Incertidumbre

Prevén cautela en mercados tras la vuelta de Scioli y el ¿nuevo? equilibrio entre Cristina y Alberto

La crisis del gabinete lleva a pensar a los analistas que puede haber caídas de acciones y bonos y repunte del dólar. Pero destacan que el espacio "albertista" de Kulfas fue para un moderado y no para un "cristinista"

Un nuevo test deberán afrontar los mercados locales tras el ruido político generado por la salida de Matías Kulfas, un estrecho colaborador de Alberto Fernández del Ministerio de la Producción.

La incertidumbre se cierne además sobre el futuro de Martín Guzmán, más aislado y con un enfrentamiento abierto con el kirchnerismo.

Dólar en alerta: inversores ahora salen de la deuda atada a la inflación

Guzmán debe renovar deuda este mes por $ 500.000 millones: cómo lo hará

El sábado, tras el pedido de renuncia del presidente a Kulfas y el nombramiento de Scioli como reemplazo, se gatillaron llamados y contactos vía Whatsapp entre operadores tratando de medir el impacto en mercados.

Victorias pírricas

"Creo que puede haber un movimiento para abajo del mercado (bonos y acciones) o para arriba del dólar porque para los inversores las victorias de Cristina son negativas", dijo a El Cronista el economista Fausto Spotorno.

"Pero no es una victoria total porque el reemplazo es Scioli, que se lo percibe como alguien racional, y por ello no creo que se muevan demasiado las cotizaciones" agregó.

"Lo de Scioli es bueno porque es un funcionario que no va a generar enfrentamientos en un contexto general de muchas internas en el Frente de Todos. Eso me parece destacable", afirmó Juan Nápoli, titular del Banco de Valores.

 "No creo que sea determinante para los mercados igualmente. Estuve en Londres reunido con fondos de inversión y ya están mirando a la Argentina con proximidad y analizando que sea quien sea el próximo gobierno, va a ser mejor que el actual", agregó.

Por su parte Franco Tealdi, asset manager y Magister en Finanzas (Udesa), cree que "el mayor peligro no es lo de Matías Kulfas en si mismo sino las señales que ello transmite. Puntualmente -agregó-, la mayor intervención de Cristina sobre los funcionarios de Alberto Fernández, intervención que incluso podría afectar al mismo Martín Guzman".

Tealdi agregó que, "si este fuera el escenario y los reemplazos terminan siendo soldados de Cristina, los mercados pueden complicarse bastante". La suerte de las cotizaciones va a estar determinada "por la posibilidad de aislar este asunto solamente a Kulfas", concluyó.

POR EL PISO

Esta nueva crisis dentro del gobierno de Alberto Fernández toma a los papeles argentinos en bajos niveles de por sí.

Por ende la posibilidad de fuertes caídas está limitada. El riesgo país está por encima de los 1900 puntos y el valor bursátil de las empresas argentinas en dólares está muy cerca de sus mínimos.

El dólar oficial corre por su propio carril, con su valor determinado por las liquidaciones de soja, los pagos de las importaciones de energía y la intervención del Banco Central.

Los datos que siguen de cerca los analistas del mercado pasan más ahora por cuestiones de corto plazo que por los movimientos de la política.

La acumulación o no de reservas del BCRA, la renovación de los vencimientos de deuda en pesos que enfrenta Martín Guzmán, y los desvíos del gobierno respecto a las metas acordadas con el FMI pesan más en las decisiones de inversión en la plaza local.

TRADE ELECTORAL

En lo estrictamente político, más allá de la salida de Kulfas y sus derivaciones, los analistas del mercado comienzan a seguir de cerca las encuestas para intentar dilucidar quién podría suceder a Alberto Fernández .

La transición se presenta con un gran interrogante por los desafíos económicos arriba mencionados que pueden gatillar eventos políticos.

La suerte de Guzmán está atada a los próximos indicadores de la inflación, que se conocerán el 14 próximo.

Las revisiones del acuerdo con el FMI pueden impactar también en el destino del titular del Palacio de Hacienda aunque la revisión de las metas del 2° trimestre será a mediados agosto y principios de septiembre.

La renovación de vencimientos de deuda en pesos no debería presentar problemas aunque seguramente deberá empezar a convalidarse un incremento en las tasa de interés. El fantasma de una reestructuración de la deuda en 2024 crece en la medida en que Guzmán siga concentrando vencimientos en la previa a las presidenciales.

Sobran incertidumbres en la Argentina como para preocuparse por Kulfas

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios