ProspectivaExclusivo Members

Para evitar una crisis bancaria, EE.UU. ahora estatiza la deuda de los bancos

El regulador del mercado financiero propuso que 113 grandes entidades del país hagan un "aporte solidario" de u$s15.800 millones para pagar la quiebra del Silicon Valley Bank y del Signature Bank.

"Cambia, todo cambia", habría cantado Mercedes Sosa ante la noticia de que el gobierno de los EE.UU. decidió que el mismo sector bancario afronte el costo de rescatar a los bancos que entraron en crisis este año y que provocaron un cimbronazo en la economía estadounidense.

Cómo piensan los dos economistas que asesoran a Milei: no coinciden con su plan de dolarización

Se trata del Silicon Valley Bank y del Signature Bank, que habían sido intervenidos en marzo pasado por el ente regulador, la "Federal Deposit Insurance Corporation" (FDIC), tras una corrida bancaria de sus clientes, temerosos de perder sus depósitos.

Para evitar el contagio, la FDIC había decretado una "excepción de riesgo sistémico", asegurando la totalidad de los depósitos de las dos entidades más allá de los u$s250.000 por cliente, monto tope que el Estado garantiza su devolución en todos los bancos del país.

COSTO DE LA OPERACIÓN

Si bien el costo inicial de la operación de rescate había sido estimado en u$s 32.500 millones, luego se ajustó a la baja hasta alcanzar los u$s 15.800, total que el ente regulador desea que sea solventado por los mismos participantes del sistema bancario en lugar de pasarle la cuenta a los particulares.

Esto implicaría que 113 grandes entidades del país serían "invitadas" a realizar un "aporte solidario" de casi u$s 16.000 millones para capitalizar los dos bancos en quiebra, que fueron rescatados in extremis por el gobierno a través del fondo de garantía de depósitos ("Deposit Insurance Fund", o DIF) y que ahora hay que volver a completar con dinero fresco.

Por lo tanto, la propuesta consiste en que aquellos bancos que posean más de u$s 50.000 millones en activos afrontarán el 95% del costo total, en tanto que los que tengan menos de u$s 5000 millones no aportarán nada. De acuerdo con Bloomberg, en los últimos meses hubo una gran presión de las entidades más pequeñas para evitar tener que pagar parte del rescate.

Como el monto es exorbitante para la tesorería de cualquier gran entidad, el pago se realizaría en ocho cuotas trimestrales a partir de 2024. Es que, de acuerdo con el presidente del FDIC Martin Gruenberg, si los bancos pagaran de una sola vez, sus beneficios trimestrales se reducirían en un 17,5% en promedio.

ENORME CAMBIO

Para los particulares, la noticia representa un enorme cambio con respecto a lo que pasó en las crisis anteriores. Sin ir más lejos, en la gran debacle de las hipotecas subprime que estalló a partir de 2007, muchas entidades financieras fueron rescatadas por el Estado y ese costo fue trasladado a los bolsillos de los contribuyentes.

El famoso "too big to fail" fue el mantra utilizado para justificar tal medida, que solo tuvo como excepción la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008 y que obligó a todos a recalcular cómo encarar un derrumbe de esas características.

En la gran debacle de las hipotecas subprime que estalló a partir de 2007, muchas entidades financieras fueron rescatadas por el Estado y ese costo fue trasladado a los bolsillos de los contribuyentes.

Pero ahora, luego de que se disparara el gasto público para sostener la economía durante la pandemia de 2020, y con el déficit fiscal, el nivel de endeudamiento y la tasa de inflación descontrolados, es más difícil que los particulares estén dispuestos a aceptar de vuelta esta medida.

Y encima, teniendo en cuenta que acaba de empezar la campaña para las elecciones presidenciales de 2024, por lo que proponer otro rescate a costa de los contribuyentes equivaldría a tocar un cable de alta tensión que ningún político está dispuesto a hacer.

QUEJAS POR LA MEDIDA

Sin embargo, tras la propuesta del FDIC, que todavía tiene que ser aprobada por la cúpula del organismo, ya se elevaron quejas desde el Congreso afirmando que esta medida es el resultado de años de fallos en la supervisión bancaria.

Tal como sostuvo Bill Huizenga, presidente del subcomité de servicios financieros de la Cámara de Representantes, "aunque los reguladores quieran pintar una imagen distinta a la realidad, los hechos están ahí.

El colapso de estos dos bancos fue el resultado de arriesgadas estrategias de negocio y años de fracasos por parte de los supervisores. En los años previos a su colapso, tanto la Reserva Federal como el FDIC identificaron riesgos de gestión que no fueron solventados. Ese error ha salido caro".

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • JAF

    José Anibal Famá

    25/05/23

    El que escribe esta nota parece que no sabe la diferencia entre "estatizar" y "socializar" . Estatizar la deuda de los bancos sería, si el gobierno de USA se hiciera cargo de la deuda de los bancos en quiebra, lo que estaría sucediendo es que le hace compartir las perdidas al restos de los bancos. No pueden poner cualquier cosa en los títulos, confunden a la gente que no sabe.

    Responder
    • CDA

      cesar dario avalle

      26/05/23

      Es que el politicomediocre argentino, quiere justificar lo que hicieron siempre donde no solo estatizaron la deuda de los bancos en el 2001 sino la de los privados en la epoca de martinez de hoz.

      Responder