Los bonos no repuntan

Se calienta el riesgo país: llegó a 1650 y hunde el crédito para los privados

Los títulos que emitió la Argentina tras la reestructuración no encuentran un piso y en el mercado consideran que el spread soberano hace inviable el fondeo a empresas.

Los bonos argentinos parecen no encontrar piso e incluso algunos de ellos ya se encuentran por debajo de los u$s30, por lo que el riesgo país llegó ayer a los 1650 unidades. En el sector privado empieza a haber preocupación, dado que consideran que con un spread soberano tan alto se hace imposible el financiamiento para empresas.

Según los propios economistas que asesoran a empresarios, es imposible que un proyecto de alto impacto consiga fondeo en Argentina o incluso que lleguen inversiones, ya que para hacerlo los interesados deberían pensar en una rentabilidad que supere el alto piso de tasa de descuento que imponen las condiciones del país. 

"Para las empresas argentinas es muy importante, si queremos competir en un mundo cada vez más globalizado, contar con tasas de interés semejantes a las que acceden las empresas de los demás países de la región", señaló Jaime Campos, presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

"Todo cuanto pueda hacerse para ir reduciendo el nivel actual de tasas en Argentina contribuirá al crecimiento económico del país", sentenció Campos. 

Por otro lado, Juan José Vázquez, Head of Research de Cohen, agregó: "El genérico de bonos corporativos con calificación de riesgo CCC en Estados Unidos rinde 5,52%, mientras que difícilmente encuentres muchos bonos corporativos argentinos rindiendo por debajo de dos dígitos". Cabe señalar que la calificación a la que hace mención el economista refiere a los bonos "vulnerables y muy dependientes de la situación económica", según los parámetros de Standard and Poors.

Vázquez explicó también que el mercado internacional está cerrado para nuevas emisiones de Argentina y que solo se realizan refinanciaciones. "Las imposiciones de refinanciamiento realizadas por el BCRA a través de la Comunicacion A 7106 y sucesivas le ponen un piso alto a la tasa a la cual podés acceder", agregó.

En tanto, el director de la consultora Invecq, Esteban Domecq, señaló que un riesgo país por las nubes reduce las alternativas y los montos de financiamiento para el sector corporativo, y en paralelo aumenta, de forma no lineal, el costo de ese financiamiento. "Esta situación se ve agravada por la obligación por parte del BCRA de obligar a refinanciar el 60% de los vencimientos de deuda de este año. Conclusión: hay poco o nulo financiamiento para los privados", sostuvo Domecq.

Asimismo, el financista Javier Timerman, que se desempeña desde hace décadas en Wall Street y dirige AdCap, consideró que a medida que caen los bonos, el desplome "impacta en todas las decisiones vinculadas al financiamiento argentino". En este caso, Timerman no se refirió solamente a los emisores de ON, sino también al "prefinanciamiento de exportaciones, al colateral que los bancos le van a pedir a las empresas argentinas para seguir financiandólas y a la tasa de descuento con la que se evalúa una inversión".

Uno de los principales lamentos del mercado es que Argentina está dejando pasar una oportunidad en la cual las tasas internacionales están "por el piso", según definió Fernando Marengo, economista jefe de Arriazu Macroanalistas.

"Definitivamente hay que bajar el riesgo país", sostuvo Marengo. Y ante la consulta de por qué estuvo creciendo la inversión en Vaca Muerta pese al aumento del riesgo país, Marengo explicó: "Se está recuperando la producción, pero ese recupero está influenciado por el Plan Gas y por el ajuste de una tarifa que les permitiría cubrir los costos de producción y tener una tasa de rentabilidad".

En tanto, Pedro Siaba Serrate, especialista en renta fija de Portfolio Personal Inversiones, explicó que los corporativos de mayor calidad crediticia del país tienen rendimientos mucho menores al soberano, "algo que no pasa en casi ningún lugar del mundo". En ese sentido, el economista destacó algunos casos como Arcor, Vista, Tecpetrol, entre otros.

Sin embargo, lejos de ser inocua la situación, Siaba Serrate especificó: "Hoy falta una referencia soberana para valuar cualquier tipo de proyecto de inversión". Además, destacó que ante un problema de solvencia como el que reflejan los bonos, el inversor puede tener dudas respecto de las necesidades que va a tener el Estado de salir a conseguir recursos, lo que puede presuponer una suba de impuestos, por ejemplo".

Por su parte, Martín Vauthier, director de Estudio EcoGo, indicó: "La prima soberana es uno de los escalones sobre los que que se construye el costo del financiamiento del sector privado. Hoy, con estos niveles de riesgo, el financiamiento corporativo desde el exterior está ausente".

El año pasado muchas empresas lograron aprovechar el exceso de liquidez para colocar obligaciones negociables dólar linked en el mercado local. Sin embargo, esa ventana hoy está más cerrada, un poco por un efecto desplazamiento (crowding out) que se dio cuando el soberano salió a colocar bonos bajo la misma modalidad y otro poco por el malestar generado por las normativas del Central en relación al acceso a dólares para el pago de deudas (más allá de que esos pagos se cancelen en pesos).

El riesgo país no solo afecta los proyectos de inversión soberanos, sino también a las gobernaciones. En ese sentido, Siaba Serrate indicó: "Hoy es riesgoso salir a comprar títulos de provincias u ON".


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios