América latina necesita con urgencia vacunas de Estados Unidos y Europa

Las naciones ricas deberían enviar sus excedentes a la región más afectada por la pandemia.

Las naciones ricas tienen tres veces los stocks de vacunas contra el coronavirus que necesitan para sus propias poblaciones y deberían donar el excedente ahora a América latina, la región más afectada en el mundo por la pandemia y donde el número de muertos es "catastrófico", dijo una alta funcionaria.

En entrevista con el Financial Times, Rebeca Grynspan, secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) que agrupa a España, Portugal y Latinoamérica, dijo que otros países deberían seguir el ejemplo de España. El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, se ha comprometido a donar los excedentes de vacunas a América latina a través del programa COVAX dirigida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una vez que la mitad de la población española haya sido vacunada. El 8 de julio, un 57,5% había recibido una primera dosis, según Madrid.

"Es muy importante seguir el ejemplo español porque eso comenzaría a darnos las vacunas a partir del segundo semestre de este año", dijo Grynspan. Si no se sigue el ejemplo de España, "el sufrimiento se prolongará y seguirá costando muchas vidas".

El dilema inglés de la Eurocopa: quieren ganar la final pero temen que los festejos exploten los casos de coronavirus

Las promesas de donación de vacunas existentes del G7 serían demasiado tarde, advirtió.

Con el 8% de la población mundial, América latina ha sufrido casi un tercio de las muertes mundiales por la pandemia, así como su peor recesión en 120 años.

Las tasas de vacunación son bajas debido a la dificultad de obtener suministros; algunos países han inoculado a menos del 10% de su población. Los funcionarios se quejan de que los gobiernos de Estados Unidos y Europa han monopolizado los suministros de las vacunas. Los débiles sistemas de salud de la región, los altos niveles de pobreza y las grandes poblaciones urbanas han sido culpados por las altas tasas de Covid-19.

Coronavirus: cómo es la carrera por desarrollar una 'súper vacuna' 

Estados Unidos anunció planes para donar 80 millones de dosis excedentes a nivel mundial y se comprometió a administrar 500 millones de dosis de vacunas Pfizer-BioNTech a 92 países de bajos ingresos para mediados de 2022. Pero esta definición sólo incluye a un puñado de naciones de América latina y Washington decidirá la asignación de las vacunas. Grynspan dijo que COVAX debería asignar todas las vacunas donadas.

A pesar del impacto de la pandemia, el acceso limitado a préstamos y las inestables finanzas públicas han restringido cuánto pueden gastar los países latinoamericanos para mitigar el aumento de la pobreza y el desempleo.

La Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina (Cepal) dijo a principios de este año que la deuda pública en la región aumentaría del 68,9% al 79,3% del Producto Bruto Interno (PBI) entre 2019 y 2020, lo que convertiría a América latina y el Caribe en los territorios más endeudados del mundo en desarrollo.

Occidente corre el riesgo de volver a caer en el limbo de Covid

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está cerca de acordar una emisión de u$s 650 mil millones de nuevos derechos especiales de giro (DEG), la mayor asignación de este tipo en su historia, en respuesta a la pandemia. Pero según las reglas actuales, se distribuiría en proporción a las cuotas existentes, lo que significa que la mayor parte del dinero iría a los países ricos.

Ha habido discusiones sobre la redirección de fondos a las naciones más pobres bajo un mecanismo existente, pero esto excluiría a los países de ingresos medios, la categoría que cubre la mayor parte de América latina.

Latinoamérica puede recibir sólo u$s 68 mil millones de la nueva emisión, dijo Grynspan: "No es suficiente para salir del problema en el que estamos con Covid-19 y menos aún si el problema continúa".

Grynspan, una economista que anteriormente se desempeñó como vicepresidenta de Costa Rica, dijo que las naciones iberoamericanas querían ver un nuevo mecanismo del FMI para redirigir los recursos excedentes de los países ricos a los de ingresos medios.

"Si la crisis económica en América latina se profundiza, veremos muchas más protestas en las calles", agregó. "América latina necesita salir de esta crisis con un nuevo contrato social donde los servicios públicos básicos y la protección social estén adecuadamente financiados y sean universales".

Grynspan dejará la secretaría el próximo mes después de siete años para convertirse en la primera mujer secretaria general de la Conferencia Nacional Unida sobre Comercio y Desarrollo. La secretaría aún no ha nombrado a un sucesor.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios