Primero, Morgan Stanley

Cuentas de argentinos en Estados Unidos: cierran a las de saldos menores y suben requisitos

Los bancos de inversión ponen mínimos cada vez más altos para mantenerlas abiertas. En algunos casos elevaron de u$s 2 millones a u$s 5 millones, y en otros u$s 10 millones de mínimo

Mientras el Gobierno trata de apurar un intercambio de información con Estados Unidos, o trata de decir que está más cerca de cerrarlo de lo que realmente está, para meter miedo y que repatríen los dólares, los bancos de inversión estadounidenses se están encargando de echar a los clientes argentinos.

Quiebran cuevas del dólar blue arrastradas por la caída del Bitcoin

Oxígeno en las reservas: el Gobierno festeja la caída de pagos con tarjeta y de importaciones

Invitación a irse

Pareciera que fuera una acción en tándem, pero no está relacionada en lo más absoluto. Morgan Stanley, uno de los bancos de inversión más grandes del mundo, donde muchos argentinos tienen sus ahorros de toda la vida, está aumentando los requisitos mínimos de sus cuentas. 

Todo aquel que no llegue a tener un mínimo de u$s 5 millones será invitado gentilmente a dejar sus billetes en otro lado, mientras antes el requisito era tener al menos u$s 2 millones, según Citywire.

Aunque se trata, en rigor de verdad de casos por caso, porque a algunos ya les venían pidiendo un mínimo de u$s 5 millones, que será elevado a u$s 10 millones, aunque solamente por ahora, porque en cualquier momento la Argentina podría seguir el caso de Venezuela, a quienes ahora le piden un mínimo de u$s 25 millones.

Mientras el Gobierno trata de apurar un intercambio de información con Estados Unidos, o trata de decir que está más cerca de cerrarlo de lo que realmente está, para meter miedo y que repatríen los dólares, los bancos de inversión estadounidenses se están encargando de echar a los clientes argentinos.

Contingencias

El departamento de Compliance pasó a ser estratégico dentro de la compañía, y prefiere sacarse de encima a aquellos clientes que pueden llegar a traer contingencias o cualquier tipo de riesgo, al poder, eventualmente, estar vinculados con la corrupción o el lavado de dinero, lo que les traería multimillonarias multas y un riesgo reputacional enorme.

"La repentina decisión de Morgan Stanley Wealth Management de introducir nuevas restricciones para su negocio internacional ha dejado a muchos de sus asesores luchando por contactar a sus clientes y ha conmocionado a toda la industria offshore", dice Citywire.

Industria off shore

En la industria, más de uno lo compara con lo sucedido a principios de enero del año pasado, cuando Wells Fargo anunció que cerraría su negocio internacional de gestión de patrimonio. Los bancos competidores aprovecharon para contratar a los ex empleados, que tenían su cartera de clientes.

Todo aquel que no llegue a tener un mínimo de u$s 5 millones será invitado gentilmente a dejar sus billetes en otro lado, mientras antes el requisito era tener al menos u$s 2 millones

Uno de quienes más ejecutivo reclutó de Wells Fargo fue, justamente, Morgan Stanley, ya que muchos optaron por irse a una firma de prestigio antes que convertirse en un asesor independiente, sin una chapa reconocida detrás.

Ahora son los propios empleados de Morgan Stanley, muchos provenientes de Wells Fargo que, acordándose de lo que sufrieron, ya se adelantan y buscan trabajo en las empresas de la competencia, para poder seguir manejando la cartera de sus clientes que, si bien supera los u$s 2 millones, no alcanza a los u$s 5 millones, y no se los quieren regalar a nadie. 

Pensar que alguien que tiene un patrimonio de u$s 4 millones, puede dejar en comisión u$s 40.000 al año, que es el 1%, y tienen muchos clientes con esas características, que serán echados.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.