Devaluación oficial

Dólar futuro: el BCRA mejora su exposición pero el mercado se prepara para una devaluación

Gracias al dólar soja, el BCRA redujo su posición vendida a u$s 3100 millones, versus los más de u$s 8000 millones de hace 2 meses atrás. Con estos números, por cada $ 10 que devalúa, el BCRA deberá emitir $ 31.000 millones.

El dólar soja permitió que el BCRA redujera su exposición vendida en contratos de dólar futuro en Rofex. De esta manera, el mercado quitó una presión devaluatoria de corto plazo. Sin embargo, los analistas advierten que persiste la búsqueda de cobertura cambiaria por parte de los inversores.

El BCRA aprovechó el dólar soja pero también podría estar buscando mejorar su posición para prepararse para un salto discreto.

Alerta en la City: las condiciones financieras de Argentina volvieron a caer por tres factores determinantes

Dólar ¿frenado? Creen que la abundancia de pesos debería presionar más a la divisa

Menos dólar futuro

Gracias al dólar soja, el BCRA redujo su posición vendida a u$s 3100 millones, versus los más de u$s 8000 millones de hace dos meses atrás, y redujo así su exposición en dólar futuro en poco más de u$s 5000 millones desde julio.

La afluencia de dólares gracias al dólar soja permitió que el escenario de tensión cambiaria durante septiembre y octubre se relaje, que el contado con liquidación deje de subir y que el interés abierto en dólar futuro se redujera a partir de una menor expectativa devaluatoria de corto plazo.

Diego Martínez Burzaco, head de research de Inviu, coincide en que efectivamente hay una menor demanda por cobertura cambiaria en el mercado en el corto plazo.

"Bajó la exposición del BCRA. Hubo menos necesidad de cobertura ya que se adelantó mucha cosecha a partir del dólar soja y también por todas las trabas que hay para importar. La cobertura que se buscó fue inferior", detalló.

Emiliano Anselmi, head de macroeconomía de Portfolio Personal Inversiones, destaca como positivo el hecho de que el BCRA haya logrado reducir su exposición en dólar futuro.

"No nos parece poco que haya caído de u$s 8000 millones a u$s 3000 millones. Si bien debería haber caído más gracias a la compra de reservas durante el dólar soja, el mercado sabe que esa compra de reservas fue transitoria. De hecho, ahora el BCRA está vendiendo los dólares que compro en septiembre", recalcó. 

Mirando a una devaluación

La situación de estrés que se percibía a fines de junio en cuanto a la posición vendida de dólar futuro era muy alta ya que el BCRA estaba al límite de su capacidad vendida.

Ese punto está establecido en el acuerdo con el FMI así como también está delimitado por los mercados Rofex y MAE, dado que puede tener u$s 5000 millones en Rofex y u$s 4000 millones en MAE.

Claramente cuanto menos sea la exposición del BCRA a dólar futuro, mejor es para el balance de la autoridad monetaria.

De cualquier manera, el movimiento a la baja en los futuros puede responder a una intención de mejorar la hoja de balance, aunque también se sospecha sobre la posibilidad de que el Central este intentando allanar el camino para una devaluación.

Con este nivel de contratos de dólar futuro vendidos, por cada $ 10 que devalúa el BCRA, la entidad monetaria deberá emitir $ 31.000 millones.

Si devalúa un 50%, el BCRA deberá responder con $ 150.000 millones vía emisión monetaria. 

Esto es bastante menor respecto de los cerca de $ 350.000 millones que hubiese tenido que emitir si devaluaba la misma proporción pero con u$s 7000 millones de contratos vendidos de dólar futuro.

Fernando Marull, economista y director de FMyA, considera que la mejora en la exposición de dólar futuro por parte del BCRA responde a una estrategia de la entidad monetaria para poder enfrentar los meses que vienen desde el lado cambiario.

"Bajaron exposición ya que compraron futuro, el BCRA ganó plata y achicaron el pasivo. Sin embargo, con el objetivo de guardarse balas para el futuro. Si bien se puede especular, no creo que se guardan balas para devaluar y que no sea tan costoso", dijo Marull.

En cambio, desde la mesa de trading de una importante Alyc local, sospechan que se está allanando el camino.

