La trama

Este es el plan secreto que siguió Elon Musk para "quebrar" a Twitter

Un año después de que el hombre más rico del mundo adquiriera la plataforma de redes sociales, un plan de acción publicado por un ex empleado despedido de la Casa Blanca durante la administración de Trump ofrece una pista.

En esta noticia

El día que los registros públicos revelaron que Elon Musk se había convertido en el mayor accionista de Twitter (ahora llamado X), un remitente desconocido le envió un mensaje de texto al multimillonario recomendándole un artículo que le instaba a adquirir por completo la red social.

La compra de Twitter por parte de Musk, decía el artículo anónimo de 3000 palabras, equivaldría a una "declaración de guerra contra el Imperio Globalista Americano". 

El remitente de los mensajes estaba ofreciendo a Musk, CEO de Tesla y SpaceX, un plan de acción para la adquisición y transformación de Twitter. A medida que se acerca el aniversario de la compra de Musk, la identidad del remitente sigue siendo desconocida, según explica un artículo publicado por NBC.

Los tres mensajes fueron enviados el 4 de abril de 2022. En los casi 18 meses transcurridos desde entonces, muchas de las decisiones que Musk tomó después de comprar Twitter parecen haber seguido de cerca ese plan, incluyendo sus continuos ataques contra la Liga Anti-Difamación (ADL, por su sigla en inglés), una organización sin fines de lucro fundada por estadounidenses judíos para contrarrestar la discriminación.

Los mensajes de texto describían una serie de acciones que Musk debería tomar después de ganar el control total de la plataforma de redes sociales: "Paso 1: Culpar a la plataforma por sus usuarios; Paso 2: Campaña de presión coordinada; Paso 3: Éxodo de los "bluechecks"; Paso 4: Desplataforma".

Los detalles del artículo anti Twitter

Los mensajes del remitente desconocido fueron revelados en una presentación judicial el año pasado como evidencia en una demanda que Twitter interpuso contra Musk después de que él intentara retirarse de comprarlo. Los documentos redactados fueron desenterrados por The Chancery Daily, una publicación legal independiente que cubre los procedimientos ante la Corte de Chancery, en Delaware.

La redacción de los mensajes coincide con los subtítulos del artículo, "La batalla del siglo: Esto es lo que sucede si Elon Musk compra Twitter", que había sido publicado tres días antes -sin firma- en el sitio web de derechas revolver.news.

El sitio está dirigido por el blogger de extrema derecha Darren Beattie, un exescritor de discursos de la Casa Blanca de Trump que fue despedido en 2018 por haber hablado en un panel junto a nacionalistas blancos. Después del ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021, Beattie promovió la infundada afirmación de que el FBI había plantado agentes en la multitud que la incitó a asaltar el edificio.

Este es el plan secreto que siguió Elon Musk para "quebrar" a Twitter. (Imagen: archivo)

Mensajes "secretos" a Elon Musk

Cuando los mensajes de texto a Musk fueron revelados en la presentación judicial la primavera pasada, los observadores sugirieron en Twitter que el propio Beattie podría haberlos enviado. Consultado por NBC News sobre si sabía quién envió los mensajes y quién escribió el artículo, Beattie se negó a comentar y sugirió que la ADL debería ser investigada, sin dar detalles.

Musk no respondió a las repetidas solicitudes de comentarios por correo electrónico y en Twitter. La CEO de Twitter, Linda Yaccarino, también exejecutiva de la empresa matriz de NBC News, NBC Universal, tampoco respondió a las solicitudes de comentarios. Alex Spiro, abogado de Musk, no respondió a una solicitud de comentarios sobre si Musk todavía planea demandar a la ADL.

Tras la publicación del artículo el 1 de abril de 2022, Beattie pasó semanas instando a Musk a comprar Twitter por completo e impulsando su plan de transformación en podcasts y programas de televisión de derechas, incluyendo el "Bannon's War Room" de Steve Bannon y el ya cancelado programa de Fox News de Tucker Carlson.

Después del artículo, después de los mensajes

Aproximadamente cuatro semanas después de que el artículo del sitio de Beattie apareciera en línea y dos semanas después de la entrevista de Beatty en el programa de Carlson, Musk compró Twitter por completo por USD 44.000 millones el 25 de abril de 2022, y privatizó la empresa, tal y como sugería el artículo. Desde entonces ha renombrado la compañía a X pero se refiere a ella como X/Twitter en las publicaciones en la red.

El artículo en el sitio de Beattie comienza con una afirmación infundada de que la censura en Twitter le costó al presidente Donald Trump la elección de 2020. "La libertad de expresión en línea es lo que permitió la revolución de Trump en 2016", escribió el autor anónimo.

El autor indicó luego que el "Paso 1" después de una adquisición de Twitter por parte de Musk sería: "Culpar a la plataforma por sus usuarios". Él o ella predijeron que "Twitter sería culpado por cada supuesto acto de 'racismo', 'sexismo' y 'transfobia' que ocurriera en su plataforma".

Después de que la compra de Twitter por parte de Musk se finalizó en octubre de 2022, él permitió que las cuentas previamente suspendidas regresaran. Entre ellas, restauró la cuenta de Trump, a quien Twitter había prohibido después del asalto al Capitolio el 6 de enero, así como las cuentas personales de la representante de extrema derecha Marjorie Taylor Greene, R-Ga., y el fundador de un sitio web neonazi, Andrew Anglin.

El artículo predijo que el "Paso 2" involucraría una "Campaña de presión coordinada" por parte de la ADL y otros grupos sin fines de lucro para que Musk restableciera las cuentas prohibidas. "Una vasta constelación de activistas y organizaciones sin fines de lucro" entrarían en acción para "ejercer cada vez más presión sobre la empresa para que cambiara sus formas", lee el artículo.

El siguiente paso, predijo el artículo de revolver.news, sería la "Éxodo de los bluechecks". El término "bluechecks" se refiere a un antiguo sistema de verificación de identidad en Twitter que confirmaba la autenticidad de las cuentas de celebridades, figuras públicas y periodistas.

Musk experimentó con y, finalmente, eliminó el sistema de verificación de Twitter de "chequeos azules". Como predijo el artículo, la eliminación resultó en una reacción pública y una caída exponencial en anunciantes e ingresos. Otros acontecimientos, incluyendo la reducción drástica por parte de Musk del número de empleados que monitorean los tuits y un aumento en el discurso de odio, también contribuyeron a la dinámica.

El artículo predijo que un paso final, "Paso 4", sería la "desplataforma" de Twitter en sí. Dijo que un Twitter propiedad de Musk enfrentaría el mismo destino que Parler, una plataforma que se presentó como un hogar de "libre expresión" para la derecha. Después de que numerosas llamadas a la violencia el 6 de enero fueran publicadas en Parler, Google y Apple la eliminaron de sus tiendas de aplicaciones por permitir demasiadas publicaciones que promovían violencia, crimen y desinformación.

La historia anónima publicada por Beattie, quien se describe a sí mismo como un "Judío Orgulloso" en su arroba de X, también ataca repetidamente a la Liga Anti-Difamación.

Llamó a la ADL un "peligro" para la propiedad de Musk y dijo que era uno de varios "potentes grupos de activistas de izquierda" que habían "asediado" a Twitter antes de que Musk lo comprara. Afirmó que el CEO de la ADL, Jonathan Greenblatt, "sometió a Twitter" diciéndole a la plataforma: "Juega a la pelota, o prepárate para ser puesto en liga con los nazis".

El artículo expresó simpatía por los medios de comunicación controlados por el gobierno ruso, Russia Today y Sputnik, diciendo que habían sido injustamente "cancelados" después de que Rusia invadió Ucrania. Musk terminó el uso de etiquetas de "medios patrocinados por el estado" en Twitter este año, eliminándola de las cuentas de Russia Today, Sputnik y muchas otras organizaciones estatales. El cambio, al parecer, llevó a la editora de RT, Margarita Simonyan, a enviar una nota de agradecimiento a Musk.

Este es el plan secreto que siguió Elon Musk para "quebrar" a Twitter. (Imagen: archivo)

La presentación de ideas de Beattie que parecían ser adoptadas por Musk continuó después de que su sitio web publicara el artículo anónimo de abril de 2022. Al día siguiente de la adquisición oficial de Musk en octubre de 2022, Beattie apareció en el podcast de Bannon, el estratega jefe de la Casa Blanca de Trump, y pidió que Musk hiciera públicos los correos electrónicos internos de la dirección de Twitter.

Un mes después, Musk lanzó los "Twitter Files" - una liberación parcial de correos electrónicos internos por parte de empleados de Twitter curados por escritores afines a Musk.

La pelea contra la ADL

La carrera política de Beattie parecía haber terminado cuando fue despedido de su papel en la Casa Blanca como redactor de discursos para Trump en 2018. Su remoción ocurrió después de que CNN revelara que había hablado en un panel junto a Peter Brimelow, el fundador del sitio web nacionalista blanco VDare.

Beattie trabajó para el jefe de redacción de discursos de la Casa Blanca, Vince Haley, y el asesor de Trump, Stephen Miller. En 2019, fue contratado como redactor de discursos por el representante republicano de Florida Matt Gaetz. Y la administración de Trump lo volvió a contratar poco después de que Trump perdiera las elecciones de 2020, nombrándolo para una comisión que preservaba los memoriales del Holocausto en el extranjero.

La contratación provocó la ira de la ADL y Greenblatt, quienes instaron a la administración a rescindirla. La administración de Biden obligó a Beattie a renunciar a la comisión en enero de 2022. Él tuiteó que el despido fue "mejor que un Pulitzer".

Beattie ha continuado dirigiendo revolver.news, y ha aparecido en programas de derecha acusando al FBI de incitar el asalto al Capitolio el 6 de enero. Musk, mientras tanto, ha seguido culpando a la ADL por los ingresos decrecientes de X.

El 4 de septiembre, Musk amenazó con demandar a la ADL, alegando, sin proporcionar evidencia, que los ingresos publicitarios de EE. UU. están "bajando un 60%, principalmente debido a la presión sobre los anunciantes por parte de @ADL". La misma semana, la etiqueta #BanTheADL, impulsada en parte por nacionalistas blancos, fue tendencia en Twitter, y Musk tuiteó que la "ADL ha intentado con muchas ganas estrangular a X/Twitter".

El mismo día, Musk culpó a la ADL de causar antisemitismo. "¡La ADL, porque son tan agresivos en sus demandas de prohibir cuentas de redes sociales por incluso infracciones menores, son irónicamente los mayores generadores de antisemitismo en esta plataforma!"

Cuatro días después, Musk publicó un meme con la leyenda "Omite el Anti. Solo Liga de Difamación. Es más limpio".

El texto de abril de 2022 dirigido a Musk que incluía el artículo de Beattie concluye con algunas sugerencias finales: dejar que "el propio jefe", presumiblemente una referencia a Trump, regrese a Twitter. (Musk eventualmente permitió que Trump regresara, pero ha tuiteado raramente desde su reinstalación.) Luego, el texto señala que Musk debería contratar a un ejecutivo "astuto/cultural" para trabajar en "la aplicación de normas".

Temas relacionados
Más noticias de Twitter