Alerta global: China ajusta tasas mientras la economía decepciona y el Covid crece

El banco central de la segunda economía más grande del mundo interviene para aliviar el impacto de confinamientos y malestar en el mercado inmobiliario

China recortó una tasa de préstamo crucial en un esfuerzo por apuntalar el crecimiento, conforme la segunda economía más grande del mundo se ve afectada por repetidos confinamientos de Covid y una crisis inmobiliaria que está empeorando.

El Banco Popular de China (BPC) redujo su tasa de la facilidad de préstamo a mediano plazo (MLF, por sus siglas en inglés) para créditos a un año al sistema bancario, en 10 puntos básicos a 2,75%, el primer recorte desde enero. Los analistas esperaban que el banco central dejara la tasa sin cambios.

Tensión entre Estados Unidos y China: el peligroso fatalismo sobre la posibilidad de una guerra

La decisión destacó la creciente ansiedad en Beijing mientras trata de combatir una disminución en la demanda de los consumidores provocada por su prolongada política de cero Covid, así como las consecuencias de los problemas de efectivo de sus desarrolladores inmobiliarios y la desaceleración del crecimiento global.

Las estadísticas oficiales publicadas hoy reflejaron una actividad industrial y de consumo peor de lo esperado y un aumento en el desempleo juvenil a un récord del 19,9%, lo que aumentó la presión sobre la administración de Xi Jinping para revitalizar la economía.

Las ventas minoristas, un indicador importante del consumo, aumentaron sólo un 2,7% interanual en julio en comparación con el 5% que se había previsto, mientras que la producción industrial aumentó un 3,8% en comparación con el esperado 4,6%.

A pesar de los planes de Beijing de inyectar cientos de miles de millones de dólares de estímulo para impulsar el crecimiento, la economía de China apenas se escapó de una contracción en el segundo trimestre.

desaceleración económica

Los expertos esperan que la desaceleración económica de China provoque una política monetaria y un estímulo fiscal más flexibles, pero algunos son pesimistas sobre la escala y la velocidad de la respuesta de Beijing.

"El crecimiento de China en la segunda mitad se verá significativamente obstaculizado por su estrategia cero Covid, la espiral descendente de los mercados inmobiliarios y una probable desaceleración del crecimiento de las exportaciones", dijo Ting Lu, economista jefe de China de Nomura. "El apoyo político de Beijing podría ser demasiado escaso, demasiado tarde y demasiado ineficiente".

Los analistas agregaron que el recorte de tasas fue una señal importante de que Beijing mantendría los esfuerzos para estimular la economía a través de la política monetaria en lugar de centrarse en el aumento de los precios, después de que el BPC destacó los riesgos de una creciente presión inflacionaria en su informe trimestral la semana pasada.

"El recorte del MLF es una forma de prometer el apoyo continuo de Beijing", dijo Jing Liu, economista jefe para China en HSBC, "no el comienzo de un endurecimiento monetario", como algunos analistas esperaban.

Société Générale describió los datos de julio como "simplemente malos", con una desaceleración en la producción, la inversión y el consumo "bajo el peso aplastante de la política de cero Covid" y con el "sector de la vivienda en caída libre".

"Los formuladores de políticas han comenzado a comunicar sus preocupaciones sobre la sobreestimulación de la economía con demasiada liquidez, mientras que, en nuestra opinión, el riesgo real es exactamente el contrario: muy poca relajación y una recuperación demasiado débil", dijeron los analistas del banco.

El impacto de la política de Covid cero

La política de cero Covid de Xi, que instituye confinamientos estrictos dondequiera que se descubren brotes del virus, está ejerciendo más presión sobre las perspectivas.

Varias ciudades chinas, incluyendo a Haikou en la isla sureña de Hainan, así como Urumqi en la región occidental de Xinjiang, impusieron o extendieron restricciones de confinamiento en algunas áreas, y los casos de Covid-19 aumentaron en todo el país durante el fin de semana.

El confinamiento de Hainan provocó protestas a pequeña escala entre decenas de miles de viajeros que se han quedado varados en el destino turístico.

En Shanghái, las autoridades están probando el uso de drones para garantizar que los residentes escaneen sus códigos de salud cuando ingresan a los edificios. El código de salud se registra en una aplicación obligatoria de teléfono inteligente que determina si las personas pueden viajar en función de su exposición al Covid-19.

"China definitivamente se encuentra en una situación muy desesperada", dijo Xingdong Chen, economista jefe para China de BNP Paribas. "El problema ahora es que no hay demanda efectiva. Si no permites que la gente salga y consuma, no puede haber demanda".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios