

"Desde que iniciamos la vigilancia de secuenciación genómica en viajeros, hemos identificado variantes denominadas prioritarias en casi el 50% de los casos positivos, pero, esta es la primera vez que encontramos las variantes originariamente aisladas en India y en Sudáfrica", reveló Analía Rearte, la directora Nacional de Epidemiologia e Información Estratégica del Ministerio de Salud de la Nación.

Los tres portadores, quienes ingresaron al país por separado el 24 de abril, fueron aislados según los protocolos en hoteles de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) y, luego de transitar la enfermedad con síntomas leves, ya se encuentran en sus hogares.

De expandirse esta nueva mutación en el país, la segunda ola que la Argentina se encuentra atravesando actualmente podría agravarse frente a una mayor posibilidad de contagios e internaciones, complicando la disponibilidad de camas de terapia intensiva.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios