Comidas

Calçots al horno con salsa romesco: la mejor receta para preparar este clásico de la cocina catalana

Esta tradicional receta catalana se puede preparar rápidamente, brindando una comida deliciosa en cuestión de minutos. Cómo preparar la mejor salsa romesco para acompañar los calçots.

En esta noticia

A veces, los platos más deliciosos no llevan mucha preparación. Si bien existen recetas que requieren de muchos ingredientes y deben ser cocinadas con bastante tiempo, existen también algunas comidas que se destacan por su simpleza.

Entre los platos típicos del recetario catalán, los calçots al horno se destacan por ser un plato delicioso con una preparación sencilla. Si bien la salsa que los acompaña lleva un poco de tiempo, eso no quita que se trate de un plato que se pueda preparar en apenas unos minutos.

Qué son los calçots

Los calçots son originarios de Tarragona (Fuente: Pixabay)

Se trata de un tipo de cebolla alargada cuyo núcleo principal de cultivo se encuentra en Tarragona. Los calçots son, sin duda, una de las joyas culinarias de la cocina catalana. Sin embargo, en los últimos tiempos, su popularidad ha cruzado fronteras y numerosas personas fuera de Cataluña han comenzado a deleitarse con ellos.

Su particular método de cultivo consiste en sembrarlos bajo el suelo, en hileras de tierra que se amontona o "calça" sobre estas pequeñas cebollas para protegerlas durante su crecimiento, lo que parece haber dado origen a su peculiar nombre. Al degustarlos, ofrecen una textura suave y un gusto ligeramente dulce.

Se dice que su descubrimiento fue fortuito, cuando un agricultor observó que esta variedad de cebolla, asada y acompañada de una salsa específica, resultaba ser un exquisito bocado. Desde entonces, la historia hizo su trabajo y el calçot se consolidó como una delicia al alcance de todos.

Cómo preparar calçots al horno con salsa romesco

Los calçots también pueden ser preparados a la parrilla (Fuente: Pixabay)

Ingredientes

  • 12 calçots
  • 3 tomates
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 ñoras
  • 15 g de almendras tostadas
  • 15 g de avellanas tostadas
  • 1 rebanada de pan tostado
  • 250 g de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de vinagre
  • 1 guindilla
  • Sal

Preparación

  • Hidratar las ñoras por 5 horas. Una vez que lo estén, quitarles las pepitas y reservar la piel con la carne.
  • Precalentar el horno a unos 200ºC. Envolver los tomates y la cabeza de ajo en aluminio y por separado. Colocarlos en bandejas separadas. Cocinar los ajos por 10 minutos y los tomates por 20.
  • Quitar la piel a los tomates y extraer uno a uno los ajos.
  • Pelar las almendras y las avellanas tostadas.
  • Una vez fríos los tomates y los ajos, poner todos los ingredientes en un vaso de batidora y batir a velocidad media.
  • Añadir una cucharadita de pimentón rojo dulce, sal y una punta de guindilla para darle un toque picante. Batir de nuevo y probar, rectificando de sal, guindilla o vinagre de ser necesario.
  • Lavar los calçots para eliminar la mayoría del barro. Perlarlos y disponerlos en una bandeja de horno, cubiertos con papel de aluminio.
  • Meter la bandeja en la mitad del horno y permitir que los calçots se horneen durante 20 a 30 minutos.
  • Servir los calçots en una bandeja, con la salsa romesco a un costado para mojarlos.
Temas relacionados
Más noticias de Recetas