"Creemos que antes del dólar soja, no estaban dadas las condiciones para dar un salto cambiario. Hoy el mercado de Rofex lo está priceando y creo que la baja en los contratos de dólar futuro permite allanar el camino para que el salto devaluatorio no sea tan nocivo en cuanto a la emisión monetaria. Igualmente, si se da un salto cambiario, creemos que el mismo sería de entre 10% al 15%", dijeron desde una Alyc.

Martínez Burzaco también pone el ojo sobre qué es lo que pueda llegar a ocurrir con la dinámica cambiaria hacia adelante y su respectivo impacto en el mercado de futuros de dólar.

"Hay especulaciones sobre que va a pasar con el dólar oficial y si va a haber (o no) salto discreto. Veníamos de tasas implícitas muy altas y en el que muchos buscaron cobertura pero terminaron con un dolor de cabeza ya que el salto cambiario no se convalido en la práctica. Habrá que ver si el BCRA está preparando para algo, al bajar exposición a dólar futuro", remarcó Martínez Burzaco.

El mercado sigue cubierto

Pese a la mejora en el balance del BCRA gracias a la menor exposición de dólar futuro, aún el mercado sigue buscando cobertura cambiaria.

Las tasas implícitas de Rofex no mostraron una mejora sustancial respecto de lo que se evidenciaba antes del inicio del dólar soja.

Hoy los contratos de dólar futuro de corto plazo proyectan un salto devaluatorio del 102% para noviembre y de entre el 114% al 122% para los meses de diciembre a abril del año que viene.

Incluso, para los plazos más largos, la expectativa devaluatoria sigue siendo muy alta, con tasas implicas de entre 136% al 148%.

Roberto Codina, trader de Aurum Valores explica que hay menos expectativa devaluatoria de corto plazo, aunque se mantiene para el mediano.

"En principio, el BCRA suele operar los plazos cortos en su gran mayoría, y creemos que lo que sucedió es que para octubre y noviembre, el mercado practicamente descarta una devaluación. Es decir, BCRA pudo disipar esa expectativa en el corto", dijo.

Por otro lado, agregó que, existiendo cierta presión del FMI sumado al flujo de reservas que se espera, esa tensión puede crecer mucho nuevamente para los meses de diciembre y enero.

"Alli es donde la curva todavía opera en niveles superiores a TEA de 180% (TNA +120)", advirtió.

Tomas Ruiz Palacios, estratega de Consultatio, coincide en que es una buena noticia la menor exposición a dólar futuro por parte del BCRA, aunque también advierte sobre las sospechas del mercado en cuanto a la carrera nominal entre inflación y devaluación.

"Hay dos historias bastante distintas. La primera es lo que marca las cantidades, como se observa en la baja del interés abierto y la posición abierta del BCRA es una buena noticia. La otra historia está en los precios y allí el mercado sigue mostrando desconfianza sobre la dinámica cambiaria e inflacionaria", dijo Ruiz Palacios.

En ese sentido, el estratega de Consultatio destaca que desde que arrancó el dólar soja, los contratos largos de Rofex subieron, al igual que las expectativas devaluatorias en el mediano plazo.

"El mercado está esperando que esta política de parches le va a dar más nafta a lo que es la carrera nominal. Por más que los volúmenes señalan que la posibilidad de salto discreto es menos probable, los precios marcan que todos los parches van a acelerar la carrera nominal. El evento de salto discreto no está para nada despejado ya que los precios subieron todos, fundamentalmente los más largos. Todo lo que es el frente cambiario, las dudas persisten", advirtió.

En cuanto a la demanda de cobertura por parte de los inversores, Anselmi coincide en que hay menos demanda de cobertura respecto de fines de siempre.

"Las implícitas de Rofex están más bajas (salvo la de octubre y noviembre que están intervenidas por el BCRA). Es cierto igual que en términos absolutos son tasas elevadas ya que están entre 121% de TNA, que equivale a un crawling del 10%. La demanda de cobertura es menor respecto que la de 15 días y lo mismo ocurre en la curva dólar linked, la cual se ve una suba de tasas y salida de los fondos comunes de inversión. Es decir, en el relativo, la demanda por cobertura cedió, sobre todo desde el fin del dólar soja", detalló. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.