Mercados

Caen fuerte el petróleo y el oro, por el resurgir de la variante delta y la política de tasas de los EE.UU.

El temor a la variante Delta genera temor en el mercado petrolero. También sufre por el buen dato de empleo y la expectativa de una Fed más hawkish, generado una suba de tasas y del dólar, contexto que golpea al crudo. También al oro, que tras bajar hasta 3% ahora retrocede 1,7%

El comienzo de semana luce volátil para los mercados, con la atención centrada fundamentalmente en la dinámica del petróleo.

El crudo cae 3,7% por temor a que la variante delta genere un impacto negativo en la economía, aunque el mercado sigue incorporando el muy buen dato de empleo en EEUU, el cual acerca a una Fed más hawkish, lo cual implica dólar y tasa para arriba, siendo un desafío para las materias primas.

Por ello también cae el oro: durante la madrugada descendió más de 3%.

Si bien los principales índices americanos operan sin grandes cambios, la mayor atención se centra en la dinámica del petróleo a comienzo del lunes ya que cae mas de 3,7% y regresa a mínimos de julio.

Esta caída del crudo se da por temores que genera la propagación de la variante delta en el mundo.

El gobierno de China volvió a imponer restricciones a la circulación con el objetivo de detener la propagación de la variante Delta, evento que asustó a los inversores sobre la demanda mundial de energía.

Las autoridades sanitarias de Beijing dijeron la semana pasada que la ciudad cancelaría todas las exposiciones y eventos a gran escala durante el resto de agosto.

El petróleo WTI cae 3,7% el lunes, operando en u$s 65,58 el barril y de esta manera regresa a niveles de julio pasado. Es su mayor baja diaria en un mes.

Las preocupaciones sobre el impacto económico de las medidas de China se sintieron en los mercados de materias primas, y los precios de los metales también bajaron. 

Los futuros del cobre, a menudo vistos como un referente para el crecimiento económico mundial, cayeron un 1,2% a 9.354 dólares la tonelada métrica en la Bolsa de Metales de Londres. Los precios del aluminio y el níquel también cayeron.

Esperando una Fed más hawkish

El lado positivo de la caída del petróleo es que genera una menor presión sobre los precios de la economía real, haciendo que la Fed postergue su postura más contractiva, es decir, que alargue en el tiempo su postura hawkish y patee hacia mas adelante el inicio del tapering y de suba de tasas.

Sin embargo, el buen dato de empleo del viernes de la semana pasada que arrojó un desempleo del 5,4%, hace que el mercado laboral continúe mejorando y estando cada vez más cerca del pleno empleo.

Dado que la inflación esta al alza y el empleo corrigiendo, el mercado ve cada vez más cerca el fin de una Fed laxa.

Por lo tanto, ante la presencia de una Fed más restrictiva del lado monetario, una suba de tasas del bono del Tesoro americano es esperable. 

Esto genera una atracción de capitales hacia los EE.UU. y por lo tanto una suba del dólar.

La suba del dólar suele venir asociada con una devaluación de las monedas de mercados emergentes y una caída de las materias primas.

Adicionalmente, dado que el oro no devenga tasa, una suba de la TIR del bono americano genera un atractivo relativo del bono del tesoro versus el oro, produciendo una baja del metal. 

Adrian Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores señaló que el informe del mercado laboral de Estados Unidos para julio mostró datos muy positivos en comparación con las expectativas, sumando argumentos en favor del Tapering.

"Los mercados interpretaron los datos de empleo como una señal de solidez económica que nos acerca cada vez más al "progreso sustancial adicional" que necesita ver la Fed para dar indicios sobre el comienzo del Tapering. Por eso, los rendimientos de los Treasuries a 10 años escalaron 7pbs acercándose a 1,30%", dijo

Yarde Buller agregó que el 11 de agosto será una fecha clave ya que se dará a conocer el dato de inflación de julio, con los inversores tratando de ver si la aceleración inflacionaria es efectivamente un fenómeno transitorio como cree la Fed y la mayoría del mercado", comentó.

La próxima reunión del comité de política monetaria de la FED será el 21-22 de septiembre, aunque en tres semanas el Presidente de la Fed Jerome Powell podría dar alguna nueva señal en la conferencia de Jackson Hole

La tasa americana pasó de 1,19% a 1,3% durante la semana pasada como respuesta al buen dato de empleo y a la expectativa de una Fed menos laxa.

El oro llegó a caer más de 3% durante la madrugada, volviendo a operar en u$s 1680 la onza. Actualmente se recuperó en el margen e inicia la jornada en u$s 1742, es decir, 1,2% en negativo.

calma en Wall Street

   

Las acciones en Wall Street se muestran sin grandes cambios. 

El Dow Jones opera con leves bajas, perdiendo 0,21%, mientras que el S&P500 retrocede 0,15%. El Nasdaq sube apenas 0,09%.

En Europa tampoco se observan grandes cambios con los índices alternándose entre leves subas y leves bajas.

Por su parte, el dólar index arranca la semana en u$s 92,75, tras una suba de 0,65% la semana pasada, su mayor avance semanal desde junio.

Los bonos argentinos arrancan la semana con mayoría de bajas. La deuda opera en negativo en todos sus tramos, con pérdidas de 0,14% en la parte mas corta, 0,32% en la parte media y caídas de 0,27% en la parte más larga.

La curva de ley local y de ley internacional operan con pendiente negativa y con tasas del 20% en el tramo corto y del 17% en el tramo más largo.

Las paridades de los bonos se ubican todos debajo del 40%, lo cual refleja la desconfianza que tienen los inversores sobre la capacidad y/o voluntad de pago del Gobierno.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) explicaron que los rumores sobre nuevas negociaciones entre el Gobierno y el FMI ayudaron a levantar el humor de los bonos argentinos. 

"Según lo trascendido, algunos representantes del Gobierno se reunieron en Washington para afinar cuestiones técnicas y proyecciones macroeconómicas que se incluirán en un potencial acuerdo. Más allá de estos rumores, las novedades no fueron muy alentadoras", comentaron.

Las acciones argentinas en Wall Street arrancan a la baja la semana. Las pérdidas son lideradas por Corporación América que cae 4,2%, seguida por Telecom y Grupo Financiero Galicia que caen 2 8% y 2% respectivamente. Las acciones de YPF, Despegar, Banco Macro, Supervielle, retroceden entre 1,7% y 1,5%

Desde PPI aclararon que el mercado estará atento a los balances, que tendrán algún impacto en los precios según la calidad de los resultados. 

"La coyuntura hoy manda y no podemos pensar en una recuperación de largo plazo sin un cambio fuerte de expectativas. Hasta las elecciones, ese escenario parece imposible, y solo un muy buen resultado para la oposición - o un giro en 180 grados del Gobierno en materia económica y política - puede generar un cambio de tendencia del Merval en el mediano plazo", afirmaron.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios