Under Armour vuelve a dar priopridad a la ropa deportiva

Under Armour vuelve a su origen como compañía de indumentaria deportiva y se distancia del furor por el athleisure, la moda de lucir prendas del gimnasio en la calle.

Kevin Plank, fundador y CEO, dijo que la compañía incluida en el índice S&P 500 perdió su "foco" y prometió volver a poner toda su atención en indumentaria específica para deportistas.

Si bien Plank dijo que Under Armour seguirá comprometido con el estilo y dejó en claro que la marca se siente más cómoda en el gimnasio que en las pasarelas.

"Si los consumidores quieren sentarse en el sofá, pueden hacerlo pero ese producto se fabricó para ayudarlos a correr varios kilómetros," dijo en una entrevista con Financial Times. "No les recomendamos no hacerlo, sino que simplemente necesitamos saber quiénes somos".

"Somos una marca de alto rendimiento. Eso es lo que vamos a ser y lo que vamos a simbolizar, vamos a convertirnos en los mejores del mundo en eso", agregó.

El anuncio de ese foco puesto únicamente en el deporte se produce en un momento crucial para la compañía con base en Baltimore. A principios de este mes emitió un mal pronóstico financiero, y su cultura también quedó en el centro de las miradas después de que se supo que los empleados incluían en sus gastos corporativos entradas a clubes nocturnos.

Under Armour, fundada por Plank desde el sótano de su abuelo en 1996, cautivó a Wall Street cuando logró un agresivo crecimiento y empezó a competir con Nike y Adidas. Pero sus acciones cayeron 68% desde sus picos de 2015 y sus ventas flaquearon en América del Norte. "Crecimos tan rápido que perdimos el foco", reconoció Plank.

Under Armour es una de las tantas compañías que buscan aprovechar la mayor demanda de indumentaria deportiva. Los lugares de trabajo se volvieron más informales y los consumidores buscan prendas más cómodas que los jeans y los trajes.

Temas relacionados

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés