Los bonos en dólares vuelven a caer y el riesgo país supera los 1400 puntos

El índice que mide JP Morgan vuelve a crecer y opera un 29% por encima de los valores alcanzados tras la reestructuración de la deuda, en septiembre pasado. Las acciones, en cambio, operan mixtas.

En una rueda en la que Wall Street busca recuperarse de la caída con la que inició el año, los bonos argentinos volvían a mostrar un comportamiento negativo. Tras la baja de ayer, toda la curva vuelve a operar en rojo, con paridades debajo del 40%, lo cual refuerza la desconfianza del mercado para con la renta fija local. Sin novedades respecto a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el miedo a una segunda ola de coronavirus genera desconfianza en los inversores locales.

Los principales índices de Wall Street operan entre neutros y levemente positivos este martes. El Dow Jones retrocede 0,06%, mientras que el S&P500 y el Nasdaq anotan mejoras respectivas de 0,25% y 0,5%.

Los mercados se encuentran haciendo una pausa tras las fuertes subas vistas a lo largo del año pasado. En especial las que se acumularon desde noviembre, cuando se dieron a conocer avances sobre las vacunas y se conoció el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

A contramano de estas leves mejoras en Nueva York, todos los tramos de la curva de bonos en dólares de ley extranjera operan con tendencia negativa. Los bonos más cortos, a 2029 y 2030, caen 1,23% y 1,26% respectivamente. En la parte media de la curva, el Global 2035 retrocede 1,56% y el Global 2038 pierde 1,44%, mientras que en el extremo más largo, los bonos a 2041 y 2046 exhiben bajas respectivas de 1,54% y 1,66%.

 De esta manera, la curva argentina vuelve a desplazarse al alza y mantiene su estructura de pendiente negativa, con las tasas cortas operando en niveles de 15,8% y las más largas en torno al 14%.

En línea con la debilidad de los bonos, el riesgo país se volvía a ubicarse por encima de los 1400 puntos. De esta manera, el indicador opera un 29% por encima de los valores alcanzados tras la reestructuración de la deuda en septiembre pasado, cuando el riesgo país llegó a tocar los 1083 puntos post canje.

El índice que mide JP Morgan sumaba este martes 4 unidades, que se sumaban a los 28 puntos que había sumado ayer. 

Los analistas de Grupo SBS explicaron que, en términos de estrategia, las señales políticas que aguardan para ser más optimistas aún no aparecen, lo que se evidencia con bonos soberanos que no lograron comprimir spreads en la medida que sí lo hicieron otros emergentes. Es por ello que siguen recomendando una baja exposición tanto a bonos como a acciones locales.

En un informe semanal resaltaron cómo las tasas de los bonos argentinos vieron una mala performance desde su nacimiento, desalineándose de la dinámica de los bonos comparables. Según el trabajo, los bonos de países como Pakistán, Camerún, Irak, El Salvador, Ecuador o Tayikistán han tenido una dinámica mucho más positiva, con sus tasas comprimiendo spreads en el último tramo del año. En otras palabras, los bonos argentinos operan con tasas de casi el doble de las tasas de países como Pakistán, Camerún o Irak.

Aislado de dicha dinámica se encuentran solamente los bonos de Sri Lanka y de la Argentina, con tasas del 17% y 16% respectivamente y que, en vez de comprimir sus spreads, los han ampliado.
 

 

Acciones mixtas 

Para las acciones de las compañías argentinas, en cambio, la tendencia inicial de este martes era mixta. La renta variable local operaba en ambos sentidos tanto en Buenos Aires como en Nueva York. 

Pese al tímido avance de Wall Street, los adrs no lograban definir aún una tendencia. Mostraban comportamientos alcistas de hasta 2,4%, liderados por Ternaris e IRSA Propiedades Comerciales, y caídas de hasta 3,4%, con Central Puerto a la cabeza. Mismo escenario podría verse en la plaza bursátil local, por lo que el S&P Merval de la Bolsa porteña se mantenía prácticamente neutro en los 50.775 puntos

 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios